De Santiago-Juárez confía en la repetición de la oposición

El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha confiado en que salga "todo bien" en la repetición de la oposición de personal de servicios de la Junta

De Santiago-Juárez en el Pleno de las Cortes del martes.

El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha confiado en que salga “todo bien” en la repetición de la oposición de personal de servicios de la Junta que se celebrará mañana domingo tras anularse la convocatoria celebrada en junio para cubrir 384 plazas por detectarse irregularidades.

En concreto, el consejero ha asegurado que cada vez que se pone en marcha un proceso selectivo en la Junta de Castilla y León se intenta que salga todo de “forma ordenada, bien, meticulosa y sin fallos”, tras lo que ha asegurado que cuando alguien recurre una oposición se le da “mucha importancia”.

De Santiago-Juárez ha señalado que en este caso hubo un “error clarísimo”, por lo que “se han repetido en el menor tiempo posible”, ya que, como ha reseñado, no es fácil encontrar espacio para 18.000 personas.

“Hay que hacer las cosas bien y ordenadas y que esta vez el examen no tenga errores y pronto tomen posesión las más de 300 personas que aprueben la oposición”, ha señalado, tras lo que ha manifestado que lo fácil para la Administración habría sido “mirar hacia otro lado”, pero en este caso “no quedaba otra que repetir el examen”.

La oposición 

En el mes de enero de este año se convocaron 384 plazas para personal de servicios, destinadas fundamentalmente a trabajar en las residencias para personas mayores y personas con discapacidad y en los centros educativos de la Administración autonómica.

Para acceder a esas 384 plazas se matricularon 18.889 personas; por tanto, una competencia muy alta dada la proporción del número de 49 opositores por plaza. El examen, que consistía en un test de 80 preguntas, se celebró el 3 de junio.

Posteriormente se presentaron un gran número de recursos que, una vez resueltos, se concluyó que el examen no respetó las bases de la convocatoria al no incluir cuestiones teóricas en la parte práctica del examen –la convocatoria indica que el test debe tener 80 preguntas divididas en dos partes, teórica y práctica, dando prevalencia a la parte práctica ya que es eliminatoria frente a la teórica, que no lo es–.

La resolución en este sentido concluyó que, en este punto, el examen no ha respetado la convocatoria, porque entre las 40 preguntas de la parte práctica hay al menos 13, más del 30 por ciento, que en lugar de versar sobre cuestiones prácticas preguntan cuestiones teóricas.

Dada esta situación se determinó que era necesario realizar un nuevo examen convocado para este domingo.

No hay comentarios