Los médicos alertan de un sistema “inviable” por falta de profesionales

Señalan como principal problema la jubilación de casi 5.000 médicos en 10 años y piden planificación ante la alta feminización

Foto: Europa Press

El Consejo de Colegios de Médicos de Castilla y León han alertado de que el sistema sanitario es “inviable” ante la falta de profesionales que se producirá con las próximas jubilaciones, con un modelo que ha “caducado” y han pedido un pacto por la sanidad de todas las formaciones políticas y agentes sociales sin el cual no habrá solución.

Así lo ha expresado el presidente del Consejo de Castilla y León, José Luis Díaz Villarig, durante la presentación del ‘Estudio Demográfico de los Médicos de Castilla y León’, que se ha dado a conocer en un acto en las Cortes en el que han estado presentes grupos políticos, responsables de Sanidad pública y privada y otras organizaciones sociales y que ha presidido la presidenta del Parlamento autonómico, Silvia Clemente, quien ha destacado la importancia del escenario en el que se ha presentado un análisis de este tipo.

El estudio advierte de que en los próximos diez años se podrán jubilar 4.928 de los 10.757 médicos activos que hay en la Comunidad. Estos médicos activos son el 72 por ciento de los 15.000 colegiados –el 60 por ciento concentrados en Valladolid, Salamanca y León–, mientras que los MIR representan un 10 por ciento y el 18 por ciento ya se han jubilado. Así, si se cuenta con los internos residentes, en Castilla y León el 82 por ciento de los médicos colegiados se encuentran en activo, porcentaje menor que el promedio nacional, que es el 88 por ciento, algo que a juicio del Consejo es la “punta del iceberg” del problema de envejecimiento de este colectivo.

Según el estudio, la Comunidad cuenta con 447 médicos activos por cada 100.000 habitantes, una media que sólo superan Soria (526), Salamanca (521) y Valladolid (501), algo que Díaz Villarig ha advertido de que tiene “grandísima importancia” por las peculiaridades de cada provincia como dispersión, envejecimiento, etcétera.

Uno de los problemas principales a los que apunta este estudio es que el 46 por ciento de los médicos activos tiene una edad igual o superior a los 55 años, porcentaje que es el que potencialmente se jubilará en un plazo máximo de diez años, pero además es superior en Ávila y Palencia (47 por ciento), Zamora (51 por ciento) y Soria (59 por ciento).

La media de edad de los médicos activos es de 51,5 años y más de la mitad del total tiene una edad igual o mayor a 53,4 años, lo que implica que podrían jubilarse en diez años 4.928 facultativos en toda Castilla y León.

El envejecimiento es mayor en algunas especialidades como Medicina de Familia y Comunitaria, con un promedio de 53,1, Traumatología (50,4) y Cirugía General (50,2).

Por otra parte, el estudio analiza también la reposición de profesionales por el recambio generacional si se tuvieran en cuenta las plazas que se convocan, escenario que puede “alarmar” o “preocupar” pero que puede llegar a ser peor, según ha explicado Dayro Gutiérrez Bejarano, responsable de presentar el análisis realizado.

Así, la reposición (teniendo en cuenta que un 1 supondría reponer la plaza, aunque consideran que debería ser mayor a 1 para cubrir eventualidades) sería “insuficiente” en los próximos diez años en especialidades como Medicina de Familia y Comunitaria (0,48), Geriatría (0,56) y Cirugía General (0,87), mientras que habría un “discreto equilibrio” entre las jubilaciones que se esperan en la próxima década y el número profesionales a formar en ese mismo periodo en Traumatología (1,1), Anestesia (1,27), Medicina Interna (1,3) y Obstetricia y Ginecología (1,3).

Además, al menos en 22 especialidades médicas el número de especialistas que se formará en los próximos diez años superará el número de jubilaciones. Entre las que mayor demanda tienen están Radiodiagnóstico (1,6), Oftalmología (1,67), Pediatría (1,75) y Medicina Intensiva (6,11).

Las jubilaciones de los médicos de Atención Primaria en los próximos cinco años tendrán mayor impacto en el ámbito rural que en el urbano (54 por ciento en el primero de los casos frente al 44 en el segundo), según el estudio, que además señala que las jubilaciones de los médicos de Urgencias hospitalarias en los próximos cinco, diez y 15 años reducirán las plantillas en un 14, 30 y 41 por ciento, respectivamente. La carencia de esta especialidad hace “más crítica” la situación de estos servicios al ser también una puerta de entrada a los hospitales.

Fenómeno de “feminización”

Además, el estudio refleja que se ha producido una feminización de la medicina, al igual que en el resto de España, de manera que dos de cada tres colegiados menores de 55 años son mujeres, algo que se invierte a partir de esta edad.

A este respecto, el presidente del Consejo ha apuntado que estas mujeres se encuentran en edad reproductiva y ha pedido medidas que contemplen la previsión de bajas o reducciones de jornada durante periodos de embarazo y lactancia, pero no con médicos en paro, sino con la contratación desde un principio de profesionales en número “suficiente” que evite que esto afecte a la prestación de servicios y a la calidad en la asistencia.

Por su parte, Dayro Gutiérrez ha calificado de “vital importancia” este fenómeno porque desde el punto de vista de recursos humanos si se produce la jubilación esperada por un lado y hay muchas más mujeres hay que tener un “músculo suficientemente fuerte” para atender esos dos fenómenos en los próximos años.

Dentro de las especialidades más feminizadas se encuentran algunas de “alto impacto” como Pediatría (72 por ciento), Obstetricia y Ginecología (71) o Medicina Interna (54 por ciento), todas consideradas especialidades básicas por su alta frecuentación e intensidad de uso.

Díaz Villarig ha aclarado que no se ve la feminización como un “problema” y es exactamente igual que los médicos sean todos hombres o todos mujeres pero ha añadido que ellas tienen “connotaciones especiales” en ciertos de su vida y por ello, en el contexto de las negociaciones que se puedan producir en torno al número de médicos a contratar, considera que se debe contemplar.

Sistema “inviable” y “caducado·

Ante estos datos, José Luis Díaz Villarig ha apuntado que si se habla de los médicos se puede “romper” el eje “fundamental” del sistema sanitario y producirse problemas en la buena atención a “lo mejor que tiene el ser humano, la salud”, que podría ponerse “en riesgo”.

Díaz Villarig ha advertido de un modelo que tras 40 años “ha caducado” en un momento que es una situación especial y ha incidido en que cree que en España se tienen “los mejores médicos del mundo”, que cuando salen del país “se los rifan” y un sistema sanitario que “si no es el mejor, es de los mejores”, lo cual no quiere decir que no pueda mejorarse aún más.

El presidente del Consejo ha aseverado que “vista la situación, es inviable”, no sólo en Castilla y León sino también en España en un periodo de tiempo determinado.

A este respecto ha advertido de que es una cuestión que no puede solucionar ningún partido político por mucho en que cualquiera se “empeñe” y aunque lo digan en los próximos días en el marco de la cercana campaña electoral, tras lo que ha recordado que el problema es común a comunidades autónomas de distinto signo político, por lo que no es un problema de este tipo.

Por ello, considera que la única solución pasa por que “todos”, fundamentalmente quienes tienen decisión y los máximos responsables de los partidos que gobiernan o van a hacerlo es llegar a un “gran acuerdo”. “Si no, no es viable”, ha insistido Díaz Villarig.

Así, además de aclarar que abogan por una sanidad pública, universal y gratuita, ha abogado por conseguir este pacto en el que deben participar agentes sociales, organizaciones y todos los que tienen algo que ver con la sanidad.

No hay comentarios