Paro en la Administración General de la Junta ante una situación “caótica”

El paro será de dos horas este viernes

FuenteEuropa Press
Imagen: Europa Press

El sindicato Comisiones Obreras ha convocado un paro de dos horas a los 20.000 trabajadores de la Administración General de la Junta de Castilla y León este viernes, 10 de mayo, ante una situación “caótica” y de “emergencia” ante la falta de personal y los problemas para prestar los servicios públicos a los ciudadanos y los incumplimientos de los acuerdos para la recuperación de derechos del personal funcionario y laboral.

Así lo han asegurado el secretario de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de Comisiones en Castilla y León, Carlos Julio López Inclán; el coordinador del Sector Autonómico de la Federación, Ernesto Angulo; y el secretario de Acción Sindical de la misma, Juan Carlos Cáceres, quienes han ofrecido una rueda de prensa para explicar los motivos de la convocatoria.

En concreto, se ha convocado este viernes un paro regional de dos horas, de 13.00 a 15.00 horas, con concentraciones que se desarrollarán entre las 13.30 y las 14.30 horas frente a las nueve delegaciones territoriales de la Junta en las capitales de provincia.

Los responsables sindicales han indicado como principales motivos el incumplimiento de los acuerdos con la Junta para recuperar derechos, de los plazos y contenidos de los mismos y una falta de profesionalidad en las decisiones de la Dirección General de Función Pública que ha llevado a la judicialización de muchas de sus decisiones, lo que ha supuesto el “hartazgo” de los trabajadores, que han visto “cercenadas” sus expectativas en muchos casos y una falta de personal que hace que la situación sea “caótica”, cercana a la “emergencia”, a la hora de prestar servicios a los ciudadanos.

El paro se convoca ahora por las circunstancias de la negociación que llevan a cabo los sindicatos –los demás no se han sumado a la convocatoria– y, aunque la fecha no llega determinada por la campaña, que se inicia el mismo viernes, sí pretende ser un mensaje tanto para quienes gobiernan ahora, que el sindicato considera que aún pueden tomar decisiones, como a quienes puedan salir en los próximos comicios.

Carlos Julio López Inclán ha concretado que uno de los motivos por los que se convoca este paro es un balance “claramente insuficiente” del cumplimiento de los acuerdos de 2015 para recuperar los derechos perdidos con la crisis a pesar de que los sindicatos, en una actitud “responsable”, renunciaron a otros. Además, ha señalado que el camino para tratar de conseguir lo recogido en estos acuerdos ha sido “un camino bastante disperso, dificultoso”.

Carrera profesional 

Así, ha recordado que no se han recuperado las 35 horas, se ha incumplido la puesta en marcha de una carrera profesional “horizontal”, que está “en el alero”, y no están “ni medianamente seguros” de que se vaya a poner en marcha.

A este respecto, ha señalado que la reforma que se acaba de aprobar en las Cortes no recoge tres condiciones que consideraban imprescindibles como la convocatoria extraordinaria de 2019 que posibilitara que accediesen a primer grado trabajadores con cinco años de antigüedad; la revisión de las cantidades que se contemplan, que son de 2009 y que deberían subir un 14 por ciento (el IPC); y aspectos que tienen que ver con la discrecionalidad en la concesión de los grados, entre otras cosas.

Asimismo, ha incidido en que la relación de puestos de trabajo (RPT) también estaba dentro del acuerdo y al final el resultado ha sido “completamente insatisfactorio” y quieren que se le dé la “vuelta” en muchos aspectos y más aún en casos concretos en los que existe una alta precariedad como en la Gerencia de Servicios Sociales.

De la misma forma, López Inclán ha censurado que durante la negociación la Junta ha incumplido “sistemáticamente” los plazos y los contenidos de estos acuerdos y ha señalado que cuando tenían que tener listo el catálogo de puestos tipo –cuya reversión piden– y las RPT era en 2016 y aún no sólo no son definitivas, sino que son “lesivas” y se han sometido a “gran tensión” en el ámbito judicial por las decisiones tomadas por la Junta.

Esto se debe, según el responsable de la Federación, a una “falta de profesionalidad” de la Dirección General de Función Pública que ha hecho que muchos acuerdos y negociaciones estén en los tribunales, en algunos casos a la espera de sentencia y en otros con medidas revocadas.

Carlos Julio López ha explicado que se ha decidido convocar la huelga no sólo por la defensa de los intereses legítimos de los trabajadores sino por el “hartazgo” de estos, que en muchos casos han visto “cercenadas” las expectativas con el concurso abierto y permanente, con las RPT o con cuestiones como las que se deberían de haber puesto en marcha en lo que se refiere al personal de lucha contra incendios, cuya ampliación de tiempo de contratación se iba a ampliar por acuerdo en 2018 y tampoco se ha hecho.

Falta de personal

Todos estos incumplimientos, ha añadido, suponen no sólo cuestiones laborales sino también dificultades para prestar servicios que todos los ciudadanos quieren que se presten “con garantías”.

Concretamente ha apuntado que ha habido retrasos en la convocatoria de las ofertas públicas de empleo, falta personal, y aún no hay garantías de cuándo se convocarán muchas especialidades de la oferta de 2018, de la de 2017 hay un 51 por ciento sin convocar, y aún se desconocen contenidos y no se ha publicado la de 2019, pero de forma paralela continúan las jubilaciones, que serán más de 1.200 en la Administración General entre 2018 y 2019 (entre 2010 y 2018 se han producido 4.000 jubilaciones).

En concreto, según los datos del sindicato, más de un 35 por ciento de las plazas de personal funcionario en la Comunidad están vacantes y de 15.000 plazas se han ofertado en el concurso de traslados casi 5.000. Del personal laboral hay en vacantes para el concurso unas 3.000 para un número de 15.000 plazas, por lo que al menos el 20 por ciento están vacantes, lo que supone más del doble del objetivo comprometido a nivel estatal de reducción de interinidad al 8 por ciento en 2020.

Ernesto Angulo ha advertido de que esta situación, frente a los mensajes para luchar contra la despoblación que se han lanzado en campaña, la Junta ha hecho lo contrario y ha amortizado 60 puestos de trabajo en zonas periféricas y ultraperiféricas y hay gente que, por ejemplo en Salamanca, se tiene que desplazar a las oficinas comarcales desde la capital para realizar el trabajo.

López Inclán ha criticado que la situación sea similar a la de la crisis, con una escasez de recursos humanos en la Junta y sólo se les convoque, este viernes, para abordar la RPT de fijos-discontinuos de la Fomento y Medio Ambiente en relación al operativo contra incendios, cuando consideran que debería haberse hecho como muy tarde en marzo.

A todo eso se suman otras cuestiones que considera que son “retrocesos” en derechos como la decisión unilateral de la Junta de que la jubilación parcial de personal de la Junta baje de un 50 a un 25 por ciento de la jornada, algo que quieren recuperar.

No hay comentarios