Un fuego demasiado vivo

Personal fijo discontinuo del operativo contra incendios se ha concentrado ante la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en la mañana de este miércoles por los bajos sueldos, una eventualidad que supera el 70%

FuenteAlvar Salvador
Imagen de la concentración. Fotografía: FeSP UGTCyL

Es un fuego que continúa demasiado vivo como se ha podido comprobar en la mañana de hoy y frente a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ubicada en la calle Rigoberto Cortejoso de Valladolid, donde el personal fijo discontinuo del operativo contra incendios, entre 350-400 personas, se ha concentrado para reclamar una  mejora de sus condiciones laborales.

UGT ha convocado esta concentración que se ha desarrollado desde las 12.00 horas que tiene como fin mejorar las condiciones de los cerca de 740 trabajadores  de este sector en Castilla y León.

“Pedimos que  la Junta, la Consejería de Medio Ambiente, dé una vuelta a la situación de estos fijos discontinuos. Estamos viviendo una época de cambio climático. Los fuegos son cada vez más peligrosos e intensos. Lo que no podemos, ante un problema del Siglo XXI es tener respuestas del siglo XX”, ha asegurado Tomás Pérez Urueña, secretario general de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT.

En la concentración se ha puesto de relieve la situación de precariedad que sufre el sector con bajos sueldos, una eventualidad que supera el 70% con contratos de apenas 3 meses de duración y 12 años sin convocar una oposición para consolidar plazas.

Soluciones

“Se han hecho contratos de 3, 6 y 9 meses a los trabajadores y las cuadrillas públcas se han quedado vacías por lo que hay un abandono del mundo rural que ha hecho que la mayoría de los bosques, que antes se limpiaban, ahora no. Se contratan a empresas por concurso, que van a la baja, y contratan a gente de fuera, sobre todo búlgaros y rumanos, que vienen, trabajan y se van sin fijar población”, ha añadido el Pérez Urueña.

Para el secretario general de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT la solución pasa por lograr que “la Junta dé esa labor a gente que trabaja tres meses en verano ofreciéndoles otros tres meses” con el fin de “lograr fijar población” al ser “trabajadores del medio rural”, lo que contribuiría “a que no exista un abandono tan grande en los pueblos en lugar de dárselo a las empresas”.

Ley del Fuego

“Otra cuestión es que todavía no se ha hecho la Ley del fuego después de muchas peticiones. Pedimos que se haga y que se reconozca la figura del Bombero Forestal”, ha asegurado Tomás Pérez Urueña.

Los trabajadores fijos discontinuos del operativo contra incendios se han concentrado para exigir estas modificaciones que les ayuden a mejorar su situación laboral para apagar un fuego que sigue, a día de hoy, muy vivo.

No hay comentarios

Dejar respuesta