El precio del divorcio: esto es lo que cuesta una ruptura

Además del peaje emocional que implica un procedimiento así, hay que tener claro lo que supone en tiempo y dinero poner fin a un matrimonio

FuenteRedacción
loading...

Cuando se va a afrontar una ruptura matrimonial hay muchas emociones que se deben poner en la balanza. Es un momento crucial en la vida, una decisión muy importante en la que el factor económico, a pesar de todo, también tiene que ser valorado.

Con el divorcio se pone fin al matrimonio. Se trata de un trámite que puede ser solucionado por vía del acuerdo, o de manera judicial. Y este es uno de los puntos que más van a determinar el coste total del procedimiento, junto con la dificultad para redactar un convenio regulador (especialmente si hay hijos en común, ya que en este texto se redactan todas las reglas que van a aceptarse en la ruptura) y el régimen económico acordado entre las partes.

Según un estudio elaborado por Easyoffer sobre el precio del divorcio, este puedes oscilar entre los 200 euros y los 3.000 euros, cifras aproximadas, ya que también influye el jurista que se vaya a encargar del asunto y los honorarios que, en base a su experiencia, trayectoria y conocimiento, establezca. Así como la ciudad donde se tramite.

Los divorcios más económicos son los ‘express’, es decir, aquellos de mutuo acuerdo donde ambos cónyuges comulguen en el reparto económico, pensiones, custodia de los menores si los hubiera, y uso de la vivienda. Además, para que se dé esta circunstancia tienen que haber pasado al menos tres meses desde haberse celebrado el matrimonio.

El divorcio express puede darse por vía judicial, donde hay que ir representado por procurador y abogado (que puede compartirse por ambas partes), o ante notario mediante escritura pública (solo en los casos donde no hay hijos menores en común). El precio de este tipo de divorcio ronda entre los 400 y 1.500 euros en el primer caso, o entre 200 y 500 euros en el segundo.

Divorcio contencioso: a evitar si es posible

Cuando la relación está enquistada y el divorcio no avanza con acuerdo, el procedimiento se complica de una manera muy importante no solo en lo económico, que también, sino en el peaje emocional para adultos y menores.

Centrados en el presupuesto, un divorcio contencioso, en el que es un juez el que se encarga de dictaminar todos los detalles del convenio regulador, dispara los costes.

En primer lugar, la pareja no podrá compartir abogado por razones obvias. En segundo, se trata de un procedimiento que se dilata mucho más en el tiempo que un divorcio de mutuo acuerdo hasta el punto de que pueden pasar años hasta que la Justicia decida. Y, además, el precio de la ruptura será mayor cuantos más elementos discordantes existan entre los ex cónyuges.

Por lo tanto, con carácter general, un abogado de familia para llevar un divorcio contencioso tendrá un precio de, mínimo, en torno a 1.200 euros. Y la horquilla lo lleva hasta los 3.000 euros, lo que no quita que excepcionalmente este procedimiento pueda dispararse varios miles de euros más según las circunstancias personales de cada caso.

No hay comentarios