Castilla y León se alza con el liderato en turismo rural

En junio, el número de viajeros ha crecido hasta los 79.203, un incremento del 4% respecto a 2018

FuenteEuropa Press
Fotografía: Europa Press.

Castilla y León mantiene el primer puesto como destino preferido en los alojamientos de turismo rural con un total de 145.908 pernoctaciones en junio, lo que supone el 2,12 por ciento más que en el mismo mes del año anterior, por debajo del aumento nacional que registró un 7,14 por ciento más, según la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos emitida por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Europa Press.

En el citado mes 79.203 viajeros pasaron por los alojamientos de turismo rural existentes en Castilla y León (4 por ciento más en comparación con junio de 2018) de los que 69.415 eran residentes en España y 9.787 en el extranjero.

Según la misma Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, la estancia media en los establecimientos rurales de Castilla y León a lo largo del mes de junio fue de 1,84 días, de nuevo por debajo de la media nacional (2,39 días).

Respecto al número de alojamientos abiertos en Castilla y León en junio ascendió a 3.619 (17.819 en España), con 32.427 plazas estimadas (174.642en todo el país) y el personal empleado ascendió a 4.884 (27.156 en el país).

De este modo, Castilla y León se mantiene en la comunidad que más personas emplea en turismo rural, seguida por Andalucía (3.675), Baleares (2.926) y Cataluña (2.747).

Por su parte, el grado de ocupación en los establecimientos rurales de la Región fue del 14,97 por ciento por plazas (19,95 en el resto de España), 35,10 por ciento en cuanto a las plazas en fin de semana (35,88 por ciento como media nacional) mientras que por habitaciones la ocupación se situó en el 18,35 por ciento, frente al 24,74 del resto del país.

Cinco provincias entre las quince con más pernoctaciones 

Entre las quince provincias con un mayor número de pernoctaciones en establecimientos rurales durante el mes de junio se encuentran Ávila (26.036 pernoctaciones y sexto puesto en el ranking); Segovia (22.326 pernoctaciones y octavo puesto); León (20.031 pernoctaciones y noveno puesto); Burgos (19.507 pernoctaciones y décimo puesto); y Salamanca (13.830 pernoctaciones y puesto catorce).

La estancia media en estas seis provincias fue de 2,03; 2,05; 1,50; 1,72 y 1,80 días, respectivamente. En cuanto al número de viajeros, los establecimientos rurales de estas provincias recibieron a 12.814 en Ávila, 10.887 en Segovia, 13.331 en León, 11.371 en Burgos y 8.203 en Salamanca.

En Ávila había abiertos en junio de 2019 un total de 766 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 6.180 y 896 personas empleadas mientras que Segovia contaba con 436 establecimientos de turismo rural abiertos con capacidad de 4.116 plazas y 615 puestos de trabajo creados.

Por su parte, en León había abiertos en el mes de junio un total de 469 establecimientos rurales con 3.924 de plazas y 748 empleado, , mientras que en Burgos había 426 establecimientos abiertos, con 4.149 plazas y 500 trabajadores empleados.

Finalmente, en Salamanca había abiertos 530 establecimientos rurales con 4.221 plazas y 690 personas empleadas.

Por procedencia, Madrid fue la comunidad que aportó más viajeros a la comunidad castellanoleonesa en junio (46,06 por ciento), seguida de Castilla y León (18,25 por ciento) y País Vasco (7,74 por ciento).

Las viajeros españoles que más pernoctaron en los alojamientos de turismo rural de Castilla y León durante el mes de junio también fueron los madrileños (46,85 por ciento), seguidos de los castellanoleoneses (17,69 por ciento) y de los vascos (7,66 por ciento).

Por su parte, los precios de los alojamientos de turismo rural aumentaron un 2,74 por ciento en junio, hasta un índice del 137,31 (146,17 en España), frente a un incremento del 1,75 por ciento en el resto del país.

No hay comentarios

Dejar respuesta