Formas de reducir el tráfico en las ciudades

FuenteRedacción
Imagen de las cámaras de tráfico en el momento de la retención (Foto:Policía Municipal).

Uno de los problemas más comunes en las ciudades es el tránsito. El caos y el tráfico generado por el gran número de automóviles que invaden las vías y que ocasiona viajes de 2 a 3 horas diarias en promedio de traslado al trabajo o otras actividades va en aumento.

El problema del tráfico global y sus perjuicios son tan amplios que se ha constituido como uno de los problemas que afecta directamente a la sociedad.

Los Ángeles, Moscú y Nueva York son las ciudades del mundo en la que más tiempo se desperdicia en atascos, donde sus conductores pierden cerca 102 horas anuales. Aunque España está lejos de estas cifras, también tiene la misma problemática, que además ocasiona una buena cantidad de estrés y de aire contaminado.  

En Madrid, en hora punta (1-2 horas y media) pueden llegar a circular 21,500 personas por una carretera de tres carriles teniendo en cuenta que en cada vehículo van 1 a 3 personas. Según el informe INRIX Global Traffic Scorecard de 2017, los conductores de Madrid pierden 42 horas anuales en congestiones de tráfico.

Por esta razón, las administraciones locales intentan solucionar el problema mediante estrategias y políticas que buscan reducir el tráfico dentro de la ciudad con proyectos a mediano y largo plazo.  tales como:

 

  • Uso de vehículos adaptados para su uso en ciudad: algunas compañías ofrecen alternativas de vehículos tradicionales que se destacan por su funcionalidad, eficiencia y comodidad para su uso dentro de la ciudad.

 

De acuerdo con SUPERHERRAMIENTAS, se trata de automóviles con medidas reducidas que ocupan poco espacio y se alimentan por baterías eléctricas. Para conducir con seguridad y mantener las ruedas en buenas condiciones se recomienda usar compresores de aire portátiles que son el complemento ideal para este tipo de coches.

 

  • Promocionar el uso de las bicicletas: mediante esta estrategia se pretende reducir la dependencia de los vehículos privados, contribuyendo a la disminución de la contaminación en las ciudades.

 

  • Promocionar el transporte público: el uso de este medio de transporte reduce la densidad del tráfico debido a que varias personas pueden trasladarse en uno solo.

 

 

Además, mediante la gestión ordenada con rutas diseñadas para los puntos con mayor demanda permite optimizar el uso controlado del transporte público en la ciudad.

 

  • Uso de las motocicletas: el uso de vehículos de menor tamaño como las motocicletas, capaces de recorrer grandes distancias suponen una alternativa de solución importante para reducir el problema del tráfico en las grandes ciudades.

 

  • Compartir el auto: actualmente existen aplicaciones de servicios donde se puede compartir el medio de transporte y reducir el número de vehículos que se trasladan todos los días. Además de ahorrar en costos de movilidad, por lo que puede ser muy conveniente porque son cómodos.  
  • Car-sharing: consiste en alquilar por horas un coche dentro de las ciudades. Permite gran flexibilidad a los usuarios y una gestión eficaz del tráfico.  

 

  • No promover áreas grandes destinadas a un solo uso: una de las causas más frecuentes por las que existe saturación de las vías de acceso a la ciudad es por la ocupación de grandes áreas de territorio para el mismo uso.

 

El diseño de las áreas deben buscar la diversificación de usos para optimizar el espacio de manera racional y de esa forma evitar que ciertas zonas se colapsen. Evitar hacer uso desmedido de los vehículos: los ciudadanos usan sus vehículos privados porque necesitan trasladarse a un lugar alejado al que no se puede acceder de otra forma. Sin embargo, hay quienes conducen en distancias muy cortas donde no necesariamente se necesita usar el vehículo.

No hay comentarios