Igea sitúa a Tudanca como segunda opción si el PP no cumple sus exigencias

El candidato de Ciudadanos a la Junta responde a la carta enviada por el socialista

FuenteIsaac Barrientos
Igea, derecha, junto a Espejo tras la reunión con el PP.

Intercambio de misivas entre aspirantes a la presidencia de la Junta de Castilla y León. Si este viernes fue el candidato del PSOE, Luis Tudanca, el que envió una carta al de Ciudadanos, Francisco Igea, emplazándole a comenzar las negociaciones, este sábado ha sido el propio Igea el que ha respondido a Tudanca, al que ha situado como segunda opción en la gobernabilidad de la Comunidad en caso de que el PP no acepte las exigencias planteadas por la formación naranja.

«Comparto contigo la idea de la voluntad de un cambio real en las políticas de nuestra Comunidad expresada por los votantes en las urnas el pasado 26 de mayo», ha comenzado Igea su misiva, para después recordar la diferencia enaltecida por la ejecutiva nacional de Ciudadanos; «nuestro partido mantiene serias discrepancias con el vuestro en cuanto a la necesidad de una política más firme en defensa de la legalidad constitucional frente a los ataques de quienes desprecian e ignoran el marco constitucional».

Según Igea, «esa amenaza para nuestra convivencia atañe a los intereses de nuestra Comunidad, ya que su cuestionamiento pone en duda la existencia de los derechos y libertades de todos, así como la sostenibilidad del Estado del Bienestar. Un Estado en el que se fragmentase la caja común y las políticas fiscales fueran desiguales, un Estado en el que no se respetase el marco jurídico constitucional aduciendo un inexistente derecho de autodeterminación, un Estado en el que los políticos que se saltan la ley -poniendo en riesgo la convivencia y creando un enfrentamiento civil cada vez más profundo- resultasen impunes por el mero hecho de necesitar sus votos, se convertiría en Estado que no respetaría los derechos de los ciudadanos más débiles de nuestra comunidad».

Por ello, el candidato de Ciudadanos recuerda la postura marcada por su partido, de «estudiar acuerdos de forma preferente con el Partido Popular con quien, asimismo, compartimos más espacio en política económica».

En el caso concreto de Castilla y León y después de la buena sintonía mostrada tras la primera runión entre ambas formaciones el pasado miércoles, «el Partido Popular no ha respondido afirmativamente aún a nuestra exigencia de hacer efectiva con carácter inmediato la limitación de mandatos a dos legislaturas de todos los altos cargos (presidente, consejeros, secretarios generales y directores generales) así como de los presidentes de Diputaciones y ayuntamientos mayores de 20.000 habitantes», ha puntualizado Igea.

Este requisito es «esencial para conseguir dos objetivos irrenunciables en nuestra política de regeneración: romper las redes clientelares que se generan durante prolongados periodos de poder, y evitar que el objetivo en política sea antes la permanencia que la realización de políticas novedosas en beneficio de la ciudadanía», ha detallado el aspirante de Ciudadanos a la Junta que ha puesto en duda el principio de acuerdo que se alcanzó el miércoles por las «serias dudas sobre la voluntad real del PP para admitir el cambio y la regeneración que las urnas han solicitado» y ha cargado contra los populares a los que ha acusado de «colocar las ambiciones personales de sus cargos sobre las necesidades de sus ciudadanos está dando muestras de una escasa voluntad de cambio».

Por último, Igea abre la puerta a una posible negociación con el PSOE y ha asegurado a Tudanca que traslada su «amable carta a nuestro grupo negociador a fin de valorar el establecimiento de posibles vías de negociación en el caso de que el Partido Popular continuase sin aceptar nuestras propuestas de regeneración». Una negociación que, matiza Igea finalmente, «deberá de contar, naturalmente, con el aval de nuestra dirección nacional».

Tudanca apremia a Igea para reunirse urgentemente y alcanzar un acuerdo

No hay comentarios