La Universidad Isabel I constituye su Comité de Ética de la Investigación

Este órgano evaluará los aspectos éticos, metodológicos y jurídicos de las actividades que impliquen experimentación animal, intervenciones en seres humanos, utilización de muestras biológicas de origen animal-humano y la utilización de datos personales

FuenteRedacción
Fotografía: Isabel I

La Universidad Isabel I ha constituido hoy su Comité de Ética de la Investigación (CEI), un órgano que evaluará los aspectos éticos, metodológicos y jurídicos de las investigaciones que desarrolle la institución académica y que impliquen experimentación animal, intervenciones en seres humanos, utilización de muestras biológicas de origen animal-humano y la utilización de datos de carácter personal.

La Isabel I pone en marcha el CEI para proporcionar una respuesta ágil y efectiva a sus necesidades respecto de la investigación científica, con el objetivo de proteger los derechos fundamentales de las personas, el bienestar de los animales y el medio ambiente, y respetar los principios y compromisos bioéticos asumidos por la comunidad científica y por las normas de la Universidad.

El Comité de Ética de la Isabel I está formado por Francisco Javier Martín del Burgo, presidente del Consejo Científico Asesor de la Universidad; Joaquín Fernández de Valderrama Benavides, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Burgos; José Manuel López Gómez, director de la Real Academia Burgense de Historia y Bellas Artes “Institución Fernán González”; Marta Velasco Sánchez, asesora externa de la Isabel I en protección de datos; y Francisco de la Torre Olid, secretario general de la institución académica.

La Universidad continúa trabajando para fortalecer su estrategia en el ámbito de la investigación, un contexto en el que se enmarca la aprobación del Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Investigación que ha tenido lugar en 2019. Esta normativa impulsa el fomento y la práctica de la investigación básica y aplicada, así como la formación de investigadores.

El Reglamento diseñado por la Isabel I pretende estructurar su actividad investigadora a través de la Comisión de Investigación, un órgano capaz de elaborar y proponer acciones para impulsar y coordinar esta área. De este modo, se optimizan recursos, se aumenta la calidad de los trabajos desarrollados y se impulsan los proyectos en los que participe la Universidad.

No hay comentarios