Los incendios mantienen su protagonismo en Castilla y León

Las provincias víctimas de los últimos incendios han sido Burgos, León, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora

FuenteBeatriz Ferrón Huerga
Brigadistas ante un incendio forestal
loading...

Intensos días de trabajo para los trabajadores del operativo en la lucha de incendios de Castilla y León. En las últimas horas, se han producido ocho incendios forestales, de los cuales cuatro continúan activos, pero controlados y el resto ya se han dado por extinguidos, según ha informado la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en su último informe.

En concreto, los fuegos se han repartido por toda la geografía castellanoleonesa salvo en las provincias de Ávila, Palencia y Soria donde, por el momento, no tienen que lamentar los efectos de las llamas. Mientras tanto las provincias de Burgos, León, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora han sufrido las consecuencias de las mismas.

En Burgos, el fuego se ha originado ayer al medio día por labores agrícolas y ha afectado al término municipal de Cortes donde se han tenido que trasladar dos técnicos, tres agentes medioambientales, una bulldozer, tres autobombas, dos cuadrillas de tierra y dos dotaciones de Bomberos. En estos momentos, el incendio continúa controlado y en nivel de peligrosidad 0, aunque durante la tarde de ayer se había declarado nivel 1. La zona calcinada asciende a 5,80 hectáreas de masa arbórea y 11,14 de terreno agrícola.

En la provincia leonesa, el fuego intencionado en Villapadierna, en Cubilla de Rueda, continúa controlado y en nivel 0. Según ha señalado la Junta, el operativo desplegado en la zona para dar por extinguido el incendio está constituido por seis agentes medioambientales, una bulldozer, cuatro autobombas, cuatro cuadrillas de tierra y dos nocturnas.

En la provincia de Salamanca se han producido dos incendios, uno en Horcajo de Montemayor y el otro entre Fresno y Alhandiga. El primero, se ha originado a las 05:46 horas de forma intencionada, pero ha sido controlado sobre las 07:50 horas por un equipo de extinción formado por una agente, dos autobombas, una cuadrilla de tierra y una cuadrilla nocturna. Mientras el segundo fuego, en Fresno-Alhandiga, el fuego se ha dado por extinguido en la pasada tarde sobre las 20:30 horas y ha arrasado 4,25 hectáreas de matorrales y zonas de pasto.

Pero los incendios también han vuelto a salpicar a la provincia segoviana, concretamente, a Otero de Herreros donde en la tarde de ayer (16:25 horas) ha surgido un fuego y ya extinguido que ha afectado a una pequeña zona de pasto. En este incendio, han tenido que trabajar un agente medioambiental, una autobomba y una cuadrilla de tierra.

La provincia vallisoletana también ha sufrido las consecuencias de las llamas porque ha sido víctima de tres incendios, uno en Medina de Rioseco, otro en Bocos de Duero y, el último, en Mota del Marqués. Todos ellos ya extinguidos, aunque el más acusado ha sido el de Mota ya que ha calcinado una superficie de cereal de 72 hectáreas.

Por último, la provincia de Zamora tampoco se ha librado del fuego. Hermisende vuelve a sufrir las consecuencias de las llamas con un incendio activo, pero controlado desde las 21 horas de la tarde de ayer y que ha requerido la intervención de medios lusos, según la información de la Consejería.

No hay comentarios

Dejar respuesta