La Junta destina 12,9M€ para mantener el transporte rural de viajeros en Burgos, León, Salamanca, Segovia y Valladolid

Estas ayudas permiten compensar el déficit de explotación del transporte público de viajeros por carretera

FuenteE. P.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente destinará 12,9 millones de euros a una convocatoria de subvenciones cuyo objetivo es compensar el déficit de explotación del transporte público de viajeros por carretera previsto para el año 2019 en Castilla y León.

Según publica el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) en su edición de este martes, 10 de diciembre, estas ayudas permiten mantener el servicio de transporte en el medio rural y afianzar el transporte metropolitano de las provincias de Burgos, León, Salamanca, Segovia y Valladolid.

Los beneficiarios de las subvenciones pertenecen al sector empresarial del transporte público de viajeros en la Comunidad, «estructurado de forma muy irregular», reconocen desde la Consejería de Fomento que recuerda al respecto que predomina la pequeña empresa y el empresario individual, sin excluir a las medianas empresas.

«Esta medida se configura como una herramienta esencial en el mantenimiento del tejido empresarial y el nivel de empleo afectando a 110 empresas y unos 3.000 empleos directos vinculados al sector del transporte regular de uso general interurbano de Castilla y León», argumenta la Consejería de Fomento en esta convocatoria de ayudas.

En la actualidad, el sistema concesional de los servicios de transporte público «en todo o en parte deficitario» que se presta en Castilla y León, contempla 148 concesiones o contratos de titularidad de la Administración Autonómica (VACL), 77 autorizaciones administrativas Especiales (AECL), 13 taxis rurales con reiteración de calendario y horario (TR) y 30 concesiones o contratos de titularidad del Estado, con tráficos autonómicos.

La situación de las líneas regulares de viajeros que prestan servicios en la Comunidad presenta unos resultados de explotación negativos y en su inmensa mayoría son servicios deficitarios que atienden «multitud de tráficos rurales» que conectan localidades de escasa población con los principales núcleos urbanos.

«Su carácter de servicio público implica que el objetivo primordial sea garantizar el derecho a la movilidad de los ciudadanos», han defendido desde la Consejería de Fomento para recordar que a través de esta convocatoria de ayudas se garantiza la «adecuada sostenibilidad económico-financiera» del sistema de transporte público de su titularidad.

En concreto y según sus datos, el índice de ocupación media en cómputo anual de este tipo de transporte no llega a cubrir los costes de explotación y de un total de aproximadamente de 1.700.000 expediciones anuales, el 90 por ciento son deficitarias. En los últimos cinco años ha realizado un «importante esfuerzo financiero» al destinar cerca de 62,5 millones de euros a las ayudas anuales a los servicios de transporte público de viajeros deficitarios.

Según han recordado las mismas fuentes, la Administración autonómica trabaja desde hace tiempo en la adopción de medidas para favorecer y garantizar unas condiciones de movilidad «seguras y sostenibles» como «servicio básico y fundamental» para el acceso a otros muchos servicios como la educación, sanidad, cultura, o el ocio, «mejorando la calidad del transporte que reciben las personas que residen en la Comunidad, especialmente en el medio rural, y armonizando dichas medidas a las características sociales, territoriales, económicas y ambientales de Castilla y León».

No hay comentarios

Dejar respuesta