Los colectivos LGTBi trasladan su preocupación por el aumento de agresiones homófobas

El de Castilla y León ha trasladado a la Delegada del Gobierno, Mercedes Martín, este problema

FuenteEuropa Press
Imagen: Europa Press

Colectivos LGTBi de Castilla y León han trasladado este miércoles a la delegada del Gobierno, Mercedes Martín, su preocupación por el aumento en toda España de agresiones homófobas, al tiempo que han reclamado más formación específica para los profesionales que las atienden, como puedan ser los policías y guardias civiles.

Así lo han destacado en la reunión con Martín, en la que han relacionado este incremento de casos con algunos discursos políticos «homófobos» y «poco responsables», como ha lamentado la portavoz de Fundación Triángulo Castilla y León, Yolanda Moreno.

Moreno ha apostado por «trabajar en sensibilizar» en materia de diversidad de sexual a fin de dar prioridad a la prevención sobre la respuesta a posibles casos de agresiones homófobas.

Por su parte, la representante de la asociación de transexuales ATC Rainbow, Lunara Santamaría, ha aseverado que las declaraciones de algunos políticos «parecen venir de hace 45 años», con «una burrada mayor cada día» que «atenta» contra la libertad del colectivo LGTBi y que, a su juicio, «en 2019 debería estar penado» por suponer una «apología del odio».

En este sentido, Santamaría ha asegurado que desde la pasada campaña de la organización HazteOir sobre la identidad de género «se han incrementado los casos de bullying en los colegios».

Ley de diversidad sexual

La portavoz de ATC Rainbow ha aprovechado para pedir que las nuevas Cortes de Castilla y León «resuciten» la iniciativa para una Ley de Diversidad Sexual que en su día «el PP bloqueó alegando que se estaba preparando una similar a nivel nacional» sin que ninguna de las dos haya visto la luz, tras lo que ha defendido que ambas serían compatibles, como ocurre en otras comunidades autónomas.

La delegada del Gobierno ha expresado su apoyo a las reivindicaciones del colectivo LGTBi para «la convivencia, la tolerancia, la diversidad, la diversidad, la igualdad y la dignidad de todas las personas», al tiempo que ha coincidido con estas organizaciones en que «no se pueden permitir delitos de odio».

En este sentido, ha rechazado los «discursos peligrosos» que retrotraen «a tiempos pasados», frente a lo cual ha apostado por «seguir avanzado» en derechos y ha asumido tanto la declaración institucional aprobada el pasado viernes en el Consejo de Ministros como la petición de los colectivos LGTBi de mejorar la formación para la atención.

No hay comentarios