Los problemas de prohibir la caza para Castilla y León

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha advertido este jueves de los problemas que supondrá la prohibición de la caza en la comunidad autónoma con el ejemplo de los efectos en el campo, en los jardines de las ciudades o en la seguridad vial.

De este modo se ha pronunciado la portavoz de la Junta a preguntas de los medios en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno tras conocerse el nuevo auto del TSJCyL que paraliza de forma cautelar la Orden de Caza, como ya vaticinó la pasada semana el propio consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

“No cambia nada la situación de la semana pasada”, ha asegurado la consejera en referencia al anterior auto del TSJCyL que suspendió de forma cautelar el catálogo de especies cinegéticas al que se une ahora el que paraliza la orden de caza con efecto para las actuaciones posteriores a estos fallos ni para las previas.

“No se puede cazar en Castilla y León”, ha asumido la portavoz que ha advertido del perjuicio de esos fallos para la economía de la Comunidad, para actividades como la agricultura y la ganadería e, incluso, para la siniestralidad vial. “En buena lógica, ya lo esperábamos”, ha manifestado Marcos para quien el auto sobre la orden de caza “replica” el del catálogo sobre las especies cinegéticas. “Efectivamente, es un problema”, ha concluido.

No hay comentarios