La Diputación recibe a las opas para modificar las Normas Urbanísticas

El objetivo es adaptar las normas para beneficiar la actividad económica vinculada con el sector agroganadero y la industria agroalimentaria

FuenteRedacción

La Diputación de Salamanca ha acogido una reunión con los representantes de las organizaciones agrarias y los colegios profesionales de Salamanca para fijar los criterios en la modificación de las Normas Urbanísticas de la provincia, de cara a su adaptación a los nuevos parámetros y favorecer así el asentamiento de nuevas instalaciones agrícolas, ganaderas y de aquellas relacionadas con la industria agroalimentaria en la provincia.

Los diputados de Asistencia a Municipios, Antonio Luis Sánchez y de Agricultura y Ganadería, Román Hernández, participaron en esta reunión junto a Mariano Olea por Asaja; Jesús Navarro, de Coag; Carlos José Sánchez, de UPA; Carlos Delgado, por el Colegio de Ingenieros Agrónomos y Santiago Criado por el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales, además del redactor del proyecto de normas, Juan Carlos Navarro.

Según pusieron de manifiesto los diputados provinciales, las anteriores Normas, que datan del año 1984, se estaban quedando obsoletas y era necesario llevar a cabo una adaptación de las mismas a la nueva realidad del sector y de la propia evolución de los municipios.

En este sentido, el proyecto contempla la modificación de parámetros importantes que facilitarán nueva inversión y el asentamiento de nuevas industrias en el mundo rural, a la vez que afectarán a todos aquellos municipios que no cuenten con normas urbanísticas propias, es decir, a dos terceras partes de los municipios de la provincia.

Entre los parámetros que se mejorarán, según se expuso en la reunión, se encuentran los referentes a la altura máxima de las naves, cuestiones relacionadas con la parcela mínima o la ocupación, y los retranqueos.

Los siguientes pasos que se llevarán a cabo van encaminados a la redacción de un proyecto definitivo que se presentará a la Junta de Castilla y León para su aprobación. Además, se requiere un sometimiento de evaluación ambiental, estimándose que el proceso completo tenga una duración mínima de tres meses.

Esta modificación es complementaria a la futura redacción de unas nuevas normas subsidiarias provinciales de acuerdo con el convenio que se firmó sobre este fin con la Junta de Castilla y León. Se trata de aspectos cuya modificación es urgente y por ese motivo se decidió por parte de la Diputación de Salamanca comenzar con el proceso para adaptarlas a los nuevos parámetros y favorecer así el asentamiento de nuevas instalaciones agrícolas, ganaderas y de la industria agroalimentaria.

No hay comentarios