Fernández rechaza el «sainete y la opera bufa» representada por PP y Cs

Ha citado además a Romanones: "vaya tropa"

FuenteEuropa Press

El procurador de Podemos y portavoz del Grupo Mixto, Pablo Fernández, ha criticado «el esperpento, el sainete y la ópera bufa» que Cs y el PP han escenificado este martes en las Cortes, en el Pleno de Investidura, y ha parafraseado al conde de Romanones, para sentenciar: «vaya tropa».

Así lo ha aseverado Fernández durante su intervención en el Pleno de Investidura en el que se elegirá al ‘popular’ Alfonso Fernández Mañueco como próximo presidente de la Junta tras el pacto PP-Cs, un pacto «que orilla el anhelo de cambio que tanto ansía» Castilla y León, ha precisado el procurador de Podemos.

Un cambio «que Cs y su portavoz, el señor Igea, han cercenado vilmente, sin pestañear» ha asegurado Fernández, quien se ha preguntado por qué en este pleno de investidura no se ha presentado el candidato del PSOE, que fue el partido que ganó las elecciones el pasado 26 de mayo, a lo que él mismo ha respondido que «cada promesa» de la formación naranja y del señor Igea «ha constituido una puñalada trapera a ese cambio» porque todo lo que dijo «era mentira»

Por ello, ha aseverado que «ni Dios ni ningún castellanoleonés» cree ya a Francisco Igea de quien ha sido «dócil cual corderito de Norit» a los mandatos de líder de Cs, Albert Rivera, y ha subrayado que lo que más «cabrea, enerva y enoja» a los ciudadanos han sido y son «los embustes y las patrañas».

Para Pablo Fernández, es «una tragedia» que Alfonso Fernández Mañueco sea el próximo presidente de la Junta ya que carece de programa político y considera que en el discurso de investidura del candidato ‘popular’ está «la ley y la trampa» porque en cada párrafo «se dice lo uno y su contrario» por lo que el acuerdo «se puede o no cumplir».

Moción de censura

Por ello, Pablo Fernández ha augurado que va a trabajar para «fraguar los acuerdos necesarios» que permitan presentar una moción de censura contra Alfonso Fernández Mañueco, una moción que «planeara sobre toda la legislatura» porque considera que Castilla y León «no merece otros cuatro años de gobierno del PP», otros cuatro años de «precariedad, exilio, olvido y precariedad»

Pero también ha prometido «una firme labor de oposición» con propuestas y medidas «que tratarán de mejorar la vida de los ciudadanos y revitalizar» la comunidad para lo que es necesario un impulso a la economía y al empleo fijo y de calidad, la necesidad de incrementar el parque de viviendas publicas «en condiciones asequibles», el desarrollo de infraestructuras en coordinación con el Gobierno de nación «para evitar el aislamiento» de los pueblos o la necesidad de «profundizar» en una fiscalidad «progresiva», así como la extensión de internet a todo el territorio.

Pero para Pablo Fernández, la «mayor urgencia que ha sido omitida de forma vergonzante» en el discurso de Alfonso fernández Mañueco ha sido «la pobreza severa» que ya afecta a 45.000 personas en la Comunidad, a lo que el propio candidato del PP le ha reprochado que no le haya escuchado porque ha prometido una estrategia contra la pobreza infantil además de la concesión de ayudas a las personas «con más dificultades económicas».

Asimismo, Alfonso Fernández Mañueco le ha recomendado al procurador de Podemos, desde «el aprecio personal» que le tiene, que deje de lado «la política de aspavientos y el uso del castellano antiguo» y apueste por hacer política porque, tal y como le ha recordado, «esa política de gestos no le fue bien en la pasada legislatura», en referencia a la pérdida de escaños por parte de la formación morada.

Igualmente, sobre la fiscalidad planteada por Pablo Fernández, el candidato del PP le ha explicado que en economía «HAY una línea virtuosa y una línea viCiosa» y que las separa la subida o bajada de impuestos, y así ha indicado que quienes suben impuestos «asfixian a las familias y empresas» mientras que quienes los bajan apuestan por el crecimiento de la economía, la inversión y la creación de empleo.

Por eso, Fernández Mañueco considera que el pacto sobre fiscalidad suscrito por Podemos con PSOE, CCOO y UGT «y que supondría exigir 2.000 millones de euros más a las familias» de la Comunidad más que un pacto se podría definir como «sablazo fiscal».

A lo que no ha respondido Fernández Mañueco ha sido a la petición lanzada por Pablo Fernández para permitir que el Grupo Mixto pueda hacer dos preguntas de control al próximo presidente de la Junta, a quien el portavoz de Podemos ha recomendado que «abrace la retórica», se compre un cuadernillo de Santillana y lea más para «estar más preparado».

Asimismo, Pablo Fernández ha querido parafrasear a alguien que está en las «antípodas» de su pensamiento ideológico, el conde de Romanones, y así se ha referido a quienes van a ostentar el Gobierno autonómico como «vaya tropa» mientras que se ha mostrado convencido de que el todavía presidente de la Junta en funciones, Juan Vicente Herrera, de quien ha dicho que ha sido «adaliz del diálogo» estará pensando que «otro vendrá detrás» que bueno le hará después, de que Fernández Mañueco se haya pretendido convertir «en el abanderado del diálogo».

Además, en referencia a las declaraciones de Fernández Mañueco sobre tener «la mano tendida y la camisa remangada» para trabajar por la Comunidad, el procurador de Podemos ha aseverado que «sólo le ha faltado» romperse la camisa como Camarón.

«A camarón que se duerme, se le lleva la corriente», ha dicho Pablo Fernández, a lo que el propio Fernández Mañueco le ha contestado en su turno de dúplica: «oveja que bala, bocado que pierde» al tiempo que ha prometido que va a seguir el consejero del procurador de Podemos y leerá a los clásicos este verano.

No hay comentarios