Un puente peor que el del pasado año para los hoteles

El acueducto de Segovia
El acueducto de Segovia

La previsión de ocupación en hoteles en Castilla y León es del 66 por ciento en Castilla y León durante este puente de la Constitución y la Inmaculada, lo que supone tres puntos menos que lo que se estimaba el pasado año, según los datos provisionales de la encuesta de ocupación turística que elabora Turespaña.

En concreto, en lo que se refiere a Castilla y León, las reservas se sitúan en el 53 por ciento y la previsión es de un 66 por ciento, mientras que hace un año la previsión era del 69 por ciento, las reservas se situaron en el 51 por ciento (dos puntos menos que este año) y la ocupación final fue del 62 por ciento.

En el conjunto del país, la previsión de ocupación en hoteles, alojamientos de esquí y casas rurales para este puente de la Constitución se sitúa en el 62,7 por ciento, inferior en 1,6 puntos con respecto a las estimaciones de hace un año (64,3), si bien el nivel de reservas realizadas es del 55,1 por ciento, 2,3 puntos por encima del nivel registrado en el mismo periodo festivo de 2017 (52,8).

Para poner en perspectiva estos datos, hay que recordar que en 2017 el puente de diciembre fue del 5 al 10 de diciembre con festivos miércoles y viernes y que en España la capacidad hotelera supera las 910.000 habitaciones siendo seis comunidades autónomas (Baleares, Cataluña, Andalucía, Canarias, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid) las que suponen cerca del 80 por ciento de la oferta hotelera en el país.

En concreto, el mayor nivel de reservas para este puente se encuentra en los hoteles al 57,3 por ciento, 1,2 puntos más que en el mismo puente en 2017, con la previsión de alcanzar una ocupación del 65,7 por ciento, 0,7 puntos porcentuales más; mientras que en los alojamientos en destinos de esquí las reservas se encuentran al 52 por ciento, nivel similar al del año pasado pero con “perspectivas notablemente superiores” en 2017 (del 65 frente al 58 por ciento actual).

En lo que se refiere a las casas rurales, las reservas alcanzan el 49 por ciento, con la previsión de alcanzar una ocupación del 55 por ciento en este puente. El año pasado el nivel de reservas para casas rurales en estas fechas era muy similar al actual pero la ocupación final fue del 56 por ciento.

Destinos más demandados

Por destinos, las reservas en los archipiélagos (Canarias y Baleares) son del 56 por ciento, cuatro puntos menos, con una previsión de ocupación del 61 por ciento en conjunto (seis puntos menos), inferior a las registradas para ambos casos en el puente de diciembre de 2017 (60 y 67 por ciento, respectivamente). El archipiélago canario es el que registra un descenso especialmente acusado con un nivel de reservas de ocho puntos inferior al de 2017 (75 por ciento frente al 83 por ciento) y una previsión de ocupación del 78 por ciento, diez puntos menos frente al 88 por ciento del año 2017.

En la costa, las reservas se sitúan en el 61 por ciento (tres puntos más), con previsión de alcanzar el 68 por ciento en niveles similares al año pasado. Destaca sobre todo Cataluña, con casi 14 puntos más en el nivel de reservas (64 por ciento) y más de 6 puntos en la previsión de ocupación (71 por ciento) respecto al mismo puente de 2017.

También destacan la costa valenciana y murciana con reservas al 67 por ciento (cuatro puntos más) y una previsión de ocupación del 74 por ciento (cuatro puntos más) y el litoral andaluz, con reservas del 56 por ciento (cuatro puntos menos) y una previsión en ocupación del 64 por ciento (tres puntos menos y dos menos frente al 66 por ciento de ocupación final).

El turismo de interior presenta unas reservas del 53 por ciento en este puente (seis puntos más), con una previsión de alcanzar una ocupación del 66 por ciento, dos puntos más frente a la previsión del año anterior y la ocupación final registrada en el puente de la Constitución-Inmaculada de 2017.

Mejora ostensible en Barcelona

En esta línea, las reservas en ciudades mejoran cuatro puntos, con un nivel del 60 por ciento (frente al 56 por ciento de 2017) y una previsión de alcanzar el 69 por ciento, 3 puntos más que en el año 2017. Los destinos urbanos más demandados con Sevilla, Madrid y Bilbao, con reservas del 73 por ciento. En ocupación, Granada, Sevilla y Madrid esperan superar el 80 por ciento de ocupación.

También Zaragoza y Barcelona mejoran “ostensiblemente” sus reservas, más de 10 puntos respecto a 2017, mientras que Palma de Mallorca y Valencia las reducen al 40 por ciento y 54 por ciento, respectivamente (tres y dos puntos menos respectivamente).

Compartir
Artículo anteriorLas fuentes vuelven a estar de moda
Artículo siguienteSanidad y economía, temas centrales del Pleno de las Cortes
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios