La Audiencia Nacional investigará si Fridman provocó la caída de Dia

Provisionalmente, según el Supremo, "se perfila" la comisión de un delito de maquinaciones para alterar el precio de las cosas

FuenteEuropa Press
loading...

La Audiencia Nacional investigará si el magnate ruso Mikhaíl Fridman generó situaciones de bloqueo y de tensión que habrían provocado que las acciones en Bolsa de Dia cayeran para poder adquirir la cadena de supermercados posteriormente, causando así un perjuicio a todos los accionistas y «a la economía nacional».

Así lo dice la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo en un auto en el que ha dirimido si es la Audiencia Nacional o un juzgado ordinario de Madrid el que debe investigar finalmente la denuncia presentada contra Fridman por la presunta comisión de un delito de maquinación para alterar el precio de las cosas o incluso el de uso de la información privilegiada.

Fridman está siendo investigado en el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional por su presunta responsabilidad en las «maniobras» empresariales que llevaron a la quiebra a la mercantil española Zed WorldWide, y adquirirla por 20 millones de euros, un precio muy por debajo al de mercado.

Para el alto tribunal, «dado el tenor de la denuncia presentada y siempre desde el análisis provisional que el momento exige», es la Audiencia Nacional, y no los juzgados de Madrid, el que debe estudiar los hechos denunciados relativos a la adquisición de la cadena de supermercados por la presunta comisión de un delito de maquinación para alterar el precio de las cosas.

Según explica el auto, del que ha sido ponente la magistrada Ana Ferrer, el «comportamiento» de Fridman «se proyecta como altamente lesivo no sólo para el conjunto de accionistas minoritarios de Dia, sino también para sus trabajadores y proveedores de la citada mercantil». Asimismo, afirma que «podría cuestionarse que se haya producido o pueda producir grave repercusión en la seguridad del tráfico mercantil o en la economía nacional, lo que no sería descartable».

La denuncia anónima asegura que Fridman y la empresa LetterOne Investen Holdings, máxima accionista de Dia, mantuvieron una «elevada tensión financiera con el objeto de lograr la baja cotización de las acciones, hasta lograr la compra de la compañía». Para ello, se habría hecho uso de «físicas y jurídicas de diversas nacionalidades», algo que «acrecienta la complejidad de las labores de investigación», según indica un informe policial.

No hay comentarios

Dejar respuesta