Martín: «gobernar es repoblar» e insta a actuar ante la deriva demográfica

Mercedes Martín ha señalado que el Gobierno que salga en Castilla y León tiene que buscar el reequilibrio entre población y territorio

FuenteEuropa Press
Mercedes Martín./ Europa Press
loading...

La nueva delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha defendido que «gobernar es repoblar» por lo que ha llamado a las administraciones a «actuar con urgencia» para revertir la actual deriva demográfica de los pueblos y de las ciudades por tratarse de una situación que conduce «al abismo«.

«Es absolutamente perentorio corregir la brecha rural», ha reivindicado la delegada del Gobierno en Castilla y León quien, tras reconocer que el problema está instalado en el conjunto del territorio español, ha considerado que ha llegado el momento de poner el foco en la disfunción estructural que está desvertebrando una España con 6.800 municipios (el 84 por ciento del total) que tienen menos de 5.000 habitantes.

«Por supuesto que la dosis de medicina que necesita Castilla y León debe aplicarse con carácter de urgencia y en grandes cantidades. Y debe ser, además, una prioridad absoluta, una cuestión de Estado», ha reclamado Martín en su primer discurso como delegada del Gobierno en el que ha reivindicado «las mismas oportunidades» para todos los ciudadanos con independencia del lugar en el que vivan.

Para ello, ha explicado, cualquier acción de Gobierno que se lleve a cabo en Castilla y León tiene que buscar el reequilibrio entre población y territorio. «No me resigno a que la situación de muchos de nuestros pueblos sea irreversible y comprometo todo mi esfuerzo para intentar luchar contra esta tormenta perfecta que ha esquilmado en el último medio siglo lo más valioso de nuestra tierra: sus gentes», ha aseverado al respecto.

Martín ha reivindicado el valor del capital humano de Castilla y León, una tierra «cargada de futuro» con unos recursos agrícolas y ganaderas, forestales, culturales o patrimoniales que ha pedido explotar mejor con la «decidida cooperación» de todas las instituciones y la «implicación directa» de todos los habitantes.

«Tenemos que dar, una vez más, lo mejor de nosotros mismos», ha pedido la delegada del Gobierno que ha dedicado también parte de su discurso a clamar contra la violencia de género para lo que ha pedido «especial diligencia» de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para proteger a estas víctimas y la implicación de la ciudadanía como «parte activa» de la solución a un problema que degrada como personas.

Martín ha advertido a este respecto de que una sociedad que se considera «moderna y avanzada» no puede tolerar la desigualdad que discrimina a la mitad de la población por razones de sexo y, «mucho menos«, ha continuado, asumir que por estas mismas razones se produzcan agresiones psicológicas o físicas e, incluso, «viles asesinatos amparados en un atávico sentimiento de posesión que nos retrotrae, en la evolución humana, a los albores de nuestra especie».

La política abulense ha admitido que su toma de posesión como delegada del Gobierno en Castilla y León ha supuesto uno de los actos más emotivos de los que ha vivido en su vida profesional y ha reconocido el «honor» y el «privilegio» que supone desempeñar este cargo que llevará a cabo con un «sentido del compromiso» entendido como necesidad de afrontar los problemas de los ciudadanos de Castilla y León.

«La acción no brota de la imaginación ni del pensamiento del estado óptimo de las cosas, surge de la disposición a afrontar la responsabilidad que a cada cual le corresponde por mor de las circunstancias», ha admitido Martín consciente de la proximidad de las elecciones generales del 28 de abril de las que saldrá el nuevo Gobierno de la nación por lo que se ha fijado como «principal reto» para este mes garantizar que la maquinaria electoral «funcione a la perfección«.

Martín se ha comprometido también a que los problemas de la ciudadanía se aborden «con toda la inmediatez posible» para que nadie se vea perjudicado por la falta de acción a la que pudiera invitar la incertidumbre del momento electoral.

En este punto, ha parafraseado a Antonio Machado para recordar que vivir el hoy sin preocuparse de cuándo llegará mañana no implica, en el ejercicio serio y sereno de la actividad institucional, que no haya perspectiva de futuro. «La hay, y en la línea coincidente de la acción política, cual es la búsqueda del bienestar de los hombres y mujeres de Castilla y León, estará el horizonte hacia el que camine todo el tiempo en el que esté al frente de esta Delegación», ha garantizado Martín que ha tenido palabras de cariño y de agradecimiento a su antecesora en el cargo, Virgina Barcones, para el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, y para toda su familia.

Martín ha destacado por último la labor de los funcionarios, de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de un Ejército «moderno y perfectamente preparado para servir a la sociedad» y, parafresando también a Santa Teresa de Jesús, ha recordado que el que no sirve para servir, no sirve para vivir.

«Procure siempre inclinarse no a lo más fácil, sino a lo más dificultoso. No a lo que es descanso, sino a lo trabajoso», ha concluido la nueva delegada del Gobierno en Castilla y León que ha tomado palabras del abulense San Juan de la Cruz.

No hay comentarios