La normativa española de bienestar animal, «completa y en plena aplicación»

La directora general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Esperanza Orellana, asiste al Foro Gaceta

FuenteEuropa Press
La directora general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Esperanza Orellana./ Europa Press

La directora general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Esperanza Orellana, ha asegurado que la normativa española de bienestar animal es «enormemente completa» y que actualmente se encuentra «en plena aplicación».

Según sus palabras, en su visita a Salamanca para participar en el Foro Gaceta, la ley se ciñe a la aplicación de la norma europea, que es «la más exigente del mundo», y para su cumplimiento hay inspecciones y hay ayudas «ligadas» a que así sea, como la Política Agrícola Común.

Sobre ello, Orellana ha reseñado que el sector ganadero tiene interiorizado «la necesidad de convivir con esta exigencia de los ciudadanos, que es perfectamente razonable» y ha apuntado que hay que asumirlo «no como un coste, sino como una inversión», pues si los profesionales «no se ajustan a ello» el ciudadano «probablemente dejaría de consumir» ese producto.

En cuanto a incidencias e incumplimientos, la directora general ha insistido en que casos «aislados» pueden encontrarse pero que «un caso aislado no puede poner en tela de juicio el trabajo de los profesionales».

Asimismo, ha lamentado la «leyenda negra» de que los españoles son «menos respetuosos que otros países del entorno» en la aplicación del bienestar animal, pues «en el ámbito agrícola y ganadero es perfectamente equiparable».

Como ejemplo de que el grado de cumplimiento es similar, o que puede estar «incluso por encima», ha recordado que España fue «uno de los países que primero reguló, en 2013, la normativa que prohibía alojar las cerdas en jaulas» y que lo hizo antes que otros estados miembro como Alemania.

En cuanto a «asignaturas pendientes», Esperanza Orellana ha reconocido que las tasas españolas de abandono de animales están por encima de la media europea, aunque ha reseñado que no son muy superiores y que se trabaja para reducirlas.

No hay comentarios