Marcos reconoce “alternativas extremas” para garantizar la atención sanitaria

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha asegurado este jueves que la Consejería de Sanidad que dirige Antonio María Sáez Aguado no actúa de forma ilegal si bien ha reconocido que ha tenido que aplicar “alternativas extremas” para garantizar la atención sanitaria en urgencias ante la carencia de médicos, un problema que afecta a todo el país.

“No se puede pedir más”, ha considerado la portavoz de la Junta, quien, tras agradecer y reconocer el “esfuerzo” realizado por los profesionales sanitarios para mantener la atención en el periodo navideño, ha defendido el trabajo de la Consejería de Sanidad para buscar “todas las alternativas” para garantizar la atención sanitaria en Castilla y León, entre las que ha admitido que se ha llegado a “sobrecargar” a los profesionales, una fórmula que, según ha reconocido, tampoco es la solución sino una medida coyuntural para solventar la situación.

Por este motivo, ha hecho un nuevo llamamiento a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, para que convoque cuanto antes el Consejo Interterritorial de Salud para buscar soluciones efectivas que permitan paliar el déficit de profesionales médicos, entre las que ha abogado por aumentar las plazas MIR o agilizar el reconocimiento de títulos de atención primaria a médicos de otros países.

“Son decisiones de carácter nacional”, ha reiterado la portavoz que ha aclarado a este respecto que al tratarse de una competencia central poco tienen que hacer una consejería, “ni la de Castilla y León ni la de ninguna otra comunidad” ya que, además de imposible, sería “ilegal”.

No hay comentarios