Los veterinarios de los mataderos, a la huelga

Así lo ha decretado la Unión Sindical de Castilla y León entre los días 5 y 11 de febrero como medida de presión para que la Administración les reconozca como personal sanitario de Sacyl con sus derechos y obligaciones

FuenteJavier A. Muñiz
Dirigentes de USCAL

La Unión Sindical de veterinarios de Castilla y León ha convocado un paro de veterinarios fijado entre el 5 y el 11 de febrero para reivindicar que la Junta de Castilla y León les considere a todos los efectos como personal sanitario de Sacyl. Según han anunciado a través de su secretario general, Manuel Martínez, están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias tras haber agotado la vía negociadora con la Administración y haber resultado infructuosas otras medidas de presión como paros parciales y movilizaciones.

De esta manera, los 37 veterinarios de los 20 mataderos que han Salamanca harán una huelga que comprenderá las 24 horas del día. En este sentido, Martínez ha querido pedir disculpas a los empresarios porque “no tienen culpa de nada”, pero no ven otra opción para que se reconozcan sus derechos en una provincia como Salamanca en la que se sacrifican 2.7 millones de animales al años.

En este sentido, pretenden que haya equiparación entre el personal sanitario, dando igual que esté en la parte preventiva o en la parte curativa del Sacyl. Y es que sostienen que su labor pertenece de igual modo al sistema sanitario de la Junta de Castilla y León y que, por lo tanto, se debe cumplir con ellos la Ley de la Función Pública en cuando a sus condiciones laborales. Además, piden estabilidad en todo el colectivo y que los equipos se adecuen a las necesidades de cada matadero.

Se trata de un tema que viene de lejos ya que, según han explicado, en el año 2017 ya se quisieron introducir una seria de enmiendas a los presupuestos regionales de acuerdo con PP, PSOE y Ciudadanos. Finalmente, se decidió no incluirlas, a petición de los populares, para ponerse manos a la obra en la elaboración de una Proposición No de Ley que no ha llegado. Por otro lado, han acudido a la justicia y no descartan ejercer nuevas medidas de presión.

No hay comentarios