«La implantación de la bioeconomía en CyL supondría 10.000 empleos en 2030»

Así lo ha asegurado este lunes la consejera de Agricultura MIlagros Marcos durante un acto en Salamanca

FuenteEuropa Press
La consejera de Agricultura, Milagros Marcos
loading...

El impulso y la implantación de la bioeconomía en Castilla y León supondría unos 10.000 nuevos puestos de trabajo en el año 2030, de los que el 80 por ciento estaría vinculado al medio rural de la Comunidad, así lo ha señalado la consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, quien ha destacado también que su uso permitiría 774 millones de euros más al año en actividad económica.

Estas previsiones, según las palabras Milagros Marcos, son las que contempla un simulador de la Unión Europea en el caso de hacer frente al «gran reto» de implantar este sistema de bioeconomía en Castilla y León.

Precisamente, de este objetivo de «orientar» la actividad del campo hacia esa bioeconomía es de lo que ha hablado en su visita a Salamanca, para participar en un foro organizado en el Hotel Tryp Montalvo por El Norte de Castilla.

En su intervención previa con los medios de comunicación, ha explicado que la bioeconomía es «una de las iniciativas que más futuro puede generar en el sector primario» y que consiste en aprovechar los recursos del entorno, adaptar los mecanismos a este uso de productos endógenos, reducir costes, mejorar la producción e «impactar menos» en el medio ambiente.

Como ejemplo, ha explicado que la adaptación del vacuno de carne equivaldría a aumentar la rentabilidad del sector en un 20 por ciento y conseguir 117 millones de euros más al año de actividad económica.

Para conseguirlo, tal y como ha detallado, el proceso pasaría por incrementar el número de cebaderos, cultivar proteínas endógenas que posibilitasen reducir las importaciones de este producto y hacer uso un mayor uso nuevas tecnologías en, por ejemplo, el control remoto de las temperaturas de las naves o la dosificación de alimento para el ganado.

Se trata, según sus palabras, de «utilizar» lo que tiene el campo, «reaprovechar» los residuos de una determinada actividad para otro posible uso y buscar así una «economía circular» para las explotaciones de Castilla y León.

No hay comentarios