‘Miguel’ pasará rápidamente para dar paso a un fin de semana agradable

La Aemet anuncia para la próxima semana bajada de temperaturas y precipitaciones en el norte peninsular

FuenteEuropa Press

La borrasca profunda ‘Miguel’ pasará rápidamente este viernes por el Cantábrico y a primeras horas de esta tarde se situará sobre la Bretaña francesa, de modo que sus efectos dejarán de notarse en España y el sábado se ubicará en el Mar del norte, lo que dejará un fin de semana estable y de temperaturas en ascenso en España, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha señalado que las rachas más intensas de ‘Miguel’ se registraron en el litoral norte de Galicia, donde en la noche del jueves hubo una racha de 129 kilómetros por hora en Estaca de Bares, que ha sido la racha más intensa del temporal.

A lo largo del jueves se superaron los 100 kilómetros por hora en la costa gallega y en el macizo galaico y durante la madrugada del viernes hubo alguna racha de más de 90 kilómetros por hora en Cabo Bustos (Asturias). En general, según el portavoz, no se han producido muchas incidencias aunque en el oeste de Galicia se acumularon cantidades importantes de precipitación que superaron los 50 litros por metro cuadrado, como en Noja, con 58 litros por metro cuadrado.

Además, Del Campo ha destacado que este viernes ha llovido 2 litros por metro cuadrado en Madrid, después de más de un mes sin registrar lluvias, así como en puntos de la cornisa cantábrica, Pirineos y la meseta norte y ha indicado que este viernes en el Pirineo navarro se acumulan ya más de 17 litros por metro cuadrado.

Tras el paso de ‘Miguel’, ha explicado que el fin de semana estará marcado por un tiempo “estable, tranquilo” y que subirán las temperaturas, sobre todo el sábado, donde ascenderán entre 3 y 8 grados centígrados (ºC) según las zonas, y especialmente en la zona centro, aunque en las regiones mediterráneas descenderán. Después, a partir del lunes descenderán de forma notable las temperaturas y lloverá en el norte y en el este peninsular.

En cuanto a las lluvias, el portavoz no espera precipitaciones, excepto en el norte de las islas más montañosas de Canarias y las temperaturas más altas se prevén este sábado en Jaén, donde pueden llegar a 33ºC; a unos 30 o 32ºC en en Madrid; unos 28 o 30ºC en Zaragoza y se quedarán algo más frescas en el Cantábrico, ya que en Asturias no llegarán a 20ºC.

De cara al domingo, ha informado de que los termómetros bajarán, sobre todo en el centro mientras que por el contrario subirán en el Mediterráneo. De hecho, ha pronosticado que será un día tranquilo de cielos poco nubosos menos en las comunidades cantábricas y Pirineos donde puede incluso llover e incluso estas precipitaciones podrían ser intensas en la cara norte del Pirineo aragonés y no se descarta alguna lluvia en el entorno del sistema ibérico.

En concreto, el domingo donde más calor hará será en Mallorca, donde podrán alcanzar los 33ºC y en el interior de Comunidad Valenciana y Murcia se pueden rozar los 30ºC, igual que en el valle del Guadalquivir. En el Ebro estarán también cerca de los 30ºC; en Madrid se quedarán en 28ºC; de 25 a 27ºC estarán en la meseta norte y tendrán unos 20ºC en las comunidades cantábricas.

En cuanto a la próxima semana, ha apuntado que comenzará con una llegada intensa de vientos del norte que provocarán un descenso térmico sobre todo en la mitad oriental y en el norte, pero sobre todo en el este, que entre el lunes y martes bajarán de 3 a 5ºC.

Así, espera que tanto el lunes como el martes se intensifiquen las lluvias en las comunidades cantábricas y en Pirineos, donde pueden producirse lluvias fuertes, sobre todo en el Cantábrico oriental, en los Pirineos y estar acompañadas de tormentas. También se podrán extender estas lluvias a otros puntos del norte, a zonas del sistema Ibérico y también podría llover de forma débil en la meseta norte y en las regiones mediterráneas.

La próxima semana las temperaturas bajarán bastante en el este de modo que el lunes y el martes el ambiente estará “más fresco de lo normal para esta época en la mitad norte, donde caerán hasta situarse entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal. De hecho, ha subrayado que el martes solo se alcanzarán los 30ºC en el valle del Guadalquivir y en el interior de la región de Murcia.

Asimismo, en la mitad sur se situarán entre los 27 y los 30ºC pero sin alcanzar ese valor; en la meseta norte se esperan unos 25ºC, aunque en zonas como Burgos o Navarra la máxima prevista será de unos 15ºC frente a los 30ºC del valle del Guadalquivir.

“Son temperaturas frescas para la época, de entre 5 y 10 grados menos de lo normal en la mitad norte; entre 3 y 5ºC en Levante y serán normales en Andalucía”, ha resumido Del Campo que confía en que a partir del miércoles las temperaturas empezarán a subir y que las lluvias seguirán afectando a la mitad norte.

A partir del jueves 14 aumentará bastante la incertidumbre sobre la situación atmosférica y no se descartan precipitaciones en “casi ningún punto” del país, aunque las más probables se prevén en el Cantábrico y Pirineos y las menos probables, en Extremadura, Andalucía occidental y en el sur de Canarias.

No hay comentarios