CSIF dice basta al acoso sexual en el trabajo

Aprovechando el XIX Jornadas Técnico-jurídicas Mixtas de Igualdad y Prevención de Riesgos Laborales que se están desarrollando en Valladolid el CSIF pretende sensibilizar y proponer medidas frente a situaciones de acoso sexual en el ámbito laboral

El sindicato CSIF. Europa Press

El sindicato CSIF ha reclamado el desarrollo de protocolos tanto en empresas como en la Administración para contabilizar y atajar situaciones de acoso sexual en el puesto de trabajo y el apoyo psicológico a las víctimas, que quedan “totalmente mermadas” y en muchos casos “estigmatizadas” y necesitan rehabilitación psicológica que también exigen a los empleadores.

Así lo ha afirmado la secretaria técnica nacional de Prevención de Relaciones Laborales de CSIF, Encarna Abascal, en el marco de las ‘XIX Jornadas Técnico-jurídicas Mixtas de Igualdad y Prevención de Riesgos Laborales’ que se desarrollan en Valladolid y con las que se pretende informar, sensibilizar y proponer medidas frente a situaciones de acoso sexual en el puesto de trabajo o acoso laboral por razón de género.

Abascal ha señalado que en las jornadas se pretende hablar de la prevención de riesgos laborales y la igualdad, con el abordaje de riesgos psicosociales que se producen en situaciones en las que se producen este tipo de acosos, ya que según una encuesta del sindicato una de cada dos mujeres sufren situaciones de sexismo en el trabajo.

Abascal ha señalado que el sindicato, en el marco de la campaña ‘Acoso sexual, denúncialo. Comprometidos por el respeto y la dignidad’, exige que haya medidas “necesarias” en centros de trabajo, tanto en la Administración como en la empresa privada, ya que hay protocolos de prevención ante el acoso sexual y por razón de género pero no están totalmente desarrollados.

A este respecto, ha apuntado que no existen registros nacionales en los que se puedan contabilizar los casos de acoso sexual, algo que sí ocurre en el caso de un accidente laboral, pero además las personas tienen miedo a las represalias en el momento de denunciar una situación de este tipo.

Encarna Abascal ha puesto como ejemplo hechos que van desde los comentarios respecto a la apariencia hasta los relacionados con chistes o bromas con una connotación de género que provocan una situación “violenta, de incomodidad” o incluso de gravedad mayor en la que se produce un “contacto físico incómodo” hacia una persona.

Entre las situaciones que sufren las mujeres ha asegurado que hay algunas dirigidas a comentarios sobre la forma de vestir como frases como “vaya culo te hacen esos pantalones”; otras en las que se dice “he soñado contigo”, “qué bien te lo pasarías conmigo” y otras relacionadas más con el género como el hecho de que en una reunión se interrumpe más a una mujer que a un hombre. A esto se suman otros casos en los que se “invita” a tomar algo a última hora para hablar de lo que se tiene que terminar o comentarios del tipo “si quieres avanzar mucho más rápido en la empresa ya sabes el despacho que tienes que visitar”.

MEDIDAS FRENTE AL ACOSO

Por ello, ha explicado que la encuesta pretende ser un “punto de partida” para llevar a cabo acciones como estas jornadas de sensibilización y formación con expertos relacionados con estos problemas para analizar la situación y proponer “entre todos” una serie de medidas frente a estas situaciones e informar cómo actuar o saber qué es y qué no es el acoso sexual.

“Porque al final, con esa concienciación de cada uno, se pueda avanzar hacia organizaciones sin comportamiento sexista, hacia organizaciones de respeto”, ha añadido Abascal, quien ha apuntado que es uno de los objetivos del sindicato y del ‘Gabinete CSIF ayuda’, que es el gabinete para atender riesgos psicosociales, no sólo en estos casos, sino también en problemas de drogodependencias y estrés laboral en los que se acompaña y se da apoyo psicológico.

Precisamente esto último es lo que reclaman a la Administración y a las empresas, apoyo psicológico porque un caso de este tipo de acoso “no es sólo una denuncia, una comunicación y que se soluciones el problema”, sino que la persona que lo sufre “queda totalmente mermada, en muchos casos estigmatizada y es necesaria la rehabilitación psicológica”.

La responsable de CSIF ha advertido de la presencia de este tipo de connotaciones sexistas en los puestos de trabajo pero también de muchos comportamientos que están “normalizados” a la hora de determinadas acciones como ver un vídeo o contar un chiste, con lo que se genera un ambiente que de alguna manera vulnera la situación de la mujer, que a veces están “acostumbradas” a ese tipo de bromas y a sentirse “ofendidas”.

Las jornadas abordan la actuación de la Inspección de Trabajo para velar por la igualdad de género y la lucha contra el acoso machista, así como la nueva Ley de Igualdad del Gobierno y cuentan con la participación de 200 delegados sindicales y profesionales de diferentes ámbitos del trabajo, sanidad, derecho o administración de la Comunidad.

No hay comentarios