Diversidad de opiniones en el Grupo Mixto ante la investidura de Mañueco

La más que probable investidura de Alfonso Fernñandez Mañueco como presidente de la Junta de Castilla y León ha generado rechazo para algunos y posibles apoyos para otros

FuenteEuropa Press
El procurador de Podemos en las Cortes de Castilla y León (izda) y el presidente del Parlamento regional, Luis Fuentes, se saludan antes de la reunión que han mantenido./Europa Press
loading...

Los procuradores de Podemos y de Unión del Pueblo Leonés en las Cortes de Castilla y León Pablo Fernández y Luis Mariano Santos, respectivamente, han avanzado este miércoles que en la previsible sesión de investidura del ‘popular’ Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta votarán en contra, mientras que los representantes de Vox y Por Ávila han dejado abierta la posibilidad de votar a favor si se dan unas determinadas condiciones.

Los cuatro representantes de los partidos que conforman el Grupo Parlamentario Mixto en las Cortes han mantenido sendas reuniones con el presidente del Parlamento regional de cara a la sesión de investidura que previsiblemente se celebrará la próxima semana.

En orden inverso a la representación obtenida en las elecciones autonómicas del 26 de mayo, los cuatro procuradores han pasado por el despacho de la Presidencia del Parlamento regional para explicar su postura ante la investidura de Fernández Mañueco.

Tanto Pablo Fernández como el leonesista Luis Mariano Santos han confirmado que votarán en contra. El también secretario general de Podemos ha insistido en que «quien debería ser investido presidente es el candidato que el partido que obtuvo más votos», en referencia al socialista Luis Tudanca, ya que considera que la Comunidad Autónoma «votó cambio» el pasado 26 de mayo.

Por ello, ha señalado que los dos procuradores de Podemos votarán en contra de la investidura de Fernández Mañueco, porque creen que Castilla y León «necesita un cambio, un revulsivo urgente» y ha reprochado que el Partido Popular y Ciudadanos son «la antítesis de lo que necesita» la Comunidad, al tiempo que ha augurado que el «pacto de la infamia» entre esas dos formaciones va a permitir la continuidad «indecente» del PP en el Gobierno y va «devenir en más precariedad, más desigualdad y más exilio» para los castellanoleoneses.

Por su parte, Luis Mariano Santos ha señalado que serán «fieles» a su planteamiento «durante toda la campaña» en el sentido de que si su voto no fuera necesario para la investidura de un presidente de la Junta, su posición iba a ser la de votar en contra ya que entienden que «ninguno de los partidos representados en la Cámara, salvo UPL, representa un marco territorial apropiado».

De esta manera ha descartado dar el apoyo a Fernández Mañueco, ya que lo considera un representante de «lo que ha sido las políticas normales» del PP en la Comunidad. Asimismo, ha apuntado que ahora esperan a conocer las medidas que ‘populares’ y Ciudadanos van a tomar como consecuencia de su acuerdo de Gobierno para abordar los problemas «de León y de Castilla».

En este sentido, ha aseverado que por ahora no se ha hablado de medidas contra la despoblación, pese a que durante la campaña electoral los candidatos insistieron mucho en este problema, que ha recordado que afecta especialmente a las provincias de lo que considera como región leonesa –León, Zamora y Salamanca–, las cuales «no pueden soportar» esa pérdida de habitantes «galopante».

Los otros dos representantes políticos que han conversado hoy con Luis Fuentes han mantenido alguna opción de votar a favor de Fernández Mañueco, e incluso el procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, ha dado por hecho que no lo hará en contra.

Así, Pedro Pascual ha señalado que su voto será de abstención, a menos que en estos días alguno de los representantes de los partidos que apoyan a Fernández Mañueco plantee alguna oferta de inversión que Por Ávila considere positiva para la provincia», si el candidato ‘popular’ quiere tener «un apoyo mayor» del que está seguro que va a tener.

Pascual ha recordado que está en el Parlamento regional para «trabajar por Ávila», un territorio que, ha lamentado, ha estado «muy abandonado», que es «la provincia de Castilla y León con más paro, y que está muy envejecida». «Tampoco pedimos tanto», ha enfatizado el procurador, que ha recalcado que los políticos «tienen una deuda histórica» con la provincia abulense.

El procurador de Vox, mientras tanto, no ha concretado su postura y ha dejado abiertas todas las opciones, ya que su partido está a la espera de que los partidos firmantes del «ambiguo» acuerdo de Gobierno –PP y Ciudadanos– les llamen, «expliquen» el contenido y les pidan el voto favorable.

«En otro sitios si que quieren los votos de Vox»

Para ello, ha recordado, «todavía queda tiempo» para que Vox estudie «todas las opciones que da el reglamento» y decida actuar «en consecuencia»

Asimismo, tras recordar que son el partido más votado de los que forman el Grupo Mixto, ha considerado que PP y Ciudadanos «como todos los partidos que se presentan a una investidura» quieren tener el máximo de apoyos posibles, por lo que espera que no quieran «rechazar sin más» el respaldo de 75.000 castellanoleoneses. También ha recordado que esos dos partidos «en otros sitios de España si que quieren los votos» de Vox.

No hay comentarios