Barcones: “El Gobierno seguirá trabajando por Vestas”

Ha incidido en que el Gobierno seguirá con un trabajo "con discreción" para que se mantenga el empleo de Vestas

Virginia Barcones. Imagen de archivo

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha recalcado este viernes que el Ejecutivo central continuará su trabajo “con discreción” para que se mantenga el empleo y la unidad productiva de la fábrica de Vestas en Villadangos del Páramo (León) y no ha querido “entrar” en posibles diferencias con la Junta sobre la firma del acuerdo con la empresa y los sindicatos.

Tras asistir al acto de homenaje a la Guardia Civil en el Acuartelamiento El Parque de León, la representante gubernativa ha incidido en que el Ejecutivo socialista quiere que se solucione el problema que se ha generado con la salida de Vestas y que se mantenga la unidad productiva y el empleo.

Por ello ha incidido en destacar el acuerdo firmado el pasado miércoles entre el Gobierno, los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO y la empresa Vestas porque considera que la compañía danesa manifiesta su “voluntad de querer transmitir” las instalaciones de Villadangos del Páramo (León) para no perder unidad productiva y el empleo. “Para que alguien compre, el otro tiene que estar dispuesto a vender”, ha subrayado.

“Eso es lo que hemos querido desde el primer momento, cuando conocimos el conflicto y la ministra de Industria, Reyes Maroto, se uso en la primera línea de defensa”, ha aseverado Barcones, que no ha querido “entrar en más” al ser preguntada por que la Junta de Castilla y León no se haya sumado al acuerdo.

Barcones ha recordado que, aunque “no había instrumentos legales para impedir que Vestas se fuera”, al surgir el problema el Gobierno se marcó como objetivo “hacer toda la presión política”, por parte de las instituciones, y social, con “trabajadores, sindicatos y sociedad leonesa”.

Con ello, ha incidido, “no se consiguió el objetivo deseado de que no se fueran”, pero sí considera que se ha logrado “un acuerdo respaldado mayoritariamente en la parte social trabajadores” y avanzar para que no se pierda la unidad productiva.

A partir del acuerdo, Barcones ha reiterado que espera que alguna de las dos opciones de inversores que “parece que ha encontrado la Junta” prosperen y, mientras tanto, ha comprometido el trabajo “con discreción” del Gobierno y ha incidido en el llamamiento a la unidad de acción de “instituciones, comité y sindicatos”, porque unidos serán “más fuertes” y lograrán resultados más satisfactorios.

Aunque ha afirmado que el Gobierno no conoce a los dos inversores anunciados por la Junta de Castilla y León, ha ofrecido las “puertas abiertas” para mantener reuniones con ellos y cualquier otro, y para poner sobre la mesa las líneas de ayuda y acompañamiento al industrial interesado.

Compromiso con la Benemérita

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha señalado, entre los “retos pendientes” que tiene por delante el Ejecutivo en relación con la Guardia Civil está recuperar de manera paulatina los en torno a 1.000 efectivos que se estima que ha perdido el Cuerpo en la Comunidad desde que en 2011 comenzaron los “recortes”.

Así lo ha expresado la representante gubernativa este viernes en León, donde ha asistido al acto de homenaje a la Guardia Civil organizado con motivo de la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar, donde también han estado otros representantes políticos como el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez Quiñones, y el secretario general del PSCyL, Luis Tudanca.

Barcones se ha referido a los “muchos retos pendientes por delante” que presenta el Instituto armado, como recuperar efectivos que se han perdido desde 2011, un período en el que estiman que se ha generado un déficit de 1.000 agentes en Castilla y León.

“Este gobierno asume el compromiso de ir recuperando esas cifras, llenar los cuarteles”, ha afirmado, si bien ha reconocido que “no es un proceso inmediato” ya que hay que sacar ofertas públicas de empleo, llevar a cabo una formación “estricta”. Pero ha recalcado que la intención es iniciar una recuperación paulatina de todos los efectivos.

A ello ha sumado el objetivo de que las instalaciones y los medios con los que trabajan los efectivos de la Guardia Civil estén “cada día de la mejor manera posible”.

Además, ha recordado que el Gobierno de España “ha tenido claro” trabajar para que los hombres y mujeres que prestan servicio en la Guardia Civil tengan las mejores condiciones, por lo que ha explicado que desde que llegaron a su cometido pusieron “el máximo de los esfuerzos” para hacer realidad la equiparación salarial, ya que estaba “firmada, pero no tramitada y no gestionada”.

La delegada del Gobierno ha querido felicitar a los integrantes de la Guardia Civil de Castilla y León y al general jefe, Clemente García, por su “profesionalidad” y sobre todo por la “confianza” en la seguridad que proporcionan “a todos en esta tierra”, que es una “una de las comunidades más seguras de España”.

Por ello, ha ensalzado que la Benemérita haya logrado, mantener la seguridad en el país pese al “recorte” de efectivos que se inició en 2011.

De hecho, ha incidido en que Castilla y León no sólo es uno de las comunidades más seguras sino también “una de las que más delitos se esclarecen”, por lo que ha subrayado la labor en prevención.

También ha señalado el hecho de que en Castilla y León la mayor parte territorio es rural y que la Guardia Civil “presta su servicio donde no llega nadie, donde alguien necesita ayuda, desde el pueblo más lejano hasta la situación más inhóspita”, por lo que “siempre” se puede contar con el Cuerpo.

No hay comentarios