Arranca la campaña de vacunación contra la gripe

Foto: Europa Press

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, cree que no será necesario obligar a los profesionales sanitarios a que se vacunen frente a la gripe, pero sí avanzar en la cobertura entre ellos, y ha calificado de «interesante» debatir sobre una posible demanda de los pacientes de que estén vacunados.

Sáez Aguado se ha referido a esta cuestión momentos antes de vacunarse frente a la gripe, cuando ha lanzado un llamamiento a toda la población para la que está indicada la vacunación para que lo haga durante esta campaña, y en el caso de los profesionales sanitarios por un «compromiso ético».

En este marco, el consejero ha aclarado que en España no se ha abierto el debate sobre la obligatoriedad de vacunación para los sanitarios, pero ve necesario avanzar en la cobertura actual entre ellos, que actualmente se sitúa en poco más del 30 por ciento.

Sáez Aguado ha apuntado que en otros países sí se ha abierto el debate de la obligatoriedad vacuna e incluso en algunos prácticamente es un requisito para la contratación o para los profesionales que están en activo.

Sin embargo, dado que en España no se ha planteado esta cuestión, si ha abogado por reflexionar sobre el «compromiso ético» de los profesionales con sus pacientes, ya que la conveniencia de la vacunación no tiene que ver con cada uno de ellos, sino con la circunstancia de que como sanitarios son posibles transmisores del virus «y a ese compromiso es al que apelar».

Precisamente por ello, el consejero ha recordado que en la recomendación que todas las campañas se hace dirigida en concreto a los sanitarios, en esta ocasión cuentan con la ayuda de organizaciones profesionales, sindicatos y colegios profesionales, que se han comprometido a difundir la idea o mensaje del «compromiso ético con los pacientes».

En cuanto a si un paciente podría exigir que el profesional que lo atienda esté vacunado, el consejero, quien ha aclarado que no se conoce si se ha dado esta circunstancia, considera que puede ser un debate «interesante» en torno a si alguien lo pide, requiere o pregunta.

Campaña de vacunación 

En cuanto a la campaña de vacunación de este año, que se inicia este martes y se desarrollará hasta el 14 de diciembre, el consejero ha recordado que una de las principales novedades es la incorporación de una nueva vacuna tetravalente que incorpora una cepa de la variante B del virus de la gripe, lo que permitirá un mayor grado de protección.

Sáez Aguado ha señalado que aunque Castilla y León es la segunda comunidad con mayor cobertura vacunal, aún hay «margen» para cumplir con los objetivos de la Consejería, el Ministerio y la Organización Mundial de la Salud que pretenden alcanzar al 75 por ciento de la población diana desde algo más del 60 por ciento actual.

La Junta ha adquirido 660.000 vacunas, de las que 210.000 son de tipo adyuvada con inmunogenicidad reforzada, recomendada para las personas de 65 años o más, y otras 450.000 de la tetravalente, que son para aquella población de hasta 64 años y que Castilla y León incorpora como noveda, algo que sólo han hecho dos o tres comunidades.

Otros cambios recogidos en las recomendaciones de vacunación establecidas por la Comisión de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud para la presente campaña se refieren a la incorporación de nuevos pacientes al grupo de riesgo sanitario, concretamente quienes padecen enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico; hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples; fístula de líquido cefalorraquídeo; enfermedad celíaca; enfermedad inflamatoria crónica y personas de cualquier edad institucionalizadas de forma crónica.

Los pacientes con las patologías anteriormente citadas se incorporan a un grupo de riesgo sanitario que tiene recomendada la vacunación frente a la gripe y que, con carácter general, se concreta en personas adultas y niños mayores de seis meses que padezcan enfermedades crónicas; personas con discapacidad o déficit cognitivo; niños y adolescentes, de entre seis y 18 años, que reciban tratamientos prolongados con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar el síndrome de Reye tras la gripe; personas con obesidad mórbida -índice de masa corporal superior a 40-; y mujeres embarazadas, en cualquier momento del embarazo.

También tienen recomendado vacunarse las personas que residan en instituciones cerradas; trabajadores sanitarios; personas que puedan transmitir la gripe a pacientes de riesgo como empleados de centros asistenciales de mayores, trabajadores sociales de similar dedicación -atención a crónicos- y cuidadores y convivientes con personas de riesgo; así como personal de servicios esenciales para la Comunidad; trabajadores de granjas y mataderos de aves y otros relacionados con el medio ambiente y personal educativo, especialmente de guarderías y de centros de Educación Infantil.

Cita previa 

El acceso a la vacunación frente a la gripe se realiza a través de centro de salud o consultorio local, bien solicitándolo presencialmente o por medio de la cita previa telefónica y multicanal habilitada para ello mediante con una opción específica.

Los pacientes hospitalizados podrán ser vacunados durante su estancia en los hospitales y, si se trata de personas institucionalizadas en centros de atención a personas mayores o de asistidos, la vacunación se realizará por medio de los profesionales de Atención Primaria de Sacyl en colaboración con el personal de esos centros.

Se recomienda que sea de forma escalonada a lo largo de las ocho semanas de campaña y siempre tras la oportuna solicitud de cita previa.

En cuanto a la distribución inicial por provincias de las vacunas frente a la gripe, quedando un remanente para su uso según las necesidades, ésta queda de la siguiente forma: Ávila, 45.180 dosis (29.250 adyuvadas y 15.930 tetravalentes); Burgos, 83.000 (58.000 y 25.000); León, 104.905 (75.820 y 29.085); Palencia, 39.832 (27.259 y 12.573); Salamanca, 77.200 (55.850 y 21.350); Segovia, 38.000 (26.000 y 12.000); Soria, 23.530 (16.430 y 7.100); Valladolid, 120.995 (75.635 y 45.630); y Zamora, 51.840 (37.000 y 14.840).

No hay comentarios