Medrano cree que el desarrollo de la Comunidad “es incuestionable”

El presidente en funciones de las Cortes, Ramiro Ruiz Medrano, ha defendido este lunes que Castilla y León es "hoy mejor" que hace 36 años

FuenteEuropa Press
Foto: Europa Press

El presidente en funciones de las Cortes, Ramiro Ruiz Medrano, ha defendido este lunes que Castilla y León es “hoy mejor” que hace 36 años, cuando se aprobó el Estatuto de Autonomía, la norma básica que ha permitido a esta Comunidad tener un desarrollo económico, social y cultural “incuestionable” al tiempo que ha reconocido que son los ciudadanos los que han hecho “grande este proyecto común”.

Durante su intervención en el Pleno de las Cortes, en calidad de presidente en funciones tras la dimisión el pasado jueves de Silvia Clemente, Ruiz Medrano ha recordado el pasado de la Comunidad, cuna del Parlamentarismo, pero ha querido mirar al futuro y no resignarse, como decía el poeta Jorge Manrique, a que “cualquier tiempo pasado fue mejor” ya que el pasado de Castilla y León ofrece “un futuro alentador”.

Por eso, ha recordado cuando hace 36 años se aprobó el Estatuto de Autonomía, lo que colocó a Castilla y León en la “España de las autonomías”, un periodo en el que la Comunidad “ha cambiado y lo ha hecho para bien”, un cambio que se debe a “las gentes” de esta tierra “que le han insuflado vida” y que “han hecho grande” este proyecto común de convivencia.

Así, ha puesto como ejemplo de ese avance el Parlamento actual, que “no se parece” en nada al de hace 36 años, además de que han cambiado “las sensibilidades y la realidad social” como así lo dejaron claro los ciudadanos en las elecciones de hace cuatro años cuando pintaron unas Cortes con seis grupos parlamentarios.

Ruiz Medrano ha insistido en reforzar el “compromiso” con el modelo autonómico pero ha abogado también por pensar en los pueblos que pierden población y afrontar el reto demográfico “de una forma prioritaria”, partiendo de la idea de que la solución “no es una”, al tiempo que ha reconocido que los jóvenes tienen que jugar un “papel primordial” para seguir avanzando, mientras que las mujeres tienen que seguir “creciendo en la sociedad” porque Castilla y León las necesita.

Palabras de reconocimiento ha tenido también el presidente en funciones para las corporaciones locales, que celebran su 40 aniversario, así como para las diputaciones y ayuntamiento, a quienes ha pedido ayuda para hacer frente “al invierno demográfico” que “acecha” a Castilla y León, además de que ha subrayado la “capacidad” de las Cortes para adecuarse a la realidad de esta Comunidad.

Tampoco se ha olvidado de los 151.328 parados que suma Castilla y León, cuya situación “no puede caer en el olvido” sino que el compromiso de todos debe ser “luchar” por la recuperación de todas y cada una de las familias que se vieron castigadas por la crisis.

Durante su discurso, en un Pleno en el que no se ha entregado Medalla de las Cortes, Ramiro Ruiz Medrano ha reivindicado “diálogo, pacto y acuerdo” para que el Parlamento “cumpla con su cometido” y que “las nubes propias del debate político” no le hagan perder “el horizonte” ya que tal y como ha puntualizado “en un parlamento plural es obligatorio dialogar, pactar y llegar a acuerdos para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos”.

Asimismo, ha pedido “valentía” para afrontar los retos y ha planteado que ante “momentos difíciles” hay que buscar “soluciones enmarcadas dentro de la prudencia, moderación, humildad y sencillez” porque el poder Legislativo “tiene que seguir dando respuesta y tiene que adelantarse para proponer soluciones a los problemas que aún están por venir”.

En su intervención, también ha reconocido el papel que juegan los medios de Comunicación ya que, más allá de los grandes titulares y de las fotos de portada, su trabajo se asienta en que la realidad de las mayorías y de los colectivos más minúsculos tengan un fedatario “independiente y profesional”.

Por último, Ruiz Medrano ha recordado las palabras de Machado: “Cuando muera, amigos míos, si mi obra vale un céntimo, amigos míos, si mi obra vale un entierro, a la tierra castellana llevadme, cerca del Duero”. Esta cita ha servido al presidente en funciones para pedir a los presentes que miren al futuro e imaginen lo que quieren ser como sociedad. “Y ahora en el presente, actuemos”, ha subrayado Ruiz Medrano, para pedir que las emociones se coloquen junto a las cifras y los datos cuando se trata de hablar de las instituciones.

No hay comentarios