Oposición del Foro de Familia a una ley LGTBI en Castilla y León

Una ley que garantizará el principio de igualdad de trato y de no discriminación por razón de orientación sexual

FuenteEuropa Pres

El Foro de la Familia ha exigido a la Junta de Castilla y León que analice los resultados de la consulta previa a la ley de diversidad sexual ante el «no rotundo» que ha expresado la ciudadanía ante una norma que considera «innecesaria y discriminatoria».

El Foro, en un comunicado recogido por Europa Press, se ha expresado así tras el cierre este miércoles de la consulta previa al procedimiento para la elaboración de una Ley para garantizar el principio de igualdad de trato y de no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género en la Comunidad de Castilla y León que había abierto la Junta.

«Exigimos a la Junta de Castilla y León que analice los resultados de la consulta previa para la tramitación de la Ley LGTBI regional y que escuche el clarísimo rechazo que esta norma, innecesaria y discriminatoria, genera en la sociedad», ha asegurado el presidente del Foro, Ignacio García-Juliá.

El colectivo ha asegurado que sus alegaciones, con casi 2.000 votos, han sido la opción más secundada por los castellanoleoneses y de las 527 sugerencias presentadas, más de 15.000 votos se han pronunciado en contra.

«Entre las apenas 20 a favor, no llegaban a los 1.500 votos, y muchas de ellas pedían ignorar la consulta y sacar adelante la ley escrita previamente por el lobby LGTBI, lo que sería un grave fraude democrático», ha afirmado.

«No abrumador»

El presidente del Foro de la Familia ha destacado «el no rotundo y abrumador» que ha recibido la consulta para la tramitación de la ley, dado que «a última hora, más del 95 por ciento de las sugerencias y de los votos expresaban el rechazo a la aprobación de una norma de estas características».

El Foro de la Familia ha explicado que la mayoría de votos en contra se expresaban en la misma línea que ellos, con razones como que la ley «es innecesaria», al estar ya recogidas con agravante de odio en el ordenamiento jurídico las amenazas, insultos o agresiones por orientación sexual; «es discriminadora», al establecer privilegios para una parte de la población por su orientación sexual y provocará inseguridad jurídica y un aumento de la litigiosidad en los tribunales de la región.

Asimismo, García-Juliá se ha mostrado dispuesto a debatir con quién lo requiera para analizar «en serio y a fondo» el contenido de la ley. «Tenemos la sensación de que se ha perdido una gran oportunidad de un debate público real, porque los partidarios de la ley se han limitado a reclamar que se apruebe una Ley LGTBI tipo y a espaldas de los ciudadanos», ha añadido.

El presidente del Foro ha destacado que el colectivo al que representa «condena» cualquier tipo de «atentado contra la dignidad de las personas» y apuesta «por el respeto y el diálogo».

«Quien cometa delito, deberá responder por ello, sin que sea necesario desarrollar este tipo de leyes totalitarias y cuyo funcionamiento en las comunidades autónomas en las que se han aprobado normas similares ha demostrado que choca a menudo con derechos fundamentales y con la Constitución Española»», ha añadido.

Por eso, el Foro ha exigido a la Junta de Castilla y León que «analice» los resultados de la consulta previa para la tramitación de la ley y que escuche «el clarísimo rechazo que esta norma, innecesaria y discriminatoria, genera en la sociedad».

No hay comentarios

Dejar respuesta