Una nueva categoría de médico para dar «estabilidad» y «calidad»

FuenteEuropa Press
Foto: Europa Press
loading...

Las Cortes de Castilla y León han aprobado este miércoles mediante el procedimiento de lectura única la Ley con la que se crea la categoría de médico de cuidados paliativos, una especialidad que no existe a nivel nacional, y con el que la Junta tiene como objetivo de «mejorar la calidad asistencial» para los pacientes en la fase final de la vida y a sus familiares y dar «estabilidad» a los profesionales que desempeñan una «tarea especialmente sensible» para los ciudadanos.

La norma ha salido adelante con el respaldo de PP y Ciudadanos y la abstención del resto de grupo (Podemos, PSOE e IU) al no comprender la «premura» en la tramitación del texto.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha destacado la importancia de avanzar en mejorar la atención y dar apoyo a los pacientes «en el fin de su vida» con el objetivo de garantizar «de la forma más digna posible» el mayor «bienestar» de los ciudadanos «sin adelantar ni retrasar la muerte».

Así, como ha explicado el consejero, el Proyecto de Ley que hoy se ha aprobado es «sencillo» pero «muy importante» para garantizar la atención, ya que con el se regula el reconocimiento profesional y formativo de los facultativos.

Con la aprobación de esta norma Castilla y León se sitúa junto con Andalucía, según Sáez Aguado, en la primera Comunidad en regular esta categoría profesional y ha enmarcado esta medida en el Plan de Cuidados Paliativos que ha posibilitado la creación de 11 unidades hospitalarias, 16 equipos domiciliarios, que se suma a las medidas que ya tienen en marcha la Asociación Española contra el Cáncer y los tres equipos psicosociales financiados por La Caixa.

En el debate de la norma ante el Pleno, el procurador de Ciudadanos Manuel Mitadiel ha insistido en la importancia de trabajar para garantizar a los ciudadanos «una muerte digna». Si bien ha considerado que «queda mucho por hacer», tras lo que se ha preguntado si la «superespecialización» es «positiva».

«Son los médicos de familia los que normalmente acompañan a estos pacientes», ha explicado, tras lo que ha advertido que la norma se circunscribe únicamente a atención hospitalaria. «Se hace necesaria establecer una estructura homogénea que permita la equidad en los tratamientos y la variabilidad provincial», ha defendido, tras lo que ha reconocido la necesidad de establecer esta categoría para regular la «experiencia» de estos profesionales.

Por su parte, la procuradora de Podemos Isabel Muñoz Sánchez ha asegurado entender la importancia de los cuidados paliativos para garantizar el «bienestar» al final de la vida. No obstante, ha asegurado no entender la «premura» en la creación de esta categoría.

«Creando categorías se limita el acceso a determinadas plazas», ha advertido, con lo que se conculcaría los principios de «igualdad, mérito y capacidad». «No podemos aspirar a un sistema en la que hay personas imprescindibles sino a una sanidad en la que todos sean necesarios», ha explicado, tras lo que ha defendido que «lo lógico sería que estos cuidados se conviertan en una es especialidad».

La procuradora socialista Mercedes Martín ha argumentado la abstención de su grupo a esta norma. Así, ha alabado la «indudable» labor «sanitaria, social y emocional que suponen los cuidados paliativos».

Martín ha defendido el abordaje integral desde un equipo multidisciplinar, «desde atención primaria hasta el soporte de cuidados paliativos, desde médicos hasta enfermeras, trabajadores sociales y psicólogos clínicos».

«No acabo de entender la premura para introducir esta categoría, yo creo que ese planteamiento tan profundo habría merecido una ley al inicio de la legislatura, una Ley integral que tienen 10 comunidades», ha señalado, tras lo que ha aclarado que en Andalucía no hay esa categoría.

La norma

Con la normativa aprobada se modifica Ley del Estatuto Jurídico del personal estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León y afectará en la Comunidad a unos 27 facultativos de especialidades como internistas que alcanzarán los 40 si se tiene en cuenta a los profesionales que desempeñan esta tarea a tiempo parcial.

Para acceder a la categoría de médico de cuidados paliativos será requisito «imprescindible» estar en posesión de cualquier título de médico especialista o de la certificación prevista en el artículo 3 del Real Decreto 853/1993, de 4 de junio, sobre el ejercicio de las funciones de médico de medicina general en el Sistema Nacional de Salud.

Según los datos de la Junta, en la actualidad 8.147 personas tienen necesidades de cuidados paliativos, el 48,5 por ciento de las cuales (3.964) precisan cuidados paliativos avanzados. En este sentido, el Plan de Cuidados Paliativos 2017-2020 prevé la prestación de esta atención por parte de los Equipos de Atención Primaria con el apoyo de los recursos más especializados para la atención de los casos más complejos: 16 equipos de Soporte domiciliario de cuidados Paliativos y 12 Unidades hospitalarias.

No hay comentarios