Filosofemas V de Juan de Portoplano

FuenteJMM Caminero
loading...

Aquella tarde, ya casi cuándo las luces naturales se van apagando, el de Portoplano resurgió de su silencio y marchó a mover sus pies en el paseo vespertino. Intentando que su mente-cerebro-psique y alma y cuerpo descansasen un poco, para continuar retomando su trabajo de búsqueda e indagación de cómo intentar armonizar palabras e ideas y realidad.

– Demasiados individuos en sus empresas y trabajos y vocaciones están frustrados y quemados, y ese sentimiento lo proyectan de las formas más irracionales posibles, siempre aparentando racionalidad.

– Aquella persona y aquella otra, también tuvo sus esperanzas en y de la vida. Aquella persona como tú, también ha tenido sus alegrías y sus penas.

– Eres un ser humano, racional y con libertad y moral, no añadas más penas y tristezas a los demás, así no te echarán a ti más de las que ya tienes. Salvo cuándo tengas que defenderte legitima y legal y moralmente.

– Existen seres humanos, que su interior está tan lleno de barro, que van pintando de tierra todos los rostros. Por las razones que sean, existen cientos de motivos o causas posibles, para que las personas caigan en errores de un tipo o de otro, pero después, si no superan esos desaciertos, van pintando con ellos todo lo que se acerca. Su negrura de dentro van tiñendo todo lo que hacen o dicen.

– Todo el mundo incuba sus heridas, sufrimientos, penas, traumas, frustraciones, fracasos. Lo que sucede es que unos, intentan superarlos, o al menos, vivir con ellos, y otros, no son capaces de controlarlos, y van esparciendo sus sufrimientos y creando, o intentando crear más sufrimientos en los otros…

– No hago por un lado filosofía y por otro literatura, sino que intento realizar, que todo sea literatura-filosofía o filosofía-literatura al mismo tiempo. No hago arte y por otro lado filosofía, sino que intento construir arte-filosofía-literatura y filosofía-arte-literatura. Todo unido. Es como unir las tres metodologías en la misma frase o en la misma imagen…

– Comprendo y entiendo que usted, tiene suficientes años, para entender que por un lado está la filosofía, por otro la literatura, y por otro el arte plástico. Y aunque sea el mismo escribiente o pensante, tenga obras de cada especialidad, diferentes, aunque tengan puntos en común. Comprendo y entiendo que usted, no pueda aceptar que un trozo de texto, una misma página, el autor que al final sigue la tradición o tradiciones, diga y sienta y exprese, que esa misma página, es literatura, pero también filosofía, incluso puede contener un dibujo. O una pintura en papel es pintura, pero también es filosofía y con los textos escritos en ella, o título, literatura. Bueno, el futuro dirá si es un acierto.

– En tu rincón intentando entender y comprender algo del mundo. Desde tu rincón mostrando al mundo algo de esa comprensión. Y desde el mundo siempre respondiendo con el silencio. Esa es mi trayectoria intelectual.

– Existen dos caminos del trabajo intelectual, unos que buscan ocupar puestos educativos o culturales y similares, y al mismo tiempo, dedicándose a pensar e investigar, otros, que encuentran un oficio o profesión, y al mismo tiempo pensar-analizar-buscar-crear-investigar. Parecen que son dos trayectorias similares, pero no son. Ni en los métodos, ni en los éxitos, ni en los fracasos.

La primera, al menos, si las personas no encuentran alguna concepción innovadora y verdadera, se sentirán en equilibrio consigo mismos, al menos, tendrán su puesto de trabajo en la enseñanza o en la cultura. Los segundos, toda la vida, habrán tenido un trabajo muy inferior a su formación y sus posibilidades, y encima han fracasado en su trabajo intelectual de análisis o de investigación o de descubrimiento… ¿Dónde está usted? ¡Ahora ya con tantos años sobre los ojos, reconozco que el mejor es el primero…!

– Se te abre una pequeña esperanza, que alguien, individuo o colectivo, reconozca en algo tu trabajo, y estás esperando casi como un niño, que te abran alguna puerta de aceptación de tu construcción y edificio intelectual y cultural que has ido haciendo y deshaciendo durante décadas. ¿Pero qué sucederá? ¡Cómo siempre será volver al silencio…!

– Miras atrás y hacia atrás, y te vienen sin quererlo, cuántas veces y cuántos seres te han engañado y mentido a lo largo del tiempo…

– Todos dicen saber lo que significa no, o lo que significa sí, la definición, de positivo o de negativo, de afirmación o de negación. Pero yo a y en la aplicación no estoy muy seguro de ello. No sé muy bien al negar algo cuánto negamos de esa realidad, y al afirmar lo mismo. Cuanto no tiene un si dentro, cuánto si tiene un no dentro. Creo que aquí existe un camino muy largo de investigación y descubrimiento.

– Dicen que ese ser no hace filosofía académica, si ese ser, todo o casi todo en él o en ella es filosofía, aunque no quiera indicarlo, todo en esa persona es filosofía, todo lo que toca se convierte en filosofía. Todo es buscar lo esencial, desvelar algo de lo esencial, lo esencial que todavía la ciencia no ha descubierto. Intentar percibir y expresar lo esencial…

– El cristianismo y la filosofía del cristianismo es la sal del mundo. A menos cristianismo en el mundo, más sufrimiento en el mundo y menos derechos y dignidad teórica y práctica, teórica y en la realidad de y para los humanos. Usted sea ateo o agnóstico o teísta en otra religión, debería reconocerlo.

– Al indicar “dar a Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César”, esa filosofía lleva implícita la ilustración y el desarrollo de todos los saberes autónomamente, la separación de los poderes políticos y religiosos aunque tengan puentes de entendimiento, el respeto al orden secular y al orden sagrado…

Aquella tarde-noche, cuándo la luz clarifica la realidad a medias, la no-luz-noche todavía no se ha apoderado de los objetos, el de Portoplano se hacia preguntas, porque su oficio era regalar preguntas, está usted dispuesto a soportar algunas de ellas, cuántas sería capaz de soportar, de llevar sobre sus espaldas…

No hay comentarios

Dejar respuesta