Finaliza la comisión de cajas de ahorro sin acuerdos ni conclusiones

La Comisión de Investigación sobre las cajas de ahorro de Castilla y León que arrancó hace un año y medio se ha cerrado este viernes sin un acuerdo en torno a las conclusiones que

Foto: Europa Press

La Comisión de Investigación sobre las cajas de ahorro de Castilla y León que arrancó hace un año y medio se ha cerrado este viernes sin un acuerdo en torno a las conclusiones que posibilite que estas sean debatidas ante el Pleno de las Cortes por la falta de acuerdo entre los grupos –PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos e IU–.

La Comisión ha celebrado hoy su última reunión en la que se han votado los documentos de conclusiones de cada uno de los grupos sin que ninguno de ellos haya logrado el respaldo suficiente –mayoría absoluta– para poder elevar el texto y debatirlo finalmente en una sesión plenaria. Además, tampoco ha logrado los votos suficientes la propuesta de Podemos en torno a un texto de mínimos que posibilitara el debate parlamentario, iniciativa que únicamente contó con el respaldo de la formación morada, Ciudadanos e IU.

El presidente de esta Comisión, Manuel Mitadiel (Cs), ha explicado que este viernes se da por concluida la labor de la Comisión y ha asegurado que a pesar de no haber podido elevar las conclusiones pertinentes su grupo sí difundirá su texto en las provincias más afectadas por el cierre de las cajas de ahorro de la Comunidad.

No obstante ha eludido hablar de “fracaso” en el trabajo realizado, ya que se ha conseguido “ver desfilar por la Comisión a directivos y presidentes que lo fueron todo”, por lo que, a su juicio, este año y medio de trabajo no ha supuesto una “pérdida de tiempo”. “Hemos conseguido que prohombres de cada provincia hayan tendido el sofoco de dar explicaciones de lo que hicieron”.

Por su parte, el portavoz de Podemos, Pablo Fernández, ha lamentado no haber logrado un acuerdo en torno a esa propuesta de mínimos realizada por su grupo para elevar el debate al Pleno y ha insistido en que esta situación ha constatado que esta Comisión de Investigación “nació muerta” por un “pacto” entre PP y PSOE. “Hemos intentado articular un documento de ultramínimos que ha sido rechazado tanto por PP como por PSOE porque no les interesas”.

“Es algo muy triste”, ha lamentado Fernández, quien ha considerado que “hurtar” el debate en el Pleno es fruto del “miedo” de ‘populares’ y socialistas. “Hoy es un día muy triste, ambos partido se han dedicado a poner palos en las ruedas y finalmente han apuntillado y matado la Comisión”, ha explicado, tras lo que ha insistido que PP y PSOE han tratado de proteger así “su pacto de la vergüenza”.

El procurador de IU, José Sarrión, ha lamentado que finalmente haya sucedido lo que él mismo auguró al inicio de los trabajos en esta comisión que “ha terminado como empezó: muerta”. Para Sarrión fueron los actos de “desvergüenza” tanto de PP como de PSOE en el seno de las cajas y las “irresponsabilidades” de los gestores lo que llevaron a la desaparición de las mismas junto al “exceso de capitalismo”.

Así, Sarrión ha asegurado que IU seguirá su batalla para dilucidar responsabilidades en los tribunales y ha destacado que la próxima cita en este sentido será el 22 de enero en el juicio sobre las prejubilaciones de Caja Segovia.

El procurador socialista Óscar Álvarez se ha negado a reconocer que la Comisión se haya cerrado sin conclusiones, ya que para él el texto presentado por el PSOE es “serio” y lleno de “autocrítica”. “Falló todo”, ha señalado tras la reunión de este viernes, al tiempo que ha insistido en que las cajas desaparecieron como consecuencia de la crisis y de “decisiones lamentables” y “errores” como las preferentes o las prejubilaciones.

Sin embargo ha criticado que Podemos insista en la existencia de un “pacto” entre PSOE y PP porque es “mentira” y ha reseñado que su Grupo no ha podido respaldar las conclusiones de los ‘populares’ porque eluden las “responsabilidades de la Junta”. Además, ha considerado que el texto de mínimos planteado por Podemos supondría “descafeinar” el trabajo de la Comisión, lo que le ha llevado a rechazar este documento igualmente.

Así, ha señalado que ha sido la propia “aritmética parlamentaria” la que ha imposibilitado llevar a Pleno un documento de conclusiones y ha insistido en que la propuesta de la formación morada suponía una “tomadura de pelo” al trabajo.

En este sentido, el procurador del PP José Manuel Fernández Santiago ha recordado que el apoyo de los grupos al texto presentado por los ‘populares’ hubiera posibilitado ese debate en una sesión plenaria, por lo que, para el PP, “han sido el resto de grupos quienes no lo han permitido”.

El procurador ‘popular’ ha rechazado respaldar el documento de “ultramínimos” de Podemos porque era una “mera improvisación” y “desnaturalizaba” todo el trabajo.

Fernández Santiago ha defendido que durante este año y medio se ha realizado en el seno de la Comisión un trabajo “serio” a pesar de no haber podido elevar un dictamen de consenso.

Conclusiones

El documento de conclusiones presentado por el PP que ha contado con la oposición de todos los grupos detalla que la Junta de Castilla y León supo “anticiparse” a la crisis de las entidades de ahorro, no obstante cree que “falló” la supervisión del Banco de España sobre las mismas. Así, para el PP, a las cajas de la Comunidad no les pasó “nada diferente” que al resto de entidades de ahorro de España, ya que tuvieron que enfrentarse a “una crisis global”.

El texto presentado por el PSOE y que ha contado con el rechazo del resto y la abstención de Ciudadanos se basa en que fallaron tanto los mecanismos de control como los de supervisión y culpa a Junta, Banco de España y Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) de “no poner freno”.

Para los socialistas en torno a las entidades de ahorro hubo un “virus” llamado “ladrillo” que fue “inoculado” por el expresidente del Gobierno José María Aznar con la “liberalización del suelo”.

Para Podemos, cuyas conclusiones han sido respaldadas por IU y Ciudadanos y rechazadas por PP y PSOE, la Junta hizo “dejación de funciones” en torno a las entidades de ahorro y no puso en conocimiento del Banco de España de la situación, al tiempo que señala que se ha puesto de manifiesto que las comisiones de Control de las entidades “no controlaban nada”.

En su documento, la formación morada también insiste en el
“desamparo” de los consumidores en todo el proceso, a lo que suma que la pérdida del denominado “músculo financiero” puso de manifiesto que la situación se concibió como una “suma de provincialidades” más que con una “visión estratégica común”.

Asimismo, para Podemos ha sido evidente que la participación de PP y PSOE en los órganos de dirección de las entidades supuso una influencia “decisiva” en la toma de decisiones de los Consejos.

Por su parte, las conclusiones de Ciudadanos, respaldadas por Podemos con la abstención de IU y el voto en contra de PSOE y PP, hablan de que la desaparición de las entidades ha sido consecuencia de una crisis que se gestaba desde años antes que se acompañó de una gestión “irresponsable” y de una falta de acción por parte de las autoridades económicas que “sólo actuaron cuando ya no era posible salvar las entidades”.

Para la formación naranja hubo una “carencia absoluta” de control interno y los directivos de las cajas cometieron “gravísimos errores” de gestión en los años de expansión “ignorando el riesgo” al que estaban sometiendo a las entidades. Para Cs ha quedado claro que los Consejos de Administración “no cumplieron su papel”, fueron órganos “muy politizados”, lo que “influyó negativamente en la toma de decisiones”.

Por último, IU, que ha contado con el respaldo de Podemos y Ciudadanos y el voto en contra de PSOE y PP, ha centrado sus conclusiones en una “gestión calamitosa” que llevó a los gobernantes de las cajas a “estafar” a sus clientes con la venta de preferentes tras apostar por un sector inmobiliario “sobrecargado” cuando ya se conocía la “burbuja”.

No hay comentarios