Hacia un modelo de vida independiente para todos

El Manual de formación de asistentes personales, presentando hoy por Francisco Sardón y Alicia García, servirá de guía para los profesionales a la hora de atender las necesidades de las personas dependientes que requieran sus servicios

FuenteEuropa Press
El presdiente de Predif, Francisco Sardón, junto a Alicia García, consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades. Fotografía: Europa Press

El ‘Manual de formación de asistentes personales’ ha nacido con los objetivos de ofrecer conocimiento sobre el modelo de vida independiente a los futuros profesionales de la asistencia personal impulsar y consolidar la formación consensuada dentro del grupo de trabajo de asistencia personal del CERMI, y promocionar la asistencia personal para que las personas con discapacidad o en situación de dependencia puedan demandar este servicio.

Así lo ha indicado el presidente de Predif, Francisco Sardón, encargado de presentar el manual junto a la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García.

Sardón ha explicado que Predif ha elegido Castilla y León como primera Comunidad en la que presentar este libro porque reúne varios “hitos” en materia de asistencia personal y, además, es “puntera” en desarrollo de servicios sociales y sistemas de dependencia.

La publicación está basada en las 50 horas de formación consensuadas por el grupo de trabajo de asistencia personal del CERMI, en el que participan entidades el tercer sector de la discapacidad. Una propuesta que ha sido trasladada al grupo de trabajo de la Comisión Delegada del Consejo Territorial para que sea aprobada como la formación que deben tener los asistentes personales en el marco del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

Sin embargo, Sardón ha destacado que el aspecto “diferenciador y nuclear” de esta prestación es que el grueso de la formación tiene que darla el propio beneficiario del servicio a su asistente personal, con base en sus necesidades y preferencias.

“No por tener el mismo tipo de discapacidad se tienen el mismo tipo de necesidades”, ha apuntado el presidente de Predif, pues se trata de un “apoyo personal y subjetivo”. En definitiva, ha resumido, “la asistencia personal sirve para que las personas con dependencia puedan desarrollarse de acuerdo a sus anhelos y su proyecto de vida”.

Con todo, el manual sirve como “herramienta conceptual” y guía para los profesionales a la hora de atender las necesidades de las personas dependientes que requieran sus servicios, a fin de salvar el “vacío” que supone la falta de una regulación estatal que unifique la formación.

Así, el contenido del manual aborda cuestiones como los fundamentos de Vida Independiente; los aspectos legales, éticos y jurídicos de la asistencia personal; la figura del asistente personal; introducción a los productos de apoyo y herramientas para la prevención de riesgos laborales; la interacción social; habilidades sociales y comunicación; la empatía; la relación profesional y, por último, los primeros auxilios.

Asimismo, Sardón ha avanzado que se incorporarán herramientas formativas para que los asistentes personales puedan reconocer e intervenir ante posibles situaciones de violencia de género.

Como complemento al manual se ha puesto también en marcha una web(www.asistenciapersonal.org) que pretende facilitar información sobre cursos, sobre cómo poder trabajar de asistente personal o sobre cómo contratar a un asistente personal. Además, permite descargarse este manual y ofrece opiniones y experiencias tanto de personas que han sido apoyadas por un asistencia personal como de estos propios trabajadores.

LA ASISTENCIA PERSONAL EN CYL

Con respecto a los servicios facilitados por el Servicio Integral de Asistencia Personal (SIAP), el número total en 2018 fue de 95, lo que supone un 55,7 por ciento más que el año anterior (61). De ellos, 22 fueron ofrecidos a través del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), con las prestaciones económicas de asistencia personal (14) y vinculada al servicio (8), un 175 por ciento más que en 2017.

Así, Castilla y León sigue en la segunda posición, detrás de País Vasco, en personas beneficiarias de asistencia personal con 885, a 31 de enero de 2019. A finales de 2015, la cifra de prestaciones de asistencia personal en la Comunidad era de 231, un 0,25 por ciento del total. En 2016, Predif Castilla y León impulsa esta figura como herramienta de vida independiente y gracias a ello y a la colaboración de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, tres años después, las prestaciones han aumentado casi un 268 por ciento.

En cuanto a las nuevas contrataciones de asistentes personales, fueron 64, un 23 por ciento más que en 2017 (52). De estas contrataciones, 29 proceden de programas de empleo desarrollados por Predif Castilla y León con la colaboración de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León y el Fondo Social Europeo, como ‘Itinerarios de Inserción Socio laboral en Asistencia Personal para personas en riesgo de exclusión social’ o ‘Formación y Empleo de Garantía Juvenil’.

No hay comentarios