El drama en las carreteras se incrementa con tres muertos más

FuenteEuropa Press

Las vías interurbanas de Castilla y León se han cobrado la vida de 125 personas en 111 accidentes mortales en 2018, lo que supone un incremento de la mortalidad del 2,5% con tres fallecidos más que el año anterior. Sin embargo, el número de heridos graves ha descendido en un 12,2% hasta los 36.

La delegada del Gobierno en la Comunidad, Virginia Barcones, ha dado a conocer estos datos, recogidos por Europa Press, en la presentación del balance de accidentalidad vial 2018, aunque ha explicado que las cifras presentadas son «provisionales» y que se refieren únicamente a los accidentes mortales ocurridos en vías interurbanas y víctimas tomadas hasta las 24 horas de producirse el accidente.

En la rueda de prensa, Barcones ha estado acompañada por la coordinadora de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Castilla y León, Inmaculada Matías, y por el responsable de la Agrupación de Tráfico de Castilla y León, el teniente coronel de la Guardia Civil Rafael Aparicio.

A fin de regular aspectos del tráfico urbano, la delegada ha avanzado que el próximo 28 de enero se celebrará una rueda de prensa para presentar la medida de reducción de velocidad a 90 kilómetros por hora en carreteras convencionales, que entrará en vigor el 29 de enero.

En Castilla y León, el 68% de las vidas se han perdido en vías convencionales. Concretamente, en 2018 han fallecido 85 personas en este tipo de vías, 9 menos que en 2017 (-9,6%). Los accidentes más comunes en las vías convencionales han sido las colisiones con 53% de los fallecidos y 39% por salidas de la vía.

Esta accidentalidad se ha producido en un escenario en el que los desplazamientos en Castilla y León han aumentado un 2% (1,4 millones más), lo que significa que en 2018 se realizaron más de 60,5 millones de desplazamientos de largo recorrido. Además, Barcones ha constatado que el parque de vehículos ha incrementado un 2%, lo que sitúa la región en los 1,8 millones de vehículos, y el censo de conductores ha crecido un 1%, situando a la Comunidad en 1,6 millones de conductores.

Por otro lado, en las vías de alta capacidad, los fallecidos han aumentado en un 42,9% respecto al año anterior en la Comunidad. En concreto, en 2018 han muerto 40 personas en autopistas o autovías, frente a los 28 de 2017. Mientras, los accidentes más frecuentes son las salidas de la vía y las colisiones, con el 55% y el 38% de los fallecidos respectivamente.

También en las vías de alta capacidad, ha destacado Barcones, el porcentaje de peatones atropellados fallecidos ha sido del 5%, concretamente 2 personas, mientras que en el caso de las vías convencionales, han sido 5 los atropellos a peatones.

Además, en el último año se ha registrado en Castilla y León un aumento de los usuarios vulnerables fallecidos, así como un descenso en el número de víctimas mortales entre los usuarios de turismos. En 2011, los usuarios fallecidos alcanzaron 65% y en 2018, el 57%. En cambio, los usuarios vulnerables han pasado de ser el 21% en 2011 al 23% el pasado año.

Sexo y edad 

En cuanto al sexo de las víctimas, el 79% de los fallecidos son varones, frente al 21% de mujeres, porcentajes que se mantienen «estables» desde hace años en Castilla y León.

Por otro lado, la franja de edad con más fallecidos es la de mayores de 65 años con 36 víctimas, 14 fallecidos más que el año anterior. De ellos, el 75% han sido conductores, el 17% pasajeros y el 8& peatones. En el año 2011, los mayores de 65 años representaban el 24% y el año pasado el 29%.

Le siguen los de 35 a 44 años con 26 fallecidos y los de 45 a 54 años con 25 fallecidos. Por último, en el caso de los jóvenes, los fallecidos entre 15 y 24 años y de 25 a 34 años son el 8% y el 14% respectivamente.

En lo que respecta al uso de accesorios de seguridad, Barcones ha señalado que el 18% de los conductores y pasajeros fallecidos en turismos y furgonetas en 2018 no llevaba puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente. En el caso de los ciclistas, de los 5 fallecidos, dos no llevaban casco, pese a ser obligatorio en vías interurbanas. Por contra, todos los motoristas lo utilizaban.

Un 2018 «irregular»

Según ha apuntado Matías, en los últimos diez años el número de fallecidos en accidentes de tráfico en Castilla y León ha disminuido un 47% con 109 personas que han salvado la vida, y pasando de los 234 fallecidos en 2008 a los 125 fallecidos en 2018.

A pesar de ello, la coordinadora de la DGT ha destacado que 2018 ha sido un año «irregular» porque los meses estivales (julio y agosto) han sido «negativos» en la Comunidad, ya que fallecieron 33 personas, 7 más que en el verano del año anterior. Por otro lado, a lo largo de los últimos cuatro meses del año, las cifras de fallecidos en Castilla y León han mantenido sin variación , con un registro de 39 fallecidos, el mismo valor del mismo periodo de 2017.

Datos por provincias 

Las provincias con menor número de fallecidos son Palencia (8) y Salamanca (9), mientras que las provincias que han aumentado en número de víctimas mortales son Ávila (+5), León (+8), Segovia (+1) y Soria (+5).

Por su parte, las provincias que han descendido en número de fallecidos son Burgos (-2), Palencia (-5), Salamanca (-2) y Zamora (-7), mientras que en la provincia de Valladolid se mantiene estable el número de fallecidos con 14.

No hay comentarios