Pedro Sánchez señala la “irresponsabilidad seccesionista” y la “inacción” de Rajoy

Sánchez admite que el "mayor riesgo" para el sistema de pensiones es que "siga gobernando el que lo quiere socavar".

Pedro Sánchez en Valladolid. Foto: PSOE.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha advertido de que España no puede quedar “varada” ni por la “irresponsabilidad secesionista”, ni por la “inacción” del Gobierno de Rajoy que sigue “empeñado” en “no hacer nada” esperando a que las cosas se “solucionen”.

Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, durante su participación ante medio millar de personas en una asamblea abierta con la ciudadanía con las pensiones como asunto de debate que se ha celebrado en la Sala Blanca del LAVA de Valladolid. Junto a Sánchez, han intervenido en el evento el secretario general del Partido Socialista de Castilla y León, Luis Tudanca; el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la secretaria provincial del PSOE de Valladolid, Teresa López.

En su alocución, el líder de los socialistas, ha incidido en que estamos ante un “Gobierno agotado” y una legislatura “acabada” cuando todavía quedan “dos años para las elecciones”. En este punto, Sánchez ha asegurado que el PSOE no se va a quedar esperando cruzado de brazos, sino que va a “liderar desde la oposición” las “grandes transformaciones que necesita el país”.

Sánchez ha hecho hincapié en que le “preocupa la unidad territorial del país”, pero mientras se debate si se puede gobernar o no de forma “telemática” los problemas no “paran de crecer”, por lo que ha insistido en que el país no se puede quedar “varado” ni por la “irresponsabilidad secesionista” ni por la “inacción” de un Gobierno que sigue esperando a que las cosas se “solucionen” por sí mismas.

“Se trata de un Gobierno vacío de ideas y lleno de corrupción”, ha aseverado el secretario general del PSOE que ha posicionado a su partido como abanderado del “cambio seguro”, mezclando “propuestas audaces” y haciendo política que genere tanto la confianza de quienes “nos votan” como de quienes “no lo hacen”.

“Un Gobierno que no hace nada es un Gobierno que no es nada”, ha subrayado para enumerar la “brecha salarial, la explotación laboral y la crisis de Cataluña” como ejemplos de esta dinámica y concluir que el PP no solo no “resuelve” los problemas de la gente sino que los “cronifica”. En este punto, ha echado mano de un informe de Oxfam Intermon para denunciar que en España a diez millones de personas en riesgo de pobreza, o que siete de cada diez españoles han visto “empeorar” su situación económica pese a que los “datos macroeconómicos” son positivos.

Sánchez ha denunciado que el Gobierno se ha servido de la crisis para “devaluar” el Estado del Bienestar y ha responsabilizado al PP de que la mejora económica siga sin llegar “al ciudadano”. “Hay problemas en Sanidad, en Educación, en Servicios Sociales”, ha continuado, “y esto ya no se debe a la economía, sino a la falta de compromiso del Gobierno de España”.

Partido municipalista 

Sánchez ha comenzado su discurso apelando a la historia del partido para reivindicar el carácter “municipalista” del PSOE poniendo como ejemplo a que su fundador, Pablo Iglesias, comenzó como concejal en Madrid, lo que, a su juicio, ha servido para que en la formación cale la idea de que para hacer “transformaciones globales” hay que empezar desde lo “local”.

El líder de los socialistas ha respondido, por último, a las interpelaciones que le han hecho una representación del medio millar de asistentes a esta asambleas “abiertas” que solo el PSOE “hace”. Así, ha defendido la “funcionalidad” de las Diputaciones o del Senado, siempre que sean “instuciones eficaces” o que los políticos cobren un sueldo, ante las críticas de algunos de los presentes que se quejaban de “palabras bonitas” pero “pocos hechos”.

En una de sus respuestas también ha recordado a la anciana soriana que falleció sola en Madrid después de tener que separarse de su hermana para cobrar la pensión para mostrar su compromiso en que esta situación no puede volver a “darse” y denunciar la “falta de alma” de las políticas del actual Gobierno.

El riesgo de las pensiones 

 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha admitido que “el mayor riesgo” para el sistema público de pensiones es que “siga gobernando” el que lo quiere “socavar”, “el que quiere mercadear con él”, al tiempo que ha vuelto a enarbolar el impuesto a la banca, la mejora laboral y recuperar el pacto de Toledo para garantizar “un derecho en peligro” por un modelo ‘popular’ que ha “dilapidado” los fondos y que se sustenta en “hipotecarse a través de créditos”.

Así lo ha señalando, en declaraciones recogidas por Europa Press, durante su participación ante medio millar de personas en una asamblea abierta con la ciudadanía con las pensiones como asunto de debate que se ha celebrado en la Sala Blanca del LAVA de Valladolid. Junto a Sánchez, han intervenido en el evento el secretario general del Partido Socialista de Castilla y León, Luis Tudanca; el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la secretaria provincial del PSOE de Valladolid, Teresa López.

El líder de los socialistas, ha insistido en su idea de ofrecer “soluciones” y “propuestas” desde la oposición para garantizar un “derecho público” que está “socavando” el Gobierno de Mariano Rajoy con el objetivo de favorecer las inversiones en planes privados y así “convertir un derecho en una mercancía”.

En este punto, ha explicado que el sistema de pensiones tiene ante sí “desafíos”, pero también “riesgos”. Entre los primeros ha señalado la “evidente” inversión de la pirámide poblacional y el hecho de que si en la actualidad hay nueve millones de pensionista, la estimación es que en 2020 sean 20 millones.

“El Gobierno está debilitando los ingresos de la Seguridad Social”, ha lamentado para denunciar que en 2011, cuando gobernaba el PSOE, la hucha de las pensiones llegó a los 66.000 millones de euros, mientras que desde que Gobierna el PP ha habido un “déficit sistemático” de la Seguridad Social que supone al año 18.000 millones de euros que pide de crédito para poder pagar las pensiones”. “Una hipoteca que van a pagar vuestros hijos y vuestros nietos, ¿eso es lo que quéreis?”, ha espetado.

Sánchez ha vuelto a poner encima de la mesa sus recetas para frenar esta dinámica. Entre ellas se encuentra la de incrementar el salario de los trabajadores en torno a un tres por ciento hasta 2021 y que el Salario Mínimo Interprofesional sea de 1.100 euros en 2020, medidas con las que, a su juicio, la Seguridad Social “mejorará sus ingresos”. Unas propuestas que chocan con el ideario de la “derecha” que consiste, ha resumido, “en que todo siga igual hasta que el sistema reviente”.

Impuesto a la banca

En este punto, el líder de los socialistas ha planteado la reconstrucción del pacto de Toledo a partir del crecimiento de las pensiones “conforme al incremento del IPC” y un mayor crecimiento de las mínimas respecto a las máximas.

También ha insistido en la derogación de la Reforma Laboral del PP acompañada de un nuevo Estatuto del trabajador porque para no retrotraerse a tiempos de 2010 que “no tienen nada que ver” con las necesidades actuales. “El año pasado se realizaron más de 400 millones de horas extras sin remunerar, una situación que, traducida a contratos temporales hubiera significado una reducción en la tasa del paro de cerca de un seis por ciento”, ha apuntado.

Además, ha pedido un debate sobre la financiación del sistema público de pensiones más allá de las cotizaciones a la seguridad social, punto en el que ha vuelto a incidir en su idea de establecer un impuesto extraordinario a la banca. “El pasado año el beneficio de la banca aumentó en un 50 por ciento con respecto al ejercicio anterior hasta situarse en los 13.500 millones”, ha recordado para preguntar si no es “de justicia social” que aquellos a los que se “rescató” con una inyección de 77.000 millones “rescaten ahora” a las pensiones.

Además, Sánchez ha indicado que el impuesto se grabe sobre el “beneficio” de las entidades financieras con el objetivo de que este impuesto no acabe “repercutiendo en los clientes”.

Por último, el líder socialista ha querido dejar claro que la clave de bóveda del PSOE es el Estado del Bienestar, algo que a “otros” no interesa para no tener que explicar así la “privatización” de la Sanidad, la Educación y Servicios básicos. “Si se oponen a subir cotizaciones, salarios y a crear impuestos a la banca, la solución que están planteando es dejar morir al sistema de publico de pensiones”, ha concluido.

No hay comentarios

Dejar respuesta