Preocupación por el importante estancamiento del consumo alimentario en los hogares españoles

FuenteEuropa Press
Tortilla de patatas y morcilla.

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha advertido de un importante estancamiento del consumo alimentario en los hogares españoles a través del informe del consumo alimentario en España de 2018.

Unión de Uniones afirma que el consumo en los hogares continúa su tendencia al estancamiento como en los últimos cuatro años, resaltando que, pese a que el gasto económico en el hogar aumentó un 1,6% respecto a 2017, el volumen de los alimentos comprados descendió un 0,2%.

Según la organización, los hogares españoles están dando menos prioridad a algunos alimentos ricos en proteínas y fundamentales en la dieta mediterránea como la carne fresca de vacuno, que disminuyó su consumo en un 5,2%, el ovino y caprino, con caídas del 8,5% y el conejo, que disminuyó un 16,3%.

Unión de Uniones destaca que estos descensos no se han producido en carnes transformadas, sino que estas han aumentado su consumo, lo que ha provocado su crecimiento tanto en volumen (1,9%), como en valor (2,4%).

La organización señala que las exportaciones pueden mitigar en cierta medida la crisis de estos sectores, pero puede verse «agravada notablemente en los próximos años como consecuencia del acuerdo para el sector agropecuario con Mercosur».

El aceite de oliva aumenta su consumo

Los datos del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación muestran que el descenso de consumo no se da en todos los alimentos principales de la dieta mediterránea. El aceite de oliva virgen extra, por ejemplo, ha mostrado un aumento positivo del 7,2%, incrementando el conjunto del consumo de aceite de oliva en casi un 4%.

Unión de Uniones achaca estos cambios al descenso de los precios, así como a un mayor conocimiento e información por parte de los consumidores de los beneficios y bondades del aove que han de ser aún reforzados.

No hay comentarios