Félix Soto: “En Castilla y León nos gusta muy poco vendernos”

Entrevistamos a Félix Soto Abeledo, director de AmbiNor, empresa de consultoría medioambiental que opera en Castilla y León. Analizamos su modelo de trabajo, sus proyectos y la situación empresarial en la Comunidad.

FuenteCésar Aldecoa
Félix Soto, director de AmbiNor. Foto: AmbiNor

Nuevo capítulo de la serie de entrevistas a empresas y empresarios de Castilla y León. Hablamos con Félix Soto Abeledo, director de AmbiNor, empresa de consultoría medioambiental que también realiza otros proyectos, siempre en relación con temas relativos con el medio ambiente. Conocemos mejor su empresa, sus modelos de trabajo y su opinión respecto al emprendimiento en la Comunidad.

Pregunta. Para quien no conozca AmbiNor, ¿cuáles son los principales focos de trabajo de su empresa?

Respuesta. AmbiNor es una empresa que se dedica a temas de consultoría, básicamente tratamos de autorizar proyectos de instalaciones industriales, obras públicas, etc. Tanto en Castilla y León como en toda España. Nos definen como una consultora de medio ambiente porque prácticamente todos los permisos que se necesitan para poner en marcha un negocio son de carácter medioambiental. Pero nos dedicamos realmente a promover instalaciones industriales.

También hacemos servicios más cercanos a empresas ya instaladas como auditorias, sistemas de gestión ambiental, huella de carbono, planes de sostenibilidad. Pero el grueso de nuestro negocio está en las instalaciones industriales.

P. ¿Qué papel desempeña AmbiNor en la Comunidad?

R. La mitad de nuestro trabajo está en Castilla y León. Durante la crisis tratamos de salir fuera para mantener el volumen de trabajo. Nuestros grandes clientes son grandes corporaciones, como las energéticas, pero trabajamos en sus proyectos en la región. Tenemos también clientes de empresas de residuos. Hay un sector con el que apenas trabajamos que es el agroalimentario, un ámbito empresarial bastante menos regulado desde el punto de vista del medio ambiente.

P. ¿Qué grado de externalización han logrado actualmente?

R. Hicimos hace unos años una apuesta por salir a Iberoamérica, no fue muy proactiva, nos vinieron a buscar desde el gobierno de Panamá para un proyecto concreto de planificación territorial que ya habíamos hecho en España varias veces. Estaban buscando empresas y nos contactaron, terminamos montando una sucursal en Panamá, pero los cambios de políticas nos hicieron tener esa sede sin movimiento. Pero queremos darle más aire, la percepción que tenemos es que en estos países hay mucho por hacer desde el punto de vista de medio ambiente. Tienen necesidades muy reales, las que teníamos nosotros hace treinta años. Nos motivaría mucho hacer cosas por ahí. Queremos volver a impulsar la sede en Panamá, dando servicio ahí y en Costa Rica.

P. ¿Cuáles son las bases que debe respetar toda empresa a la hora de realizar proyectos con implicaciones medioambientales?

R. En España, la normativa y es suficiente. Trabajamos con aproximadamente unas 800 normas de carácter medioambiental que afectan a las empresas. Con conseguir adaptarse a todo lo que exige esa normativa, tienes mucho recorrido. El concepto de Responsabilidad Social Coorporativa incluye una pata relativa a lo medioambiental. Es otro camino a recorrer cuando ya tienes resuelta la parte normativa, ir más allá en temas voluntarios, depende de la implicación y los recursos de cada empresa, sin un retorno inmediato.

Félix Soto, director de AmbiNor. Foto: AmbiNor

P. ¿Considera que, a nivel general, las empresas de Castilla y León son respetuosas con el medio ambiente?

R. Tienen un grado de implicación muy alto. En Castilla y León nos gusta muy poco vendernos, pero hay un montón de empresas que están compartiendo experiencias porque creen en ello, en sectores como la automoción, en el agroalimentario, en sectores auxiliares. A veces nos olvidamos del sector primario que tiene un montón de políticas que permite hacer cosas voluntarias.

P. ¿Son las empresas de Castilla y León innovadoras con proyectos relacionados con el medio ambiente?

R. Hay modelos de negocios innovadores, pero no demasiado en procesos técnicos. Hay mucho por hacer en modelos de negocio. EXECyL está haciendo un esfuerzo muy importante en este campo. Valladolid está haciendo un esfuerzo en la movilidad, y ese es un aspecto medioambiental fundamental.

P. ¿Cómo funciona su servicio de financiación? ¿Cuáles son los pasos a seguir?

R. Es un producto comercial, no es que financiemos desarrollo de proyectos, sino que en ciertas empresas de la Comunidad, y según sus proyectos, arriesgarnos con sus ideas. Si asumen un riesgo y tienen alguna barrera legal, llegamos a un acuerdo con esa empresa para cobrar el coste, asumiendo que si el proyecto no sale es todo lo que vamos a sacar y si sale adelante, llevarnos una prima. Son proyectos en los que creemos o en los que depositamos confianza.

Hemos lanzado a final de 2016 un proyecto interno de desarrollo empresarial que consiste en invertir una parte del beneficio en proyectos de economía real, en buena parte desarrollados en Castilla y León y con el doble objetivo de tratar de facilitar que otras empresas desarrollen negocios que nos gustan por alguna razón. Tratamos de participar cuando es posible en estos proyectos. El otro objetivo, lógicamente, es obtener un retorno algún día.

P. ¿Cree que los jóvenes tienen oportunidades en Castilla y León?

R. Menos que fuera. Castilla y León no es una región muy industrializada en algunos focos industriales potentes. Quien tiene unas ciertas ambiciones profesionales se va fuera. Cuando nosotros tratamos de captar talento, una de las barreras es tratar de captarlo para Castilla y León y cuando hablas de ir a la sede social a León, salvo que tenga alguna vinculación afectiva, te dicen qué hago en León. El mejor de los casos suele ser Valladolid. Es complicado atraer gente aquí y conservarla. Es una debilidad importante de la región y de muy difícil solución.

P. ¿Cómo valora su relación con EXECyL?

R. Extraordinaria. Llevamos desde los primeros tiempos de EXECyL, es una asociación muy peculiar, en el sentido más positivo. Las empresas que participan todos quieren compartir, no solo van a escuchar. Se va a aprender, a hablar con gente de forma desinteresada y transparente. Compartidos éxitos y fracasos, planteamos dudas y cómo resolverlas, la gente trata de ayudar. No se va a vender, ni es una red de negocios. Compartir conocimientos y experiencias hacia el tema de la excelencia. Tratamos de ser mejores.

En Castilla y León nos vendemos mal y aquí se ve. Hay empresas que hacen las cosas muy bien, con ganas de hacerlas mejor. De recursos humanos nosotros hemos aprendido muchísimo. Estamos aprendiendo un montón de innovación también. Ver a toda esta gente junta, reuniéndose para hablar sin máscaras y sin tapujos, es un lujo. La dirección lo está haciendo muy bien, han captado empresas con ganas de estar. Nos gustaría poder dedicarle más tiempo, pero siempre tratamos de estar en todas las comisiones.


Puedes leer las entrevistas previas en estos enlaces.

EXECyL –  Teresa Cetulio: “EXECyL se encuentra en su mejor momento”

Iberaval – Pedro Pisonero: “El futuro de la Comunidad depende de nosotros”

No hay comentarios