Nuevos monumentos entran en la lista roja de Castilla y León

La iglesia de San Pedro Apóstol de Paones de Soria sale de la misma

FuenteEuropa Press

La asociación Hispania Nostra ha incluido en las últimas semanas en su Lista Roja del Patrimonio dos monumentos palentinos, las esclusas 31 y 32 del Canal de Castilla y la ermita de la Virgen del Amparo, en Villavega de Aguilar, por «su estado de abandono y ruina».

A la vez, ha sacado del mismo listado a la iglesia de San Pedro Apóstol de Paones (Soria), según ha informado Hispania Nostra en un comunicado recogido por Europa Press.

En la iglesia de San Pedro de Paonese se ha recuperado tras obras de consolidación y restauración integral. La intervención se ha llevado a cabo en una serie de fases que se iniciaron con trabajos de desescombro y limpieza interior y culminaron con la total consolidación del bien.

Recientemente, la Junta de Castilla y León ha finalizado los trabajos con una inversión de 206.600 euros en una iglesia tiene una cabecera románica que data de finales del siglo XII, mientras que el resto del templo fue reformado posteriormente y con añadidos de los siglos XVII y XVIII.

Por otro lado, han entrado en la Lista Roja del Patrimonio la fábrica de harinas-central hidroeléctrica de las esclusas 31 y 32 del Canal de Castilla, que fue construida bajo la dirección del ingeniero Juan de Homar hacia el año 1803.

Las esclusas se encuentra en estado de semirruina al solo mantenerse en pie la parte central de la cubierta del edificio. En sus dos laterales solo se conservan sus fachadas, creciendo la vegetación en su interior y apreciándose alguna zona caídas de aguas, así como maderos que en un día fueron parte de la estructura del edificio.

Hispania Nostra ha explicado, además, de que en uno de sus accesos laterales carece de puerta, y tanto en la zona del transformador eléctrico exterior como en las piedras que forman parte de las esclusas ubicados junto a esta edificación se observa la existencia de pintadas.

Asimismo, se ha incluido la ermita de la Virgen del Amparo, que se cree que fue edificada en el siglo XII aunque fue objeto de posteriores remodelaciones hasta el siglo XVII. En este templo ya no hay culto y la imagen principal se ha trasladado a la iglesia de Villavega de Aguilar.

En la actualidad, según Hispania Nostra, la ermita se ha convertido en un almacén «y su deterioro continúa» con goteras en la cubierta, se ha hundido parcialmente la sacristía y se han desprendido las molduras del alero de la cabecera, además de que la bóveda «se encuentra en muy mal estado».

Compartir
Artículo anteriorEl último pleno ordinario del Ayuntamiento de Valladolid, en imágenes
Artículo siguienteUna locura que no cesa
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios