Medio millón de desplazamientos en las carreteras de la Comunidad

Tráfico arranca la II Operación especial de verano

FuenteEuropa Press
Imagen: Policía Valladolid

Tráfico pone en marcha la II Operación especial del verano en la que se prevé cerca de medio millón de desplazamientos entre hoy y mañana y en la que se va a comenzar a denunciar a aquellos conductores que infrinjan la normativa de tráfico y de seguridad vial y sean captados por drones.

Durante estos dos días coincidirán en carretera aquellos que comienzan las vacaciones, con aquellos que las finalizan. Además aumentará la afluencia de vehículos magrebíes hacia los puestos fronterizos de sus países de origen en la llamada Operación Paso del Estrecho, señalan desde la Delegación del Gobierno a través de un comunicado remitido a Europa Press.

A pesar de que el 1 de agosto, sigue siendo la fecha de comienzo de vacaciones para miles de ciudadanos, la tendencia de los últimos años ha sido la de fragmentarlas y disfrutarlas en periodos más cortos. Por este motivo y durante todo el verano, la Dirección General de Tráfico continuará poniendo en marcha dispositivos especiales de regulación y vigilancia del tráfico durante todos los fines de semana del verano, para atender así a las necesidades de los conductores.

Las carreteras en Castilla y León con mayor intensidad de tráfico en esta operación son la AP-1, AP-6, A-1, A-52, A-66 N-620 y N-630, explican desde la Delegación.

Por provincias, en Ávila se prevén 50.000 desplazamientos, en Burgos 66.000; en León 55.000; en Palencia y Salamanca 44.000; en Segovia 51.000; en Soria 27.000; en Valladolid 72.000 y en Zamora 33.000.

Coincidiendo con la puesta en marcha de la operación, la Dirección General de Tráfico va a comenzar a denunciar a partir del 1 de agosto a aquellos conductores que infrinjan la normativa de tráfico y de seguridad vial y sean captados por drones.

Prioritariamente, los drones están destinados a la vigilancia del tráfico en aquellos tramos donde el riesgo de accidentabilidad es mayor; en las carreteras donde hay un mayor tránsito de usuarios vulnerables, en particular de ciclistas, motociclistas y peatones y a la supervisión de distracciones durante la conducción.

También se utilizan para la monitorización y apoyo a la regulación en operaciones y eventos especiales en los que se concentra un elevado número de movimientos en carretera; a misiones ordinarias de regulación complementarias a las desarrolladas por los helicópteros y a apoyar en situaciones de emergencia que por su gravedad afecten de manera notable a la circulación y seguridad de los usuarios de la vía.

Como ya anunció el director general de tráfico, Pere Navarro, el Organismo está dotándose de estas aeronaves pilotadas por control remoto para realizar misiones de vigilancia y regulación aérea del tráfico.

Actualmente el organismo cuenta con once drones, tres de ellos certificados por el Centro Español de Metrología (CEM) que son los que van a comenzar a denunciar y los ocho restantes seguirán utilizándose para la regulación y gestión del tráfico. Además, está en proceso de licitación la adquisición de otras 20 unidades que una vez suministradas y certificadas se incorporarán a las labores de vigilancia y control del tráfico.

La infracción captada por drones podrá ser notificada en el acto por un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil o ser tramitada por los Jefes Provinciales de Tráfico, que tienen potestad sancionadora. Todas ellas, dispondrán del fotograma correspondiente con la evidencia de la infracción cometida por el conductor.

Campaña de velocidad

Además, la DGT llevará a cabo en agosto una campaña de vigilancia y control de la velocidad. Durante una semana (del 12 al 18 de agosto) los agentes vigilarán que los conductores circulan a la velocidad que establece la vía, prestando especial atención a las carreteras convencionales, que son las vías donde se produce el mayor número de accidentes y de fallecidos.

La campaña también coincide con uno de los puentes que mayor número de desplazamientos se producen por las carreteras. A los desplazamientos del inicio y final del puente se suman multitud de recorridos cortos, a localidades cercanas al lugar de residencia y la mayoría de ellos realizadas por vías convencionales, carreteras que por su propio trazado (curvas, cambios de rasantes, cruces al mismo nivel, adelantamientos, entre otros) implican una conducción diferente a la realizada en autovías y autopistas, concluye el comunicado.

No hay comentarios

Dejar respuesta