Libro de Artista-Mural Evangelio de San Mateo de Salamanca

Este libro de artista, ejemplar único o libro único o, y mural, es al estilo de los libros medievales miniados o iluminados pero con estilos y tendencias estéticas y artísticas actuales.

FuenteJesús Millán Muñoz
loading...

Se titula esta obra Evangelio de San Mateo (HilVic) (14) (M.A.)”. Consta de 127 hojas numeradas y firmadas, tamaño cartulina, 65 por 50 cms., pintadas por los dos lados. Contiene fragmentos del Evangelio de San Mateo. Ha sido realizado entre el 10 de junio del 2014 Cr hasta el 07 de noviembre del 2014 en Cr. Además firmada al final y certificada el 07 de noviembre del 2014 en CR. Además contiene una carpeta de un tamaño un poco mayor, pintadas por los dos lados. Todas las hojas están firmadas y fechadas por uno de los dos lados. Ha sido donada gratuitamente al Obispado de Salamanca, Delegación Diocesana del Patronato Cultural.

– Quizás, el gran arte, desde Chauvet, siempre ha tenido elementos estéticos y artísticos, pero combinados con literarios, filosóficos, metafísicos, religiosos.

Este libro de artista y mural, contiene, todos esos elementos o parte de ellos. Quizás, aunque no guste oírlo, el gran arte, de casi todos los siglos y de casi todas las culturas, ha estado unida a esa necesidad metafísica y espiritual y religiosa que el ser humano, siente y sufre. Diríamos ese hueco o vacío o aliento u hondón que siente en su interior.

No puedo valorar o no debo, la calidad de esta producción cultural. Pero en muchos sentidos, puede ser un hito en la producción cultural de nuestra época. Retoma ella, los grandes valores estéticos y muchos de los filosóficos y metafísicos y religiosos, que durante siglos o milenios se han ido dando en Europa, que a su vez son herederos de las tradiciones anteriores, no solo grecorromanas, sino eslavas, germánicas, etc.

– Al estamento eclesiástico, habría que recordarles, igual que al sector secular de la sociedad, que si hoy queremos tener un Beato de Liébana, con las estéticas actuales, si hoy queremos producir una de esas obras, para que queden como memoria del hoy, de la relación arte y fe, arte actual y fe, para siglos venideros. Para que exista alguna posibilidad de que dentro de dos o cinco siglos, exista algo, similar a lo que decimos. Es muy sencilla la solución, hay que realizar hoy libros de artistas, como los denominamos hoy, libros actuales miniados o ilustrados con pinturas y dibujos.

Es evidente, que la institución cristiana actual, al menos en España, no tienen los fondos económicos para pagar el estipendio de esas obras, ni siquiera a los grandes autores plásticos de hoy, e incluso, algunos de ellos o de ellas, nunca se prestarían a realizar obras, con cierto corte religioso, no sé si metafísica o espiritual.

Pero al menos, lo que puedan coleccionar, lo que se les done, con las tendencias y estéticas actuales, deberían, teniendo enormes espacios donde conservar realizarlo. Y esto por múltiples razones y causas. Entre otras porque sería la manifestación de la unión, que siempre ha existido, en la medida de lo posible, de realizar arte de cada siglo con temáticas religiosas.

Ciertamente, no todo el arte de hoy, incluso el religioso con tendencias de hoy, puede ser un arte litúrgico, pero si podría servir para exponer en museos eclesiásticos, para la pastoral, para la evangelización…

El arte religioso, incluso para las personas, colectivos, ideologías, individuos, grupos que se piensen son ateos o agnósticos. Pueden ser altamente estéticos, tenemos autores, no demasiados en estos dos siglos, pero si como muestra; pueden ser altamente estéticos y artísticos, en sí mismos; y, pueden servir para esas personas para que reflexionen, mediten, piensen, analicen la multiplicidad caleidoscópica del mundo, del mundo actual y del mundo interior del ser humano…

– Puede parecer que este Evangelio de San Juan, que a su vez, forma parte de un Nuevo Testamento o Cuatro Evangelios más extensos, entre todos formando una unidad, aunque cada parte, esté conservado o debería estarlo en una institución diferente, museo o fundación o entidad. Pero todos formando una unidad de sentido y significado, como en otras páginas se indica. Decía que es una paradoja, que como libro, es uno de los veinte más grandes en tamaño del mundo, esta obra, esta producción cultural, hasta el momento, parece que duermen los sueños de los justos.

Independientemente que esta producción cultural, sea notable, sea mediocre, sea suficiente, es algo, es un producto cultural, con multitud de perspectivas, no solo estéticas y plásticas, sino literarias, filosóficas, religiosas, metafísicas…

Quizás, quizás el mundo de hoy, padece el error o la necesidad del exceso consumo de todo. Y esta situación, hace que no valoremos, lo que tenemos. Que no sepamos el lugar que ocupa, no distinguir entre lo que puede ser singular o es general. Independientemente de la valoración estética y conceptual y formal que pensemos tiene un producto.

A veces, el autor de esta obra piensa, que si se conserva para generaciones futuras, un día, un día será valorada por los seres humanos, en lo que merece por su trabajo, la multitud de temas que llevan incluido, y por el arte y los demás parámetros. Paz y bien…

No hay comentarios

Dejar respuesta