La lluvia no se quiere ir de Castilla y León

Imagen del Pisuerga a su paso por Valladolid.

La Agencia de Protección Civil de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha renovado el aviso de la aparición de fenómenos meteorológicos adversos en forma de vientos durante las próximas horas en Castilla y León.

En concreto, para la jornada de este miércoles hay una probabilidad alta-muy alta de precipitaciones en toda la Comunidad que serán “más notables” en el Sistema Central de Salamanca y Ávila y sur de Salamanca y Ávila con probabilidad de precipitaciones en forma de nieve a últimas horas del día en Sanabria y en la Cordillera Cantábrica de León.

A lo largo de este miércoles soplarán vientos fuertes con rachas máximas generalizadas en toda la región de 70-90 kilómetros por hora que podrían alcanzar y superar los 100-120 en puntos de cotas altas de la Cordillera Cantábrica en las provincias de León, Palencia y Burgos, Sanabria Sistema Central y sur de Ávila y Salamanca.

Las precipitaciones continuarán en la jornada del jueves con probabilidad alta-muy alta en toda la Comunidad y serán más frecuentes e intensas en las zonas de montaña y en el tercio oeste de Castilla y León.

La previsión para el 15 de marzo es de rachas máximas generalizadas entre 50-60 kilómetros por hora y serán más notables en la Cordillera Cantábrica de Burgos, Norte de Burgos y en la Íberica.

Ya el viernes, la previsión apunta a una alta probabilidad de precipitaciones débiles en zona noroeste y cotas altas de montaña, menos probables en el resto de la Comunidad. Las rachas máximas tenderán a disminuir y alcanzarán los 40-50 kilómetros por hora en zonas dispersas de Castilla y León.

En las jornadas sucesivas, la probabilidad de precipitación será media-alta, y dejarán lluvias débiles, más intensas en el Sistema Central y Cordillera Cantábrica. Las rachas máximas se mantendrán sin cambios a la jornada anterior.

No hay comentarios

Dejar respuesta