Sevillanas del felpudo

Entre primos anda el juego de política y toros

FuenteLuis Falcão | @luischiado

La cercanía de las elecciones ha trasladado al hemiciclo de las Cortes de Castilla y León unos plenos largos, demasiado largos y, la mayoría de los puntos, sin interés para los sufridos ciudadanos con proposiciones, mociones y preguntas que no son más que provocar el desgaste del adversario. Aconteció con la Proposición No de Ley que el PP y Ciudadanos han aprobado a través de la que piden a los grupos del Congreso su rechazo al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de Pedro Sánchez y que, a su juicio, refleja la «humillación» del Estado hacia los separatistas junto a un PSOE en la Comunidad que actúa como «felpudo» del presidente del Gobierno, lanzó Raúl de la Hoz. Ahí llego todo un sin fin de reproches, de insultos también y del tú más. Fue la contastable realidad de la política del desgaste del adversario. Por un lado PP y Cs con esa propuesta común de convocar elecciones, y de otra parte PSOE y Podemos achacando todos los males a la corrupción que «carcome» al PP en palabras de Ana Sánchez. El joven procurador de Podemos Félix Díez Romero, con soltura, abundó en que «la democracia del PP, la democracia de Casado, de la corrupción y de la falsedad, esa es la España del PP y de Ciudadanos, derecha cobarde y cruel». Sarrión se equivocó de momento y lugar para hablar de de presupuestos y Luis Fuentes espetó que «Pedro Sánchez es capaz de todo con tal de gobernar». Pues sí, estos son los intereses y el bienestar que interesa a los ciudadanos de Castilla y León, sus problemas se solucionan con el desgaste del contrario, ay!

No es menos cierto que en esta tierra del Cid y García I algunos viven una realidad paralela a la calle. Viven su mundo sin darse cuenta de la que se avecina. Están subidos a ese idilio de otros tiempos y, por suerte o desgracia -depende de la orilla- los tiempos han cambiado. Pero las aguas no bajan nada claras ni por el ni por el Duero soriano, ni por el Adaja abulense y, mucho menos, por el Riaza segoviano. Y veremos como bajarán también en el Duero de Doña Urraca, ay qué dolor! Vamos viendo. El candidato del PP a la Alcaldía de Segovia, Pablo Pérez, aupado a pulso por Madrid ante el candidato del PP local, ha sido refrendado este martes por el presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, quien le ensalzó como la “esperanza de futuro” para Segovia. El líder de los populares visitó este martes la capital segoviana, donde mantuvo un encuentro con afiliados, simpatizantes y cargos públicos de la provincia. Pero este diario ha sabido algo más. Que se celebró un encuentro más que especial, con la presencia del pretoriano Javier Maroto para ‘poner las pilas’ a los segovianos y que ‘ni se les ocurra boicotear al candidato’. Allí estaba todo la plebe, desde Fernández Mañueco que no se pierde una foto al lado del jefe, está en su derecho, como Sanz Vitorio. Por cierto, Francisco Vázquez, el presidente de la Diputación y secretario regional, no sale en ninguna foto y, además, tampoco acudió Silvia Clemente, por eso de que había Pleno en las Cortes de Castilla y León. No debemos perder de vista quién encabezará la lista a las Cortes por Segovia. Las espadas están en todo lo alto y la lucha, dicen desde dentro del mismo PP, es cruel.

Y ya que hablamos también de ríos, no es menos cierto que a un destacado político, al que quieren enviar a Rentería porque le han ‘tomado la matrícula’ en dos ocasiones, casi mejor lo tiran río abajo, pero quiere aferrarse a un sillón pasado para salvar su carrera que es única, la política, aún defenestrando a otros y otras… Pronto se sabrá al que quieren de edil en Rentería para que, de una vez, se gane el sueldo. Uf!

Bien el paisano Salvador Cruz, cómo domina el arte de la verbigracia económica.Tan festivo y elocuente era su discurso que hasta el consejero de Presidencia, y de los medios, De Santiago Juárez, aplaudía en ese arte de la distancia fría. Pero el que fue más alla, no sabemos si de alegría, no de arte andalú, era el diputado de la rosa que le daba réplica, Martín Martínez, que movía las manos cual Miguel de Molina, eso sí, le faltaba la blusa de lunares y es del Pisuerga no del Guadalquivir. Intentaba entretener, digamos, a Salvador Cruz quien le espetó «usted deje de bailar sevillanas, que las baila muy mal».

En esto de la política como en el resto de las artes, supongamos que la política es un arte de birlibirloque, por el hemiciclo apareció una ‘perla negra’ y también eólicas que menudo viento levantaban. No sabemos si las partículas del aire eran de oro, porque sus señorías de la bancada roja no hacían mas que mover los dedos como si quisieran atrapar… qué imaginación tenemos, ay!

Esperemo que el amigo Carlos Pedraz, el naranjito de Lumbrales, aunque hoy llevaba camisa rosa, no aprendiera de esos momentos calenturientos del tú más. Esa vieja política que no se fundamenta en la buena oratoria, aquella que escuchábamos cuando nos movíamos por las Cortes de España, ay mi España me duele todo y no sé por qué, de los que ahora llaman ‘padres de la Constitución’. Aquellos discursos calaban, pesaban, tenían fondo y forma y se hacían inagotables sin agotar… Ricos tiempos de antaño ante la pobreza de hogaño.

Los plenos, a pesar del espantoso discurso argumental, también dan mucho para escuchar, poco para hablar y más para callar. El ruido político que nos comienza invadir no deja escuchar los sonidos que llegan ya desde el futuro. Todos se ven aupados por los votos y no por los otros. Unos buscan mediar, ahora que tanto se habla de mediador, otros mantenerse y ese dicho que dice madrecita que, al menos, me quede como estoy, y los otros que tienen prisa ya en llegar donde creen que pueden estar. Una asfixia que ya nos comienza a ahogar con tantas conjeturas, dires, diretes y mala leche, incluso disparándonos fuego amigo -el que más se usa- para picar, el anzuelo cachis.

Cuando caían las tinieblas en la capital castellana -don Luis Santos Reyero-, porque el eco de este parlamento «no llega a provincias, como León», aún se atisbaba en la nebulosa de la noche la risita de Toñín, al que hemos visto muy animoso con el presidente regional, Fernández Mañueco. Dicen por las tierras de García I, que no de gracia, que la etapa en la capital del territorio del Cid llega a su fin. Y si de por medio existe una citación con las Cortes de Castilla, y León, disueltas, ay qué dolor la que se puede avecinar!

Con esto y un bizcocho y la no reprobación, por el voto popular, del «mejor» consejero de Sanidad, ese The Wall de Pink Floyd, damos por concluido el cuarto último pleno de esta legislatura de trámite hacia los nuevos tiempos que ya aparecieron en 2015. Seguiremos hablando del Gobierno, como Tip y Coll, porque la vida política es una mala película de humor, y también de la que se avecina, como en la serie, donde tras cuatro años de enconadas luchas de poder por la presidencia, la apatía e indiferencia de la mayoría de votantes harán acto de presencia en el escenario electoral, uf cuánto miedo porque entre primos anda el juego de política y toros!

No hay comentarios