Máxima de 42º y noches en vela

FuenteEuropa Press

La ola de calor ha comenzado con fuerza este miércoles, con temperaturas que superaban los 30 grados centígrados (ºC) en Arenas de Mar (Barcelona) a las 9.00 horas y que a las 11.00 horas alcanzaba ya los 36,1ºC.

Estos valores aumentarán a lo largo del día y en torno a las 12.00 horas ya superan los 30ºC ciudades como Toledo, Ciudad Real, Guadalajara, Calamocha y Daroca (Zaragoza), según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En cuanto a las mínimas, este miércoles fue muy alta en el aeropuerto del Prat, con 24ºC, y 23,5ºC en Lérida.

La ola de calor se debe a la llegada de una masa de aire tropical continental, que llega a la Península tras un extenso recorrido por el norte de África y se caracteriza por ser muy cálida, muy seca y con polvo en suspensión. Todo ello, junto con la fuerte insolación propia de estas fechas, dará lugar a un largo periodo en el que se alcanzarán valores significativamente altos en gran parte de la Península y Baleares.

El portavoz de la AEMET, Fernando García, ha señalado a Europa Press que vendrán «días duros» de calor, ya que la previsión se mantiene al menos hasta el lunes y ha confirmado que se superarán los 40ºC «de forma más generalizada y persistente» en el valle del Ebro y toda la zona que lo rodea, es decir en Navarra, Aragón, La Rioja, este de Burgos, Lérida y Tarragona.

Además, ha explicado que el motivo por el que hará más calor en esta zona que en el sur –tradicionalmente más cálido en verano– se debe a que el eje de la dorsal anticiclónica está situado sobre Francia, más cerca del Ebro que de Andalucía, y porque el aire procedente de África se va recalentando en su recorrido por la Península. Asimismo, tras ascender el sistema Ibérico desciende a continuación con más carga de calor. Es decir que está más cálido en Aragón que en Andalucía, donde aún no ha acumulado tanto calor.

Asimismo, ha destacado que aún es «pronto» pero parece que aumenta la probabilidad de que los avisos naranjas, de riesgo importante, para Navarra, Logroño, Zaragoza y otras provincias del noreste peninsular se convertirán en avisos rojos, lo que significa riesgo extremo, ya que se superarán el viernes los 42ºC en la zona.

García ha añadido que además de en el valle del Ebro se superarán los 42ºC en las cuencas altas, medias y las cabeceras de los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir. «Es pronto para saber qué valores se podrán alcanzar», ha admitido el portavoz que cree que si no se baten récords de temperaturas se andará «muy cerca».

Noches en vela

Por otro lado, ha incidido en las temperaturas mínimas, que se quedarán por encima de 20ºC en el centro, meseta sur, Levante y valle del Ebro e incluso ha insistido en que en algunas de esas zonas no bajarán de 25ºC, unos valores propios de las noches tropicales que «dificultan el descanso nocturno».

En definitiva, estima que el pico de temperaturas se alcanzará el viernes y que el sábado y domingo se mantendrán sin cambios salvo en el País Vasco, que el domingo podrían descender entre 4 y 5 grados centígrados y se quedarán en el entorno de los 25 o 26ºC, como en Galicia y Asturias.

De momento, este martes ya se alcanzaron 38ºC en Villarobledo; 38,3 en Valdemar (Lérida), 37ºC en Toledo; 36ºC en Zaragoza, 35ºC en Lérida y 34ºC en Teruel.

En cuanto a precipitaciones, el portavoz ha indicado que no lloverá en el conjunto de España menos en el norte de Canarias y quizá pueda haber alguna tormenta en Galicia, Asturias y Cantabria.

En general, desde este miércoles se superarán los 35ºC en gran parte del interior de la Península y Baleares y podrán superar los 40ºC en áreas del centro, del interior de la mitad sur y del cuadrante nordeste. En zonas litorales, debido a la influencia marítima, las
temperaturas no alcanzarán valores tan altos.

Por el contrario, Canarias, Ceuta y Melilla, así como probablemente Galicia, Asturias y Cantabria, no se verán afectadas por esta situación y tendrán temperaturas veraniegas pero más suaves.

Finalmente, el portavoz de la AEMET ha advertido que aunque parece que la ola terminará el lunes «aún no se puede descartar que puedan prolongarse algunos días más, al menos en algunas zonas».

No hay comentarios