El número de parados desciende en 3.674 personas en abril

El paro registrado en la Comunidad cayó un 6,76 por ciento en comparación con el año anterior, más que la media española (5,17 por ciento)

FuenteEuropa Press
Foto: Luis Martín Cuesta

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León cayó en 3.674 personas en abril, con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad se mantiene por debajo de la barrera de los 150.000 y se sitúa, en concreto, en 145.093, según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social recogidos por Europa Press.

En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en abril registró un descenso del 2,47 por ciento respecto a marzo (en el resto de España el paro cayó un 2.81 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país bajó en 91.518 hasta situarse en un total de 3,16 millones).

En comparación con abril de 2018, el paro registrado en Castilla y León bajó un 6,76 por ciento (10.523 desempleados menos) mientras que en España bajó un 5,17 por ciento, el equivalente a 172.302 parados menos.

El paro cayó en abril en comparación con marzo en todas las provincias con especial incidencia en Soria, con un -4,18 por ciento (156 parados menos) seguida de Burgos (-3,16 por ciento, 600 parados menos); Salamanca (-3,08 por ciento, 720 desempleados menos); Palencia (-2,98 por ciento, 276 parados menos); Segovia (-2,89 por ciento, 205 parados menos), Zamora (-2,20 por ciento y 263 parados menos) y León (-2,12 por ciento y 659 parados menos).

El resto de las provincias se quedaron por debajo del -2,00 por ciento: Ávila y Valladolid (-1,89 por ciento y -212 y -583 parados en cada caso).

En comparación con abril de 2018 el paro bajó en también en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en este caso en Zamora (-8,68 por ciento y 1.113 parados menos) seguida de Palencia (-8,11 por ciento y 794 parados menos); Ávila (-7,79 por ciento y 954 parados menos), Salamanca (-7,69 por ciento y 1.889 desempleados menos) y Valladolid (-7,51 por ciento y 2.519 parados menos).

Por debajo de la media regional (-6,76 por ciento) se sitúan Segovia (-6,67 por ciento y -493 parados); León (-5,30 por ciento, -1.706 parados); Soria (-4,76 por ciento y 179 desempleados menos) y Burgos (-4,55 por ciento, -876 parados).

Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (145.093) se reparte del siguiente modo: Ávila, 11.296; Burgos, 18.384; León, 30.497; Palencia, 9.001; Salamanca, 22.685; Segovia, 6.900; Soria, 3.580; Valladolid, 31.039, y Zamora, 11.711.

POR SECTORES Y SEXOS

Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en abril cayó en servicios (-3.306), industria (-201), construcción (-115) y agricultura (-54) y subió sólo ligeramente en el colectivo de sin empleo anterior (2).

En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 13.469 son extranjeros, -5,19 por ciento menos que en 2018) se distribuye por sectores del siguiente modo: 97.788 en el sector servicios; 14.351 en el colectivo de sin empleo anterior; 13.391 en industria; 10.855 en construcción y 8.708 en agricultura.

En cuanto a la situación por sexos, el paro en Castilla y León se reparte entre 84.211 mujeres y 60.882 hombres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 6.434 frente a 5.805.

Evolución de la contratación

Mientras tanto, la contratación subió en Castilla y León en el mes de abril, cuando se firmaron 72.731 contratos, un 6,72 por ciento más que en el mes anterior (4.586 más en términos absolutos), frente a un aumento nacional del 3,24 por ciento. Castilla y León registró el séptimo mayor incremento de la contratación del país que cayó en cuatro comunidades y en Ceuta y en Melilla.

Sin embargo, en términos interanuales la contratación cayó un 0,59 por ciento en Castilla y León (428 contratos menos), frente a un descenso en este caso del 0,42 por ciento de la media nacional, y registra el segundo menor descenso de la contratación del país que aumentó en ocho regiones.

Por provincias, la contratación aumentó en todas salvo en Segovia (-3,48 por ciento, -204), lideradas por Soria (20,27 por ciento y 495 contratos más), seguida de Palencia (15,30 por ciento y 1.016); León (9,93 por ciento y 975); Burgos (7,96 por ciento y 790); Zamora (5,84 por ciento y 234); Ávila (5,35 por ciento y 226); Salamanca (4,70 por ciento y 389) y Valladolid (3,92 por ciento y 665).

En comparación con abril de 2018 la contratación subió en Palencia (11,11 por ciento y 766 nuevos contratos), en Ávila (4,66 por ciento, 198 nuevos contratos); en Soria (2,26 por ciento, 65 contratos más) y en Valladolid (1,33 por ciento, 232 contratos más) y cayó en el resto: Segovia (-7,15 por ciento; -435); Salamanca (-4,84 por ciento; -440); León (-4,24 por ciento; -478); Zamora (-2,46 por ciento, -107) y Burgos (-2,09 por ciento, -229).

Finalmente, la contratación indefinida cayó en el último mes con respecto a marzo en Castilla y León un 4,05 ciento (260 contratos menos) hasta alcanzar la cifra de 6.165 contratos indefinidos. En España la contratación indefinida con respecto al mes anterior cayó un 2,69 por ciento.

Por provincias, subió en Valladolid (6,71 por ciento), Palencia (2,82) y en Segovia (1,60) y cayó en el resto con especial incidencia en Zamora (-26,70), seguida de Salamanca (-14,84), Soria (-9,70), León (-6,97), Burgos (-3,12) y Ávila (-1,58).

En términos anuales, el número de contratos indefinidos realizados en Castilla y León bajó un 14,99 por ciento (1.087 contratos indefinidos menos). En este caso, en España la contratación indefinida con respecto al año anterior descendió un 7,75 por ciento.

En este caso baja en todas: Burgos (-33,54 por ciento, -439); Ávila (-22,64 por ciento, 91 contratos menos); Palencia (-12,64 por ciento; 58 contratos menos); Segovia (-11,35 por ciento; -57); Valladolid (-9,76 por ciento; -184); León (-9,71 por ciento, -119); Zamora (-9,06 por ciento; -29) y Salamanca (-4,35 por ciento; -35);

No hay comentarios