La sanidad pública de Castilla y León, herida de muerte

Críticas desde PSOE y Podemos al presidente de la Junta por la situación de la sanidad pública. Por su parte, Herrera esgrime una veintena de razones para respaldar la labor de consejero Sáez Aguado

FuenteA. Gónzalez / A. Salvador

A Herrera le han llovido esta tarde reproches desde la izquierda por la situación de la sanidad pública de Castilla y León, «herida de muerte» en palabras de Podemos. Un Pleno de las Cortes que arrancaba con las críticas desde la formación morada y el PSOE a la gestión del consejero Sáez Aguado, a la reducción de plazas MIR, a la sobrecarga de trabajo de los profesionales sanitarios, un malestar que avalan, según declaran, las miles de personas que se han manifestado recientemente por las calles de la Comunidad.

El presidente de la Junta, sin embargo, ha recurrido al «enorme problema de financiación» que padece la sanidad pública para justificarlo y ha acusado al bando izquierdo de realizar una estrategia de «caza y captura» contra el «chivo expiatorio», el consejero de Sanidad. «Está convirtiendo el debate sanitario en sectario, no se deje llevar por la ansiedad preelectoral«, le aconsejaba Herrera a Tudanca tras su intervención.

«Se están empeñando en cargársela, en desmantelar el sistema sanitario público, lo dicen todos los profesionales, esos que utilizan como escudo humano, innumerables alcaldes y alcaldesas y miles y miles de personas», ha criticado Tudanca, quien ha lamentado que frente a estas reivindicaciones la Junta haga «oídos sordos, mienta y tire balones fuera». Para el líder de los socialistas, ahora el Gobierno central «ha mejorado» esta competencia después de que «el PP entrara con la motosierra hace años».

Pero ha sido tras la pregunta de Podemos, quien pedía el cese del consejero de Sanidad, cuando Herrera ha realizado un amplio alegato en defensa de Sáez Aguado, que en boca de la formación morada, ha sometido al servicio a la «suerte de Atila». Herrera y Sáez Aguado son «dos hombres y un destino, cargarse la sanidad pública».

Casi una veintena de razones y cifras, que le ha servido al presidente para acreditar en su discurso el buen estado de la sanidad en Castilla y León, de ahí que haya defendido «el compromiso y trayectoria del consejero», quien cuenta con el «agradecimiento y apoyo» de Herrera.

Entre ellas ha detallado que en su mandato no se ha suprimido «ni un sólo centro o servicio» a pesar de la crisis; ha situado a los profesionales como «protagonistas» de la calidad del sistema con la devolución de sus condiciones laborales; la sanidad «ha mejorado» en la valoración ciudadana y tiene «más medios que nunca» con un gasto per cápita 10 puntos superior a la media. «Con todo esto Castilla y León es una de las Comunidades con menor tasa de mortalidad y mayor esperanza de vida», ha aseverado el presidente.

Y es que, mientras el Gobierno regional presume de la buena salud de la sanidad pública, la oposición dice estar «herida de muerte». Las dos caras de una misma realidad.

No hay comentarios