Un invierno atípico que destaca sobre los últimos 68 años

Según los datos de la Aemet en Castilla y León, el trimestre ha sido muy cálido y seco con una temperatura superior a 1,2 grados por encima de su promedio

FuenteEuropa Press
Fotografía de archivo

El invierno en Castilla y León ha sido el tercero más seco de los últimos 68 años, unos meses en los que las temperaturas han sido más cálidas de lo normal, según han destacado la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el delegado territorial de la Aemet en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez, quienes han presentado los datos de balance del invierno que ahora concluye.

En concreto, según los datos aportados, el trimestre ha sido en general cálido o muy cálido en Castilla y León, con una anomalía positiva en torno a 1,2 grados respecto a su valor promedio. Así, el promedio de las máximas es “extremamente” superior a lo normal siendo el valor más alto para un periodo invernal teniendo en cuenta los registros de los Observatorios de Castilla y León.

Diciembre fue “cálido” o “muy cálido” en la mayor parte de Castilla y León, llegando a ser “extremadamente cálido” en algunas zonas de montaña y en el noreste de Soria, con una temperatura media 1,7 grados por encima de su promedio.

La temperatura más alta se registró el día 9, el día más cálido, en Fresno de Sayago (Zamora) con 21 grados y, aunque el día 17 fue el más frío del mes, fueron los días 30 y 31 los que registraron las mínimas más bajas, con valores en zonas de meseta inferiores a los registrados en zonas altas debido a la presencia de una inversión térmica, con un valor extremo de -8,5 grados en Abioncillo de Calatañazor (Soria) el día 30 y se registraron, de promedio, 12 días de helada.

La temperatura media en enero fue “normal” con carácter global, aunque con diferencias por zonas, pues llegó a ser “cálido” en zonas de León y Palencia, en el Valle del Tiétar y en el Noreste de Soria mientras que en el Noreste de Burgos y en una amplia franja de meseta entre Salamanca y el Sur de Burgos fue “frío”.

La diferencia vino marcada, principalmente, por la presencia y persistencia de la niebla en algunas zonas en la primera quincena del mes. El día más cálido fue el día 24, fecha en la que prácticamente no se registran heladas, y con un valor extremo de 22 grados de máxima en Candeleda (Ávila).

Los días 11 y 18 fueron los más fríos, si bien la mínima más baja se registró el día 6, con -12 grados en Cuéllar (Segovia), en Sardón de Duero (Valladolid) y en Boca de Huérgano (León). Se registraron, de media, 23 días de helada.

No obstante, febrero fue “cálido” o “muy cálido” en toda la Comunidad, con un promedio de temperaturas en torno a 1,8 grados por encima de su valor esperado. No obstante, las temperaturas mínimas se situaron muy próximas a su promedio, por lo que fueron las temperaturas diurnas las responsables del carácter térmico del mes, situándose entre los registros históricos más altos.

En promedio, se trata del segundo mes de febrero con las temperaturas máximas más altas, sólo superado por Febrero de 1961. Salvo los tres primeros días, prácticamente las únicas fechas en las que predominó la componente norte, el resto del mes las temperaturas diurnas se situaron por encima de su valor medio.

Aunque los días 25 y 26 fueron los más cálidos, la temperatura más alta se registró el día 27 en Miranda de Ebro (Burgos), con 24,9 grados.

En la última semana del mes se registraron algunos valores de temperatura máxima que llegaron a ser “efemérides” para el mes de Febrero, destacando los 21,8 grados del día 23 en Soria, y las oscilaciones diurnas llegaron a ser en algunas zonas de hasta los 25 grados, dado que las temperaturas mínimas se mantuvieron en valores en torno a los 0 grados en la mayor parte de la región, con numerosas heladas.

El día más frío fue el día 3 y en la madrugada del día siguiente se alcanza la temperatura mínima más baja, -11,2 grados en Palacios de la Sierra (Burgos). Se registraron, de media, 17 días de helada.

Precipitaciones

La precipitación acumulada en el trimestre diciembre 2018-febrero 2019 es la mitad de su promedio para el treintenio 1981-2010, con un total de 20 días de precipitación apreciable, 4 días de nieve y 14 días de niebla, de media.

El balance en cuanto a los valores acumulados de precipitación deja un periodo de carácter “seco” o “muy seco” en la mayor parte de la Comunidad, pues únicamente en algunas zonas de la Cordillera Cantábrica y en el tercio Noreste de Burgos ha sido “normal”.

Se registraron, de media, 9 días de precipitación apreciable y 10 días de niebla, y se ha llegado incluso a superar los 20 días de niebla en algunas zonas de los Valles de Duero, del Pisuerga y del Bierzo así como en algunas zonas de meseta del Norte de Burgos.

No hay comentarios