La fotografía de la caza

Entre primos anda el juego de política y toros

FuenteLuis Falcão | @luischiado

Asistimos al penúltimo pleno de la IX Legislatura de las Cortes de Castilla y León que comenzó con la presidencia de Silvia Clemente, vivió un lapsus con Ramiro Ruíz Medrano y finaliza con el burgalés Ángel Ibáñez, con todo su renovado equipo, presidiendo las Cortes Regionales. La muestra más real de la velocidad de vértigo con que llegan los acontecimientos en estos tiempos políticos. Es ese dicho que en política lo que hoy es negro, mañana despierta en blanco. No sabemos cómo despertará esta Comunidad tras el 26-M, vistos los piropos y deseos que cada orador lanza a su líder. La realidad es la que es y los sillones son los que son… no hay lugar para dúos, eso quedó atrás con el Dinámico cuando cantaba aquello de ‘Resistiré’, eso espero ante los huracanes que se avecinan.

Resistencia, y mucha, es la que tuvieron que realizar los agentes de la Policía Nacional que se vieron obligados a intervenir a las puertas de las Cortes de Castilla y León para evitar problemas al confluir dos manifestaciones que reivindicaban el derecho a la caza y la jornada laboral de 35 horas para los funcionarios. Mientras los defensores de la caza se encontraban frente a la fachada del Parlamento autonómico, la movilización convocada por UGT se ha desplazado desde la Consejería de Economía y Hacienda hasta las Cortes, donde se han encontrado en torno a las 12.00 horas. Una vez allí, ambas convocatorias han confluido de manera pacífica hasta que los manifestantes de UGT, encabezados por una pancarta que rezaba ’35 horas ¡YA!’ y ‘Contra el deterioro de los servicios públicos, ¡No a los recortes!’, han ocupado la primera fila de la concentración, solapando así las pancartas desplegadas por los defensores de la caza, entre las que destacaban los lemas ‘Sí a la caza, una forma de vida’ o ‘La caza y el mundo rural también votan’. Y llegó el alboroto padre, ay!

Dentro del hemiciclo, donde no llegaban los gritos del exterior -qué bien insonorizado está, gran trabajo de los arquitectos para no molestar a sus señorías- se dio el visto bueno a la tramitación de la proposición de ley conjunta presentada por los grupos Popular, Socialista y Ciudadanos para modificar la Ley de Caza de 1996 para “blindar” la actividad cinegética en la Comunidad Autónoma, paralizada de forma cautelar por el Tribunal Superior de Justicia tras un recurso del partido animalista Pacma,que al modesto entender no es más que un parche. Es que la caza, a tenor de lo que se puede atisbar en el hemiciclo, más que en el campo abierto, es la rentabilidad política que cada cual busca al complacer a los suyos. Fernández Mañueco grita, y bien alto, “Viva la libertad”, “Viva la caza”. Mientras el socialista Acebes Galindo nos recuerda “qué tiempos vivimos, de la Tierra de Sabor que se vuelve naranja -en el recuerdo de Clemente- y al PP trayendo una proposición de ley sobre la caza para sacar pecho cuando el TSJ ha sacado los colores a la gestión del PP en esta Comunidad Autónoma”. Mientras, el más campechano, el que dice lo que gusta escuchar al hombre sencillo de pueblo, Delgado Palacios de Ciudadanos, espeta y bien clarito, “si no conocen los pueblos cómo van a conocer la caza”. Por su parte, el podemita Félix Díez hincó el dedo donde estaba la herida de todo este “desaguisado, en la culpabilidad de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente”. De acuerdo, amigo Pablo, solo le faltó pedir la dimisión del consejero Suárez-Quiñones. Mientras, José Sarrión, en un largo discurso bien hilvanado disertó sobre aspectos técnicos que más bien vemos de comisión a falta de carga política. Es la lección de todos los días.

La fotografía, de una caza mayor, es de la que se sigue buscando al gran cazador. Existen opiniones para todos los gustos -desde dentro, desde fuera o desde el azul del cielo-, pero lo cierto es que cazar y publicar esa fotografía dinamitó todo el proceso Silvia Clemente en Ciudadanos. Fue la explosión más esperada, por muchos, del efecto Pablo Yáñez en esta Comunidad. Un efecto que desde el Grupo de Ciudadanos intentan olvidar y seguir adelante con su trabajo parlamentario, bien conducido por dos grandes profesionales como Mario y Roberto. Pero el sosiego no termina de llegar, y ahora, nuevamente, desde la misma ciudad del Tormes, Fernando Castaño -ni claro ni oscuro- se convierte en un ‘kamizake’ arreando a diestro y siniestro sin saber bien a qué cuento se erige en portavoz de un asunto que nadie en el resto del Estado se ha atrevido en profundizar más la herida. La osadía conduce a caminos turbulentos. Su realidad no es que hagas las cosas que los demás no hacen o que consideran arriesgado, sino que dejes de hacer lo que tú siempre haces.

La confección de listas también es un asunto que conlleva muchos ratos de tertulia. Lo primero que saltó al ruedo fue que UPyD se ha desvinculado totalmente de la decisión adoptada por su diputado provincial de su formación en Ávila, Carlos Moral, de apoyar la moción de censura presentada por el PP contra el presidente, Jesús Manuel Sánchez Cabrera. UPyD ha firmado la moción del PP, con doce de los 13 diputados, contra Sánchez Cabrera, que abandonó el Partido Popular para ser candidato a la alcaldía de Ávila sin abandonar la presidencia provincial. Surge la pregunta de siempre en estos casos, ¿a cambio de qué…? El tiempo descubrirá la respuesta hoy oculta. Es el trajín que no para en las cuestionadas diputaciones. Al periodista le viene en mente el ‘caso Davilazo‘ en Salamanca la blanca.

Y ya que estamos en fase de confección de listas, podemos avanzar que Silvia Clemente no irá al Congreso como cabeza de lista de Ciudadanos en Segovia. Así se evitan más suspicacias, que haberlas habíalas y muy interesadas. Declarados candidatos en Burgos, donde la cabeza de lista de Cs será Aurora Nacarino-Brabo Jiménez. Justo Fernández, actual portavoz provincial de Ciudadanos en León y concejal en el ayuntamiento de la capital leonesa lo hará por esta provincia. Enrique Rivero Ortega será el cabeza de lista por Palencia. En el caso de Segovia, el número uno será Eduardo Calvo, y el profesor José A. Bartolomé ha sido elegido el número uno por Zamora. Nos quedan por saber, Ávila, Soria y Salamanca, ay qué dolor!

P.D.: ¿Saben quién es el procurador que cuando sube a la tribuna lo hace para hablar de Cataluña, la bandera, España, Venezuela, la caza y los toros? Y Vox no tiene representación pero espera que la tenga para sumar, ay!

No hay comentarios