CESM pide una manutención «saludable y de calidad» para el personal médico, de enfermería y urgencias

FuenteEuropa Press

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha exigido a la Consejería de Sanidad que «se deje de comunicados» y proporcione una manutención «saludable y de calidad» y ha recordado que ya avisó en agosto sobre sus «dudas» en torno a la calidad de la misma.

CESM, en un comunicado recogido por Europa Press, ha asegurado que ha asistido «indignada» al espectáculo que ha «servido» la Consejería de Sanidad este fin de semana a propósito de la manutención al personal médico y de enfermería de atención primaria y emergencias de la Comunidad.

A este respecto, ha recordado que ya en la primera semana de agosto envió una carta, tanto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, como al gerente regional de Salud, Manuel Mitadiel, en la que expresaba su «preocupación» por el sistema con el que se iba a organizar la manutención en Atención Primaria y Emergencias Sanitarias y sus dudas en relación a la caducidad, calidad y seguridad de esta comida.

En su contestación, la consejera trasladó que tenían que estar «tranquilos» porque la empresa que iba prestar el servicio ya lo hacía en otras comunidades autónomas y que no había «riesgo», además de asegurarle que iban a vigilar y hacer un seguimiento de la puesta en marcha de este servicio.

«Es evidente que esa labor de vigilancia de nuestra Consejería de Sanidad no se ha hecho, ha habido un absoluto desinterés por la forma en que se iba a realizar e, incluso, ha habido cierta negligencia en la implantación de la manutención, porque la realidad ha empeorado, con mucho, nuestras previsiones», ha asegurado CESM, que ha afirmado que «muchos» alimentos están «caducados o al límite de su caducidad».

En concreto, ha explicado que la mayoría de los alimentos son precocinados industriales que no han sido elaborados por la empresa que da el servicio, sino comprados a otra empresa al borde de su caducidad. «Esto nos hace dudar de su capacidad para elaborar comida propia y prestar ese servicio con garantías», ha añadido.

Baja calidad

Asimismo, ha asegurado que la mayoría de los alimentos han sido preparados con grasas de coco o palma, que son de «bajísima» calidad culinaria, además de no recomendables desde el punto de vista cardiovascular, pero además el pan está duro, la fruta en mal estado y «no se garantiza la adecuada conservación de los alimentos en el transporte».

Por todo ello, ha exigido explicaciones «detalladas» de las acciones que se han tomado por la Consejería para asegurar una manutención de calidad y, en caso de demostrarse que las irregularidades que se han denunciado son ciertas y que suponen un incumplimiento del contrato de manutención, que supondría una «falta total de capacidad» de la empresa para prestar el servicio, se proceda a la rescisión «inmediata» del contrato y la puesta en marcha de alguna de las medidas que siempre ha defendido CESM.

En concreto, ha recordado que ha exigido dieta de manutención por razón de servicio, tal y como se viene haciendo con efectos de 2015, o servicio de manutención en restaurantes locales con estrictos controles en la calidad y composición de la comida que se suministre a los centros de salud y bases de emergencias.

A su juicio «es una autentica falta de respeto y una vergüenza» que los profesionales responsables de velar por la salud y los buenos hábitos dietéticos de la población reciban alimentos industriales ultra procesados, ricos en aceites con grasas saturadas de baja calidad, además de caducados.

Así, ha exigido que la respuesta de la Consejería sea «contundente», que se depuren las responsabilidades correspondientes y muestre que el respeto a los profesionales «no se queda solo en los comunicados y las palabras».

Compartir
Artículo anteriorRenovación peatonal para la calle Recoletas
Artículo siguienteEl premio del gol al final del túnel de la agonía
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios

Dejar respuesta