Del Olmo recomienda a Ribera que «pise el suelo»

La pide que deje de tomar "medidas desde lejos" sobre minería y térmicas

FuenteEuropa Press

La consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha recomendado a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que «pise el suelo» y deje de tomar «medidas desde lejos» que afectan a las cuencas mineras y a las térmicas.

Antes de participar en la Jornada ‘El impacto de la financiación de Iberaval en la actividad económica y el empleo’ Del Olmo ha detallado que hoy mismo viajará a las cuencas mineras, en concreto a Villablino (León) donde se reunirá con alcaldes de municipios afectados por el cierre de explotaciones mineras y centrales térmicas y con el Comité de Empresa de la central térmica de Compostilla y representantes de sus compañías auxiliares.

«Lo que quiero ante una situación muy difícil para esas zonas de Castilla y León es reunirme con los alcaldes donde van a cerrar minas y térmicas porque quiero escucharles y ver los problemas que se les van a plantear a los municipios para ayudarles en la medida de nuestras posibilidades», ha aseverado.

Del Olmo ha destacado además que prevé hablar también con las eléctricas propietarias de las térmicas para que no dejen sin «alternativa» a los municipios.

Para la consejera esta situación es consecuencia de las decisiones «erráticas, erróneas y precipitadas y sin medir» del Gobierno central y, en concreto, de la ministra Teresa Ribera que «lanza medidas sin hablar con el sector, sin saber consecuencias».

De este modo, Del Olmo ha lamentado que la ministra no asistiera al Foro Internacional sobre el Futuro de los Municipios Mineros que se celebró el lunes en Bembibre (León) a pesar de haber sido invitada. «No fue capaz de acercarse, tomar medidas desde lejos es fácil pero hay que pisar el suelo», ha concluido.

Sin notificación del Gobierno sobre Garoña 

La consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha asegurado que la Junta no ha recibido recurso alguno remitido por el Gobierno para «paralizar» el impuesto que grava los residuos procedentes del desmantelamiento de la nuclear de Garoña, en la provincia de Burgos.

Del Olmo se ha referido a este asunto en la apertura la Jornada ‘El impacto de la financiación de Iberaval en la actividad económica y el empleo’, donde ha considerado que sería «difícil de explicar» que el Gobierno apercibiera a Castilla y León con este impuesto cuando no lo ha hecho con Cataluña.

A través del impuesto que entra en vigor este miércoles Nuclenor deberá ingresar de aquí a final de año la parte proporcional de los 15 millones anuales a través de una autoliquidación. «De momento la obligación está, ha entrado en vigor», ha aseverado la consejera, tras lo que ha advertido de que si no paga se pondrán en marcha mecanismos por parte de la administración tributaria a través de la vía de apremio.

«Tienen que pagar, sol solventes», ha concluido.

No hay comentarios