La estabilidad en el empleo, prioridad para los sindicatos en Renault

UGT, CCOO, CGT y TU reivindican el aumento de indefinidos

FuenteEuropa Press
La nueva planta de inyección en Valladolid

Los sindicatos UGT, CCOO, CGT y Trabajadores Unidos (TU) han reivindicado más estabilidad en el empleo en las factorías de Renault al día siguiente de las elecciones, cuando han pedido un incremento del número de contratos indefinidos en la empresa del rombo.

Los trabajadores han elegido como fuerza con más representantes a UGT, que ha obtenido con 28 de un total de 90, uno más que el segundo sindicato más votado, Comisiones Obreras, que ha obtenido 27. UGT ha sido la primera fuerza sindical en las factorías de Madrid y Palencia, mientras que CCOO lo ha sido en la planta de Sevilla y ambos sindicatos han empatado con diez delegados en la de Valladolid.

Por su parte, CGT ha logrado 17 representantes, el Sindicato de Cuadros y Profesionales (SCP) 16 y, finalmente, Trabajadores Unidos (TU) ha mantenido sus cuatro delegados.

Ante estos resultados, UGT ha celebrado su victoria y se ha marcado como objetivo a corto plazo el mantenimiento de la actividad y, de cara a la próxima negociación, fundamentalmente insistir en la estabilidad en los contratos.

Así lo ha expresado la secretaria general de la Sección Sindical de UGT FICA en Renault, Laura del Ser, quien ha señalado que una de las primeras cuestiones por la que hay que trabajar es que se mantenga la actividad en las factorías y en velar por el cumplimiento del tercer Plan Industrial actualmente en vigor, que considera que prácticamente se ha “consumado” desde el punto de vista de la actividad y casi se ha cumplido en lo que se refiere a contratos.

De cara a la próxima negociación, la responsable de UGT, en declaraciones a Europa Press, ha señalado que insistirán en reclamar una mayor estabilidad en los contratos y que se hagan más indefinidos, lo que considera “necesario” para el conjunto de los trabajadores y ello permita tener una perspectiva de futuro.

Crecimiento salarial

Asimismo, reivindicará mejoras salariales porque si la situación es buena para la empresa y sus factorías, esto debe revertir en el conjunto de los trabajadores.

Por su parte, CCOO, tras destacar el crecimiento del apoyo obtenido, también se ha marcado como primer objetivo cumplir el actual Plan Industrial y posteriormente iniciar conversaciones para los retos de futuro del sector.

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press el delegado de Comisiones en Renault España, Rubén González, quien ha apuntado que el Plan Industrial, que finalizará en 2020, prácticamente se ha cumplido y ha hecho hincapié en que aún quedan contratos indefinidos por hacer. González ha recordado que la previsión del plan eran 2.100, cifra que aún no se ha alcanzado, y ha asegurado que les gustaría “ir más allá”.

Por otro lado, ha explicado que tienen la vista puesta en el año que viene, que es el último de convenio, y quieren empezar a hablar de futuro y los nuevo retos del sector del auto, “de los más importantes de los últimos 30 años”, todo ello con la intención de que una vez que son la “locomotora” del diésel no quieren ser “el vagón de cola” de los vehículos híbridos y eléctricos.

A este respecto, ha agregado que hay que “combinar” la apuesta por el futuro con el aumento salarial, el empleo estable y mejoras sociales para los trabajadores.

Aval a su “batalla”

En una línea similar, el delegado general de CGT en Renault España, Unai Hernández, ha expresado la satisfacción del sindicato ante el resultado obtenido en las elecciones sindicales, lo que considera un aval a su trabajo en los últimos cuatro años y ha recordado que han “batallado” contra la desaparición de los turnos de noche, por denunciar los contratos en fraude de ley ante la justicia, que les ha dado la razón, o sobre las diferencias salariales de los empleados que entran a la empresa, que cobran un 72,5 por ciento de lo que otros que desarrollan su mismo trabajo.

Ahora, Hernández ha afirmado que van a seguir “peleando” y ver si se resuelven cuestiones como la alta eventualidad porque entienden que todos los trabajadores deberían tener un contrato indefinido y ha pedido a la Administración y la Inspección de Trabajo que obliguen a convertir los contratos eventuales en fraude de ley en indefinidos.

El responsable de CGT ha cifrado en un 40 por ciento la eventualidad en la empresa y en al menos un 90 por ciento de estos contratos los que se celebran en fraude de ley, ya que hasta ahora todas las denuncias que se han llevado a los tribunales se han ganado e incluso el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León les ha dado la razón porque no hay justificación para que sean de estas características ante la estabilidad de la producción, salvo en circunstancias concretas.

Además de esta cuestión, que es su “principal batalla”, el trabajo del sindicato irá encaminado también a intentar recuperar lo perdido en los últimos planes industriales y en luchar contra la precariedad.

Finalmente, ha hecho un llamamiento a las administraciones públicas para que intervengan y exijan a Renault contratos indefinidos porque se dan subvenciones y “facilidades” a la empresa pero no se pide que corresponda a la sociedad, cuando un mayor número de empleos indefinidos supone más estabilidad y por lo tanto que los trabajadores puedan hacer un proyecto de vida, algo que no se hace con un contrato de seis meses, lo cual beneficiaría a la Comunidad.

No hay comentarios